viernes 18 de septiembre de 2020
Salud | Coronavirus | Salud | Santa Fe

Caso fatal de Coronavirus: denuncian que tardaron cinco días en asistirlo y que cuando fueron el termómetro no funcionaba

La hermana del joven de 31 años de barrio El Pozo fallecido este domingo a causa del coronavirus contó por Aire de Santa Fe el calvario que vivieron desde que comenzaron los síntomas del paciente. La familia trabaja para reunir los fondos y comprar el cajón fúnebre.

Este domingo por la mañana Aire de Santa Fe informaba sobre una nueva muerte como consecuencia del coronavirus en el hospital José María Cullen. Un joven de 31 años murió en las primeras horas de la mañana tras descompensarse. El paciente, que presentaba sobrepeso como patología previa, había sido derivado el martes pasado luego de atravesar cinco días con altas temperaturas e intentando contactarse con los servicios de salud que brinda el Estado para los casos sospechosos de coronavirus.

"Le pido a la gente que se concientice porque uno no cree en estas cosas hasta que le llega, y este virus se llevo a mi hermano de 31 años. Era una persona joven, por favor a la gente que se concientice, no es una joda esto".

En diálogo exclusivo con Aire de Santa Fe, Fernanda, hermana del joven oriundo de barrio El Pozo, relató la odisea que atravesaron junto a su familia para que su hermano fuera asistido.

"Estamos todos muy dolidos, es algo que no esperábamos pero bueno, nos tocó",manifestó la entrevistada. Desde el momento en que se dio a conocer la pérdida del joven, las repercusiones no tardaron en llegar a Aire de Santa Fe, y entre los mensajes destacaron aquellos en los que se denunciaba la falta de asistencia de parte del sistema de salud .

Leer más ► Coronavirus en Santa Fe: falleció un joven de unos 25 años de barrio El Pozo

"Él empezó con síntomas el jueves de la semana anterior", relató Fernanda. "Ya había levantado temperatura, estaba con mucho dolor en el cuerpo, no se podía mover", contó la joven. Desde ese momento empezó el derrotero: al contactarse con el servicio del 107 los derivaban al 0800, con el que nunca pudieron comunicarse dado que las líneas estaban colapsadas.

"El termómetro les daba 36° cuando era evidente que estaba con temperatura. Cuando mi cuñada les ofrece su termómetro corroboran que tenía 38.5° y deciden trasladarlo al Cullen"

Tras atravesar cuatro días con síntomas, el joven fue hisopado el lunes. "En ese momento tenía fiebre, lo medicaron y aseguraron que estarían comunicados, pero nunca lo llamaron", contó la familiar.

El cuadro del hombre de 31 años se vio agravado dado que presentaba un cuadro de obesidad. Sin embargo, y a pesar de que este diagnóstico es considerado una comorbilidad, el paciente no fue trasladado por el sistema de salud.

El martes, cuando lograron acudieran a atenderlo, el termómetro no funcionaba. "A la gente del 107 el termómetro les daba 36° cuando era evidente que estaba con temperatura. Cuando mi cuñada les ofrece su termómetro, corroboran que tenía 38.5° y deciden trasladarlo al Cullen",contó con resignación la mujer.

"El martes no podía más de los dolores y ahí recién lo fueron a buscar para internarlo. Uno no esperaba esto, pero hoy a las 7 de la mañana nos comunicaron el fallecimiento de mi hermano", agregó Fernanda.

Las primeras versiones aseguraban que el joven había estado internado en una clínica privada de la ciudad, la familia desmintió esto y aseguró que el paciente permaneció en su domicilio antes de ser trasladado al Cullen.

Leer más ► Coronavirus en Santa Fe: la provincia reportó 1.055 nuevos casos, 76 en la ciudad capital

Colecta

A pesar del dolor que significa la pérdida de un ser querido la familia está trabajando a contrarreloj para recaudar los fondos que le permitan adquirir un cajón fúnebre cuyo costo asciende a los 80 mil pesos. "Estamos haciendo una colecta. Mi hermano era una persona grande y no cabe en los cajones comunes. Todavía no cubrimos el monto, y acá estamos a la espera de poder solucionar todo esto", manifestó la hermana.

Con la voz entrecortada, Fernanda agradeció a los médicos del Cullen por la asistencia que brindaron en todo momento. "Los médicos de la sala de covid del Cullen no tenemos palabras, porque se portaron muy bien", aseguró.

Haciendo un llamado a la sociedad, la mujer pidió a los santafesinos que tomen conciencia sobre la situación que se está viviendo en el marco de la pandemia del coronavirus. "Le pido a la gente que se concientice porque uno no cree en estas cosas hasta que le llega, y este virus se llevo a mi hermano de 31 años. Era una persona joven, por favor a la gente que se concientice, no es una joda esto", cerró Fernanda.

El joven será trasladado mañana hacia las instalaciones del Cementerio Municipal.