lunes 29 de noviembre de 2021
Santa Fe Concejo de Santa Fe | Elecciones |

El mapa del Concejo que obliga a consensuar y anticipa la pelea del 2023 por la intendencia

Juntos por el Cambio ganó la categoría, pero el Frente Progresista continúa ostentando la primera mayoría dentro del cuerpo con seis representantes. El peronismo, de mala elección, tiene el desafío de realizar una construcción más colectiva. Sorpresa por el volumen de votos de los outsiders.

Los resultados de las elecciones en la ciudad de Santa Fe reconfiguran el tablero del Concejo Municipal y abren un nuevo escenario de cara al 2023. La composición del cuerpo a partir de diciembre reflejará tres espacios políticos “tradicionales” como Juntos por el Cambio, Frente Progresista y Peronismo junto a otros tres más jóvenes como Barrio 88 y las dos sorpresas e (¿interrogantes?) del domingo: el activista callejero Saúl Perman y el cantante de música tropical, Juan José Piedrabuena. En ambos casos sumaron más electores de los previstos hasta por los propios candidatos.

Los resultados arrojan distintas realidades, todas válidas, desde el lugar que se interpreten los números. Bajo la figura de la radical Adriana Molina, Juntos por el Cambio, fue el espacio más votado: obtuvo 60 mil votos y sumó más de 11000 respecto a las Paso. A su vez, logró sostener las tres bancas que ponía en juego y suma cinco en total, una menos que el espacio mayoritario del Frente Progresista Cívico y Social. De cara al 2023, Cambiemos aprovechó el envión nacional y se reposicionó en la ciudad con serias chances de disputar la intendencia.

Embed

Laura Mondino, candidata del intendente Emilio Jatón, cumplió en parte el objetivo. Otra vez, depende cómo se lo mire. Antes de la Paso la misión era sostener los tres ediles que ponía en juego, pero después el escenario se reconfiguró y mutó a sumar la máxima cantidad de voluntades. Al primero no llegó, aseguró dos bancas únicamente, pero también es real que fue la dirigente que más creció de septiembre hasta ayer sumando más de 23000 votos. A su vez, permite al progresismo contar con seis ediles y ser el más representado. Las definiciones y las alianzas a nivel provincial más la marcha de la gestión local en la post pandemia definirán los nombres para disputar la intendencia.

Embed

En el Peronismo capitalino el escenario se divide entre la dificultad y la oportunidad. La candidata oficialista, Jorgelina Mudallel no solo que no creció sino que restó. Únicamente logró retener una banca y queda con tres escaneos. De los 40000 votos de las Paso el PJ bajó a poco más de 33000. La joven dirigente recorrió los barrios de Santa Fe contando la necesidad de apoyar las políticas de la gestión de Omar Perotti, pero no alcanzó más que para ganar una sola seccional. "Parece que jugamos para el intendente", dicen en estricto off de récord apuntando derrotas en lugares donde el justicialismo debería ser más fuerte. Desde anoche que se escuchan voces críticas y muchos apuntan a la necesidad de ampliar la “unidad en la diversidad”. Muchos ven en la derrota la oportunidad propicia para "construir" de otra forma y con más protagonistas.

Embed

Los sorpresivos resultados electorales que obtuvieron los outsiders de la política como Saul Perman y Juan José Piedrabuena también explican en parte la derrota del peronismo. Disputaron el voto y le ganaron territorio. En ningún cálculo figuraba que el activista social pudiera obtener casi 20000 votos y el cantante tropical casi 18000. Con distintas estrategias y pocos recursos, ambos lograron imponer una agenda nueva, sin embargo, nadie sabe todavía si logrará plasmarse en propuestas concretas.

El respaldo popular para ambos fue tan grande como la responsabilidad que tendrán a partir de ahora. Ya no solo son un activista social y un cantante, son dirigentes. La política tradicional los subestimó y ahora deberá articular con ellos las políticas públicas de los santafesinos. El juego está abierto y recién comienza.

Dejá tu comentario