martes 17 de mayo de 2022
Política | Justicia federal | Rosario | Horacio Rosatti

Rosario: muestra de unidad, reclamos varios y apoyo a los jueces y fiscales que deben investigar el narcotráfico

La Corte Suprema junto jueces federales de todo el país respaldaron a los magistrados y fiscales que llevan adelante investigaciones sobre narcotráfico. "Lo que quiere saber la gente es de qué lado está cada uno", sostuvo Horacio Rosatti.

Los integrantes de la Corte Suprema de Justicia de la Nación junto a jueces federales de todo el país respaldaron el accionar de los magistrados y fiscales que llevan adelante investigaciones y juzgamientos de organizaciones dedicadas al narcotráfico en Rosario y en todo el país. El lugar elegido para dar “el espaldarazo” fue la ciudad de Rosario “por la situación que atraviesa”. El encuentro se desarrolló en la Facultad de Derecho de la UNR que, al igual que su entorno urbano, este jueves amaneció blindada por un operativo de seguridad y tuvo al juez federal N°1 de Rosario Carlos Vera Barros como uno de sus principales organizadores.

La reunión en sí tuvo el objetivo de ser una “demostración de unidad” y respaldo a jueces y fiscales. También sirvió para reclamar “políticas de Estado perdurables en el tiempo” y “en consenso con los otros dos poderes del Estado”. Esta fue una idea-fuerza muy repetida: la necesidad de interacción entre los tres poderes del Estado y el compromiso de la sociedad. Cobertura de vacantes y la situación carcelaria fueron los reclamos más recurrentes. Quizás el mayor déficit del encuentro estuvo en la ausencia de autocrítica.

“Esto es un respaldo y abrazo a todos los jueces que cumplen con su deber –abrió diciendo Pablo Morán, juez en Formosa y presidente de la Asociación de Jueces Federales de la Argentina–. Hay que entender que muchos jueces enfrentan una soledad tremenda por la distancia y la falta de apoyo”.

Leer más ► Rosatti reclamó que se cubran las vacantes en la Justicia federal, que en Santa Fe superan el 30%

Le siguió el presidente de la Corte Suprema de la Nación, el santafesino Horacio Rosatti: “Para enfrentar al narcotráfico con eficacia hay que hablar de algo más. Hay que hablar de la necesaria decisión política para enfrentarlo, la existencia de un Estado cohesionado con recursos inteligentemente utilizados y una sociedad comprometida”.

Con respecto a la cohesión estatal, Rosatti llamó a hacerla de forma “horizontal” (entre los tres poderes) y “vertical” (Nación, provincias, CABA y municipios) y se refirió a la desarticulación institucional, que en realidad llamó “etapa de heterogeneidad funcional” en la que “tenemos, a nivel local, el sistema acusatorio en algunas provincias y no en otras; lo mismo a nivel federal; tenemos desdoblamiento jurisdiccional (entre narcomenudeo y crimen organizado) en algunas provincias y no en otras”.

Rosatti pidió rediseñar el mapa judicial

El titular de la Corte dedicó un párrafo para reclamar participación para “el rediseño del mapa judicial en función de la evolución del crimen organizado y para flexibilizar las estáticas estructuras tradicionales y permitir la continuidad del servicio de justicia sin las excusas burocráticas que irritan a la gente común”. También exigió la cobertura de las vacantes en cargos, que son responsabilidad del Consejo de la Magistratura, el Ejecutivo y el Legislativo. Abrió el paraguas: “Este encuentro no debe verse como una manifestación corporativa o autorreferencial; no estamos aquí para decir que todas las culpas son de los otros”. Y recordó que como presidente del Consejo de la Magistratura seguirá enfocado en este tema.

Reunion Corte Suprema en Rosario 2.jpg

“Lo que quiere saber la gente común es de qué lado está cada uno. Y esto nos involucra a todos. A los funcionarios públicos de los tres poderes y de todos los estamentos territoriales; y también, por supuesto, al resto de las organizaciones sociales. Este es el mensaje que queremos dar. Estamos del lado de la ley, de la defensa de la cultura del trabajo lícito, de la inclusión y de la convivencia pacífica. Para que se note. Para que se note quiénes están de este lado y para que se note también quiénes no lo están”, cerró.

