Pescado, nueces, chocolate y avena, entre los alimentos que protegen al cerebro del Alzheimer

Alzheimer

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), a nivel mundial una de cada diez personas mayores de 65 años padece esta enfermedad. Una dieta equilibrada puede ayudar a prevenirla.


Redacción Aire Digital

Pescado azul, nueces, chocolate, brócoli, avena y banana son alimentos que protegen al cerebro contra el Alzheimer, una enfermedad neurodegenerativa que afecta a más de 300.000 argentinos, informaron hoy fuentes sanitarias con motivo del día mundial de esa patología, que se conmemora cada 21 de septiembre.

“Aunque las principales causas del Alzheimer son la edad y la genética, existen otros factores de riesgo como el tabaquismo, la depresión, la hipertensión, la diabetes, el sedentarismo y la obesidad durante la vida adulta”, explicó a Télam la nutricionista Liliana Grimberg.

Alzheimer: a nivel mundial, cada tres segundos se detecta un nuevo paciente

Florencia Vallejos, integrante del departamento de Neuropsiquiatría del Instituto de Neurología Cognitiva (INECO), explica en esta fecha las particularidades de la enfermedad y por qué es tan importante tenerla presente. Redacción Aire Digital Actualmente, en Argentina más de 500.000 personas tienen demencia.


Grimberg, coordinadora del área de Nutrición del Centro Terapéutico Máximo Ravenna, indicó que existen varios alimentos que “ayudan a proteger el cerebro”.

Atún, sardina, bonito, salmón y anchoas son tipos de pescado azul que contienen grasas poliinsaturadas esenciales para las funciones neuronales, mientras que las nueces mejoran las capacidades de aprender y los trastornos de humor”, afirmó la especialista.

En cuanto al chocolate, “favorece la producción de endorfinas, sustancias del cerebro que te hacen sentir bien, liberan el estrés y activan el ánimo. Además, el cacao disminuye la formación de radicales libres, que causan cáncer y envejecimiento prematuro”, detalló.

alzheimer

Foto: Freepik

“El brócoli también es protector, ya que es una verdura antioxidante y beneficiosa para la memoria, al igual que la avena, que tiene vitamina B1, y la banana, que tiene vitamina B6, que interviene en la síntesis de la dopamina, un neurotransmisor que influye en la memoria y el buen humor”, aseguró.

El Alzheimer, una enfermedad en expansión

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), una de cada diez personas mayores de 65 años padece Alzheimer en el mundo, principal causa de demencia.

Comprende problemas de memoria, lenguaje, atención o razonamiento, que por su severidad impiden que una persona realice sus actividades cotidianas en forma independiente.

En el mundo, 1 de cada 10 personas mayores de 65 años sufre Alzheimer

“El Alzheimer afecta el cerebro, impidiendo el normal funcionamiento de las neuronas. Progresa lentamente y los síntomas van apareciendo o acentuándose a lo largo de los años, de hecho hay cambios microscópicos en el cerebro que empiezan a producirse hasta 15 o 20 años antes de la aparición de estos signos”, explicó la neuróloga María Alejandra Amengual, del Sanatorio de Los Arcos.

Según un reciente estudio del Centro Médico Suroeste de la Universidad de Texas, Estados Unidos, realizar ejercicios físicos varias veces a la semana “puede retardar el deterioro del cerebro en personas con alto riesgo de padecer Alzheimer”, otro factor que podría resultar “protector”.

La investigación, publicada esta semana en la revista Journal of Alzheimer’s Disease, encontró que hacer ejercicios protege áreas del cerebro relacionadas con la memoria en personas con acumulación de la proteína beta-amiloide, condición característica de la enfermedad.

“Un grupo de 70 participantes que realizó aeróbicos durante al menos media hora y cinco veces a la semana en un lapso de 12 meses presentó una disminución del 5 al 15% del volumen en su hipocampo, y por lo tanto de atrofia, menor a la de otro grupo que sólo realizó ejercicios de estiramiento”, señalaron los investigadores.

Sin embargo, aclararon que si bien el trabajo “debe ser replicado en un número mayor de pacientes, los resultados son alentadores”.

La hormona del ejercicio, una aliada contra la progresión del Alzheimer

Un estudio revela su poder para frenar el deterioro cognitivo y del aprendizaje en ratones.

Por su parte la psicóloga y neuropsicóloga Carolina Feldberg, investigadora del Conicet y directora del programa “Mental Fit” de Fundación Ineba, comentó que otro de los factores para proteger el cerebro son las actividades de ocio, que “se están estudiando y pueden ser una herramienta útil de prevención”.

“Actualmente existen alternativas limitadas de tratamiento farmacológico eficaces para la intervención médica de sujetos que experimenten este tipo de patologías. Es importante informarse sobre los síntomas tempranos y no creer que la demencia forma parte de un envejecimiento normal”, destacó Feldberg.

En esta nota se utilizó información de la agencia Télam

NOTICIAS DESTACADAS