domingo 24 de enero de 2021
Salud | Santa Fe | Coronavirus |

Rubén Michlig: "Hay que discutir cómo seguimos en los próximos 14 días"

El ministro de Gestión Pública habló de cómo será el día después de las medidas de restricción que se aplican en Santa Fe y Santo Tomé para detener la curva de coronavirus.

La nueva realidad que impone el coronavirus en Santa Fe obliga a las autoridades provinciales a revisar cómo será el día después de las restricciones que se aplicaron recientemente para la capital santafesina y la ciudad de Santo Tomé. Los principales funcionarios de la Casa Gris ya advierten que la vuelta a la normalidad no será tal y que estos días servirán para diseñar un esquema de protocolos y horarios para permitir reanudar las actividades parcialmente.

"Acá hay que discutir como seguimos en los próximos 14 días", dijo este lunes el ministro de Gestión Pública, Rubén Michlig, al evaluar cómo funcionó el fin de semana la puesta en marcha de las nuevas medidas de control y restricción.

peatonal 2.jpg
El sábado por la mañana, los comercios de la peatonal abrieron y debió intervenir la policía y el municipio

El sábado por la mañana, los comercios de la peatonal abrieron y debió intervenir la policía y el municipio

Protocolos

Para el funcionario, el tema central será el diseño de protocolos específicos para evitar la circulación de personas, una vez que se restablezca la actividad comercial. Señaló, como alternativa, la definición de diferentes horarios para la atención al público en los comercios, establecido por rubros, para evitar aglomeraciones.

Leer más ► Coronavirus: Santa Fe superó por primera vez la cifra diaria de contagios de Caba

"Es un plan de convivencia, como dijo el gobernador", expresó el funcionario, quien indicó que el Centro Comercial ya acercó una propuesta para poner en marcha la actividad luego de este período.

En una entrevista con el programa Creo que conduce José Curiotto en la primera mañana de Aire de Santa Fe, Michlig dijo comprender el malestar de algunos comerciantes pero aclaró que los expertos recomendaban específicamente suspender ciertas actividades en la ciudad de Santa Fe y también en Santo Tomé.

"Me parece que es válido el malestar, lo sentimos nosotros. Además el Estado vive de los impuestos de todos. Generar restricciones no genera un beneficio para nadie salvo en materia sanitaria", reconoció.

Michlig consideró necesario "afrontar esas críticas, ese malestar y compensar con medidas de otro orden que pondremos en comunicación esta semana misma". Mencionó, entre ellas, el restablecimiento de la ayuda económica a gimnasios, que se mantendrá durante todo este mes; y el acceso a créditos para todas las actividades que habían tenido restricción con tasa cero y plazos de gracia a través del Banco de Santa Fe, a fin de que los comercios puedan sostenerse en este tiempo y en los próximos meses.

Leer más ► Coronavirus en Santa Fe: la provincia reportó 1.055 nuevos casos, 76 en la ciudad capital

Equilibrio

El objetivo del gobierno es encontrar un equilibrio en plena pandemia, luego de observar dos realidades diametralmente opuestas en el inicio de la cuarentena (durante marzo y abril) y el relajamiento absoluto en las medidas (entre julio y agosto). "Tuvimos un excelente acatamiento de las medidas en los primeros meses, después la sociedad tuvo una actividad excesiva con comportamiento social desmedido", detalló Michlig.

Para el funcionario, ahora viene un "desafío importante para seguir" y remarcó: "Esto no termina en 14 días, este esfuerzo es para torcer la curva y amesetar para que el sistema sanitario siga respondiendo y no se ponga en riesgo como sucedió en el sur provincial, donde está al límite".

Dejá tu comentario