lunes 6 de julio de 2020
Santa Fe | Coronavirus | cuarentena | Aire Digital

Asombro y tristeza por el cierre de La Chacha, la histórica casa de comidas de Candioti Sur

La casa de comidas con más de 50 años de historia bajó sus persianas. Los vecinos manifestaron su sorpresa por la noticia. El local abrió sus puertas por última vez el 20 de marzo.

El cierre de la histórica casa de comidas La Chacha de Candioti Sur sorprendió a todos los santafesinos que en alguna oportunidad tuvieron la posibilidad de degustar sus productos. La rotisería era un negocio netamente familiar que estaba en manos de la hija del fundador y que muchos vecinos del barrio hoy extrañan.

El pasado 20 de marzo fue la última vez que la cocina del local abrió. Pocos creerían que luego de más de tres meses y como consecuencia de la pandemia La Chacha no volvería a abrir sus puertas. El hecho de que de la rotisería no retomara su actividad ni siquiera para prestar servicio de delivery no pasó desapercibido por los vecinos, que al recibir la noticia del cierre del local no dudan en demostrar su asombro y decepción.

La Chacha
El cierre de la histórica casa de comidas La Chacha de Candioti Sur sorprendió a todos los santafesinos que en alguna oportunidad tuvieron la posibilidad de degustar sus productos.

El cierre de la histórica casa de comidas La Chacha de Candioti Sur sorprendió a todos los santafesinos que en alguna oportunidad tuvieron la posibilidad de degustar sus productos.

“La verdad me sorprende, porque hace más de 50 años que conozco el local”, aseguró a Aire Digital Ethel Armando, una vecina que vive hace más de 30 años sobre Marcial Candioti casi en frente del negocio que permanece con sus ventanas cubiertas.

Leer más ► Preocupación por los 6.000 puestos de trabajo del rubro hotelero gastronómico de Santa Fe

La falta de certeza en conjunto con las restricciones que devinieron como consecuencia de la pandemia son los factores que colaboraron al desconocimiento. “Yo no me había dado cuenta, pensé que no abría por la cuarentena”, agrega Ethel.

Lejos y hace tiempo Ethel recuerda que la primer sucursal de la casa de comidas se ubicaba en Bulevar y Necochea, en donde hoy se instala una entidad bancaria. “Acá venían de todos los puntos de la ciudad, tengo amigas que son del sur y vienen hasta acá”, destaca la mujer en relación a la demanda que tenía el local.

Edgardo González, nació, creció y tras 75 años mantiene su local que se ubica a menos de 50 metros de La Chacha sobre Ituzaingó.

En los últimos tiempos Edgardo se convirtió en testigo involuntario de los cierres de dos locales icónicos de la cuadra, primero la librería que se instalaba sobre la ochava oeste de Marcial Candioti e Ituzaingó. La sorpresa llega primero para luego dar paso a la tristeza.

Vecino La Chacha
  Edgardo González, nació, creció y tras 75 años mantiene su local que se ubica a menos de 50 metros de La Chacha sobre Ituzaingó.

Edgardo González, nació, creció y tras 75 años mantiene su local que se ubica a menos de 50 metros de La Chacha sobre Ituzaingó.

“Era un negocio que andaba muy bien, por lo menos tiene más de 40 años”, destaca Edgardo. El movimiento de gente, las luces y los olores son aspectos que La Chacha brindaba a la zona y que Edgardo afirma “eran propios del barrio”.

Leer más► El gobierno de Santa Fe recibió más de 3.000 solicitudes de ayuda económica de parte de comercios

“Era la cocina de mi casa”, describe Patricia Micalone en relación al local gastronómico que se ubica a escaso metros de su vivienda.

Esta vecina vive en el barrio desde siempre y no duda en describir el negocio como “exitoso”. “Después de la cuarentena ni durante abrieron y eso nos llamó la atención. Suponemos que tomaron la decisión de dejar el negocio”, cuenta sobre los propietarios.

Vecina La Chacha
“Era la cocina de mi casa”, describe Patricia Micalone en relación al local gastronómico que se ubica a escaso metros de su vivienda.

“Era la cocina de mi casa”, describe Patricia Micalone en relación al local gastronómico que se ubica a escaso metros de su vivienda.

Patricia coincide en que la comunidad extrañará todo lo que La Chacha generaba en las calles del barrio, desde su gente hasta el movimiento que generaba.

Todos los testigos de este desafortunado cierre coincidieron en que los pollos y las empanadas de La Chacha no van a ser fáciles de reemplazar.

Este jueves se llevó a cabo una segunda audiencia en la Secretaria de Trabajo de la cual participaron los 12 empleados que hasta el 20 de marzo desempeñaban sus tareas en el local de Marcial Candioti 3300.

Juan Manuel Pusineri, Secretario de Trabajo, confirmó que los empleados fueron notificados de manera informal sobre el cierre del local. Ante este contexto, el gremio de gastronómicos intercedió y realizó la denuncia a partir de la cual se decidió citar a una audiencia.

"Los propietarios argumentan que no tienen posibilidades de abrir", afirmó el secretario de Trabajo.

Ante la falta de respuestas de parte de los dueños, los 12 empleados llevarán adelante el reclamo judicial por el pago de sus indemnizaciones.

"Los dueños ratificaron el cierre y los trabajadores optaron por seguir el reclamo a través de la vía judicial", confirmó Pusineri al mismo tiempo qeu destacó que en este caso y por estar cerrado el local, la cartera que integra cuenta con escaso margen para intervenir.

Dejá tu comentario