domingo 26 de septiembre de 2021
Santa Fe San Justo |

Colonia Dolores: cruces entre la comunidad mocoví y un productor por la posesión de terrenos

Las autoridades del pueblo mocoví denunciaron que las tierras fueron usurpadas y el caso terminó en tribunales en donde un juez determinó que no existía ningún conflicto penal. El presidente comunal anticipó que pedirá intervención del Estado provincial.

Un conflicto judicial atraviesa actualmente a la comuna de Colonia Dolores, la comunidad mocoví ubicada en la parte norte del departamento San Justo, a 160 kilómetros de la ciudad de Santa Fe. Es que el presidente comunal, Lucas Román, denunció penalmente a un productor hortícola que desde 16 años ocupa tres lotes ubicados en el pueblo.

La demanda fue presentada en el destacamento policial N°6 de la comuna y posteriormente fue remitida al fiscal del departamento San Justo, Guillermo Persello, quien tras tomar conocimiento inició una causa que derivó en el tratamiento del caso en una audiencia en los tribunales de Santa Fe.

En dicha audiencia, que se llevó a cabo el pasado 6 de julio, el presidente comunal junto con Persello solicitaron el desalojo de la parcela de tierra, mientras que la defensa del productor agropecuario, a cargo de Gonzalo Torcoli, aclaró que no hubo ninguna usurpación de los terrenos, sino que todo se dio de manera legal y autorizado, en 2005, por la anterior presidenta comunal que tenía el pueblo.

Colonia Dolores terreno 1.jpg
Desde la Comuna sostienen que las tierras pertenecen a los pueblos originarios.

Desde la Comuna sostienen que las tierras pertenecen a los pueblos originarios.

Al momento de resolver la situación, el juez Lazzarini desestimó que haya existido una usurpación por lo que instó a ambas partes a que diriman el conflicto por medio de otra vía. Como, por ejemplo, en el fuero civil.

Disconformes

La resolución no dejó del todo satisfechos a los integrantes de la Comuna, ya que consideraron que el reclamo es legítimo debido a que esas tierras le pertenecen a la comunidad cuyos pobladores (unos 740 habitantes) tienen descendencia del pueblo Mocoví. “Para nosotros están tomados de manera ilegal por gente que no es del pueblo”, dijo al respecto a Aire Digital, el presidente comunal Lucas Roman.

“Esos terrenos fueron tomados en 2005 y con el compromiso, en su momento, para que sean devueltos”, agregó el mandatario y aclaró que entre los proyectos que la Comuna busca llevar a cabo está un plan de viviendas para parte de la población que reside en el pueblo. “Tenemos familias aglomeradas y numerosas en una casa de dimensiones lamentables. Por eso nosotros necesitamos esos terrenos para darle una mejor calidad de vida a los habitantes de Colonia Dolores”, aclaró Román.

“Para nosotros están tomados de manera ilegal por gente que no es del pueblo”, dijo Román “Para nosotros están tomados de manera ilegal por gente que no es del pueblo”, dijo Román

“Nosotros pedimos intervención a Pueblos Originarios y además creo que estos días voy a tener una reunión con gente del Instituto Provincial de Aborígenes de Santa Fe (Ipas) y de organismos de Derechos Humanos", concluyó el mandatario.

Defensa y posesión

Desde la otra vereda, Torcoli, el abogado que asiste al productor agropecuario que actualmente explota los terrenos, explicó otro punto de vista sobre el conflicto generado a raíz de la denuncia presentada por la Comuna.

Según el letrado, su defendido nunca usurpó los lotes, sino que los ocupó bajo la autorización de la presidente comunal que se encontraba al frente de la Comuna en 2005. “La presidenta comunal en ese entonces, la señora Salteño le indicó tres terrenos para que trabaje y así fue que este hombre los trabajó e intentó contactarse con los propietarios, de Llambi Campbel, pero están todos muertos por lo que no pudo regularizar la cuestión de títulos”, sostuvo Torcoli.

“Ahora me parece a mí, que, si bien requerir la devolución de los terrenos pueden tener algún asidero, en el punto de vista que ancestralmente pertenecieron a la comunidad aborigen, pero la realidad es que nos tenemos que regir por un pacto social que me parece que es más importante y más amplio que es la constitución nacional y fue así como entendió el juez”, destacó el abogado del productor.

En esa línea, Torcoli sostuvo que el conflicto debe resolverse por otros canales que no sean los judiciales. ¿Cuáles serían esos medios?, preguntó este medio a lo que el abogado señaló que “es una cuestión política y como toda cuestión de esa índole debe resolverse de esa manera”.

“El señor Bastía no tiene interés en obtener las escrituras, es un hombre ya mayor y su intensión, por lo que me manifestó, es que una vez que se jubile el desocuparía los terrenos y los pondría a disposición de la Comuna”, concluyó el abogado.

Temas