menu
search
Santa Fe pobreza | Santa Fe |

Pobreza en el Gran Santa Fe: casi el 60% son menores de 30 años

Un informe local reveló que en el Gran Santa Fe la tasa de pobreza durante el segundo trimestre de 2021 llegó al 53,8% y la de indigencia al 12,9%. En este contexto, se analizaron edades, géneros, ocupaciones y nivel de estudios, para determinar quiénes son los santafesinos que quedaron bajo la línea de pobreza.

El 2021 cierra con números preocupantes para el Gran Santa Fe, según un informe del Observatorio Social y Económico Integrar, que analiza la Encuesta Permanente de Hogares (EPH) del Indec. El estudio local indica que, mientras en el primer trimestre del año la tasa de pobreza era del 47,1%, en el segundo trimestre ese porcentaje creció siete puntos y alcanzó el 53,8%. El promedio entre ambos trimestres ronda el 50%, la cifra informada por el organismo nacional sobre este conglomerado, el tercero más pobre del país, solo superado por Resistencia (51,9%), y Concordia (56,1%).

El análisis de los datos locales arroja que ese 54% de pobres está conformado por 289.509 personas, de las cuales un 51,4% son mujeres y un 48,6% son hombres. En tanto, un 12,9% está en situación de indigencia: son 69.691 santafesinos cuyos ingresos no son suficientes para cubrir la canasta alimentaria. Estos datos denotan la urgencia de la necesidad de políticas concretas para revertir esta situación en la que más del 30% son niños y el 50% de los adultos posee un nivel de educación nula o básica.

Embed

Para comprender las características de las personas detrás de esos datos, Integrar realizó una "radiografía" de la pobreza en el Gran Santa Fe, donde se cotejaron datos relacionados a edades, géneros, ocupaciones y nivel de estudios. En el documento se concluyó que, respecto de las edades, un 31,8% son niños de entre 0 a 14 años, otro 26,7% son jóvenes de entre 15 a 29 años, un 37,7% son adultos de entre 30 a 64 años y el 3,8% son adultos mayores.

Además, analizando la evolución de la tasa de pobreza en relación al total poblacional (pobres y no pobres) por género y edad, en el informe se observa que el aumento en la tasa de pobreza fue levemente superior en la población de entre 0 a 13 años en comparación con los otros grupos etarios.

Embed

Cómo influye la pobreza en la educación de los santafesinos

Dentro del grupo de las personas que se encuentran por debajo de la línea de la pobreza, un 42,2% tiene la primaria completa o incompleta. Si a esto se suma el 6,8% de personas sin instrucción, se concluye que casi un 50% de las personas mayores a 18 años tiene un nivel de escolaridad nulo o básico (primario completo o incompleto). Otro 45,9% posee secundaria incompleta o completa.

Leer más ► Una familia necesitó más de $70.500 de ingresos en septiembre para no ser pobre

Con respecto al nivel educativo, el informe indicó que "se observa que los aumentos en la pobreza son motorizados principalmente por aquellos sectores con bajo nivel educativo, sobre todo en aquellas personas con primaria incompleta. No obstante, también influye el aumento de la pobreza en la población con secundaria completa y superior incompleta".

Embed

Empleo y pobreza

Vale aclarar que cuando se atraviesa una situación de crisis económica y la pobreza representa más de la mitad de la población, su composición se vuelve mucho más heterogénea. Es decir, abarca distintos segmentos de la población que el sentido común no asocia directamente con la noción de pobreza, alcanzando, incluso, a personas que aunque trabajen sus ingresos se ubican por debajo de la línea de pobreza. En este sentido, el deterioro de los ingresos de la sociedad resulta ser un factor importante.

El informe indica que el 41% de los ocupados se encuentran bajo la línea de la pobreza, implicando un aumento del 5,5% respecto del trimestre anterior. Suman un total de 52.247 personas, donde 24.226 son trabajadores registrados. Esto significa que un 46,4% de los ocupados en relación de dependencia son pobres y a pesar de ser trabajadores formalmente registrados, no pueden acceder al umbral mínimo de bienes y servicios considerados necesarios para no ser pobre. El resto, 53,6%, son empleados u obreros informales.

Embed

Entre el primer trimestre y el segundo del 2021, la pobreza en los trabajadores registrados se incrementó un 14,3%, y pasó de representar el 19,8% de los empleados registrados, al 22,6%. En el caso de los empleados no registrados, la pobreza disminuyó un 3,9%, aunque aún conservó valores altos. En el análisis por rubros, el 73,1% de los ocupados en la construcción se encuentran bajo la línea de la pobreza, en hotelería y gastronomía esta condición alcanza al 69,2% de los ocupados, en el servicio doméstico al 60,5%, en la industria manufacturera al 56,6%, en el comercio al 48,8% y en el transporte, almacenamiento y comunicación al 37,0%.

Leer más ► La mirada barrial sobre el aumento de la pobreza e indigencia en Santa Fe: "Es realmente alarmante"

"Con respecto a los ocupados, se destaca el aumento de la pobreza en los trabajadores por cuenta propia y en los empleados registrados. Si consideramos las ramas de actividad con mayor proporción de ocupados bajo la línea de la pobreza resalta la construcción, la gastronomía y hotelería, el servicio doméstico, la industria y el comercio", mostró el estudio.

Embed

Además, desde el observatorio indican que las personas inactivas representan el 48,5% de la población pobre mayor a 14 años, y suman un total de 128.196 personas. Estos se componen -mayoritariamente- en un 15,1% por jubilados y pensionados, en un 58,2% por estudiantes y en un 19,4% por amas de casa. "Dentro de los inactivos, todas las categorías aumentaron su población bajo la línea de la pobreza, no obstante, se destaca el aumento en las amas de casa y en los jubilados", indicó el informe.

La categoría de inactivos en la que se registraron los mayores incrementos de la pobreza es en las amas de casa. Estas incrementan su población bajo la línea de la pobreza en un 36,2%, pasando de representar el 61,3% al 83,5%.

En cuanto a los estudiantes, según el informe 7 de cada 10 se encuentran bajo la línea de la pobreza en el gran Santa Fe y este número creció un 10,9% en el último trimestre.