lunes 6 de abril de 2020
Salud |

En el primer Día Nacional del Síndrome de Asperger, conocé la historia del pequeño Sheridan

La fecha se celebra desde el 2007 pero este año se conmemora también el Día Nacional. La historia de Sheridan, un niño argentino con el trastorno neurobiológico, se hizo conocida luego de que su madre ventilara los chats de los padres de sus compañeros del colegio que festejaron cuando al niño lo cambiaron de división.

El Día Internacional del Síndrome de Asperger se conmemora desde el 18 de febrero de 2007, aunque el Día Nacional tiene lugar por primera vez este año, luego de que el Congreso sancionara la Ley 27.517 el 28 de agosto del año pasado. Se trata de un trastorno neurobiológico que provoca características mentales y conductas que forman parte de los trastornos del espectro autista.

Sheridan tiene actualmente 12 años y está por comenzar el primer año de la Escuela Secundaria en Buenos Aires, pero cuando comenzaron los conflictos en su colegio iba tan sólo en primer grado. Tras transcurrir el primer año y con el diagnóstico de su comportamiento, las autoridades de la escuela decidieron cambiarlo de división. Es así como se reunió con sus compañeros de la división C y se hizo varios amigos, un paso importante en su desarrollo ya que le costaba formar vínculos.

Mensajes de madres 1.jpg

Un día de clases normal en su cuarto grado, los demás compañeritos molestaron a uno de sus amigos, por lo que Sheridan lo defendió. Como el día anterior había llovido, en la tierra se habían formado cascotes de barro que Sheridan tomó y arrojó a uno de sus compañeros. Al día siguiente, la mamá del niño -Paola- fue notificada de la sanción por lo que el chico fue suspendido durante dos días.

A las pocas horas de que le informaran la sanción, una de las madres del curso se comunicó con Paola para contarle que las otras madres festejaban la noticia en el grupo de WhatsApp. "Un alivio para los nuestros"; "Al fin una buenísima noticia. Era hora de que se hicieran valer los derechos del niño para 35 y no para uno solo"; "Qué bueno para los chicos, que puedan trabajar y estar tranquilos"; "Ojalá sea una buena noticia para ese nene y una buena noticia para todos los que peleamos para que nuestros hijos tengan una primaria como se merecen". Esos fueron algunos de los mensajes que las madres escribieron.

Mensajes de madres.jpg

Desde el colegio, también decidieron cambiar nuevamente a Sheridan de división. Esta vez, el niño fue trasladado del curso C al B y de esta manera fue separado de sus amigos. "Yo nunca justifiqué a mi hijo porque lo que el hizo estuvo mal", dijo la mamá en diálogo con Aire de Santa Fe. "Pero me sentí muy mal cuando lo sancionaron solamente a el y no a los demás que molestaban a su amigo", aseguró.

En Argentina se habla y se conoce poco del Asperger En Argentina se habla y se conoce poco del Asperger

A Paola también le molestó el festejo de las madres de los demás niños. "Para ellos que me hijo estuviera en el curso era vulnerar los derechos de los 35 chicos restantes", contó. "Hasta hicieron una denuncia que luego fue desestimada cuando indagaron de lo que se trataba", dijo.

Mensajes de madres 2.jpg

En relación a las decisiones de la escuela, Paola sostuvo que el accionar no fue equitativo. "Cuando pregunté qué sanción le habían impuesto a los demás niños que se portaron mal, me dijeron que ninguna porque no llegó a ser una agresión física como que causó mi hijo", recordó, y opinó que eso le "molestó muchísimo" porque "legitimaron los insultos verbales".

Durante toda la semana siguiente, Sheridan no quiso ir a la escuela porque no conocía a ninguno de su compañeros. Finalmente regresó y continuó sus clases.

Es llamativo lo que sucede porque no son pocos los niños que tienen el síndrome: se trata de una persona cada 65 Es llamativo lo que sucede porque no son pocos los niños que tienen el síndrome: se trata de una persona cada 65

Leer más ► Cómo será el cálculo para aumentar las multas en la ciudad: manejar alcoholizado podría costar hasta $91.400

"La directora de aquel entonces actuó mal y la que siguió no supo cómo llevar la cuestión. Luego asumió una ex maestra de tercer grado de Sheridan que vio su crecimiento y siempre entendió y defendió al niño durante su gestión", informó la mamá.

Paola sostuvo que la situación que vivieron con su hijo fue "triste" pero sirvió para visibilizar el problema de desconocimiento sobre el síndrome. "En Argentina se habla y se conoce poco del Asperger", indicó. "Es llamativo lo que sucede porque no son pocos los niños que tienen el síndrome: se trata de una persona cada 65", observó.

Dejá tu comentario