Lorenzetti propone una DEA argentina

Acto seguido tomó el micrófono el juez de la Corte Ricardo Lorenzetti. En el programa estaba previsto que hable al cierre pero el rafaelino, hoy adversario interno de Rosatti, habló inmediatamente después. Dijo que el país lo que necesita es una política de Estado en materia de narcotráfico y se remontó al fallo de la Corte conocido como “Arriola”, del año 2009, que marcó un antes y un después –por lo menos en materia jurisprudencial, aunque muchos juzgados no siempre lo observan– en cuanto al perfil de persecución penal en materia de drogas.

Leer más ► Perotti: "Tenemos 10 vacantes de jueces federales en Santa Fe, todos los poderes del Estado son responsables"

Lorenzetti lo citó varias veces como el puntapié inicial para una política de Estado dado por la Corte, pero que el resto del Estado luego no continuó. “Más de una década sin política de Estado significa una tragedia institucional. Demuestra que la ineficacia fue central”. Continuó describiendo parte de las conclusiones de la Comisión Nacional contra el Narcotráfico que integra.

“Estamos a medio camino, se necesita infraestructura, fiscales, recursos. Estamos a medio camino que es lo que hizo los últimos años y lo peor. Ahora tenemos todo debilitado”. Continuó: “La Justicia provincial hizo un trabajo muy valorable. Hay que destacarlo, tomó a su cargo toda una fase de otros delitos y lo hizo con mucha diligencia”.

Lorenzetti dejó un planteo concreto: generar una agencia especial enfocada exclusivamente en narcotráfico. Para cerrar pidió: “No estigmaticemos Rosario, no es el único lugar. Hay muy buena gente que está luchando. Pero hay otros lugares del país donde esto también sucede”.

Rosatti, Lorenzetti y muchos jueces hicieron mención, ya sea en tono descriptivo o de reclamo, sobre la situación del Servicio Penitenciario. Se repitió que además de que hay dificultades para alojar detenidos, es sumamente deficitario el control de quienes están bajo proceso fuera de las cárceles.

Leer más ► Marcelo Bailaque: el juez federal que no sabe, no contesta, ni da explicaciones

El camarista rosarino Aníbal Pineda advirtió que “no se está logrando lo básico, que es cortar el circuito delictivo” cuando se encarcela a una persona, en referencia a que siguen operando desde el interior. Y fue el único que dedicó tiempo a la ausencia de políticas en materia de consumo y adicciones como un eslabón del problema del que allí se estaba hablando. “No es lo mismo si una persona consume una vez a la semana que cinco, porque de esa manera se quintuplica el mercado de tráfico”, razonó, siguiendo una línea en la que venía señalando la necesidad de cortar el circuito económico y la expansión del mercado de drogas.

Las perlitas de en encuentro muy comentado

El encuentro dejó algunas perlitas. Una de ellas es que, si bien la convocatoria estaba organizada en torno a la Justicia Federal, los mayores elogios se los llevó la Justicia provincial y en particular el trabajo del Ministerio Público Fiscal por la desarticulación de bandas que operan en narcotráfico, pero a partir de los delitos conexos que no son de exclusiva jurisdicción federal: asociación ilícita, homicidios, extorsiones, lavado de activos, entre otros. Varios de los oradores hicieron alusión. En primera fila estaban el fiscal general de la provincia, Jorge Baclini, y los ministros de la Corte Suprema provincial, Daniel Erbetta y Rafael Gutiérrez.

Otra cuestión es que todos los estamentos relativos al Poder Judicial presentes –jueces de primera instancia, cámaras de apelación y casación, fiscales y Consejo de la Magistratura– coincidieron en señalar la falta de infraestructura, recursos, personal, capacitación, tecnología que padece la Justicia Federal en el interior del país. Sólo en Santa Fe, de 29 jueces, hay 10 vacantes, dijo el camarista Pineda en línea con lo que había manifestado el gobernador Omar Perotti en diálogo con la prensa.

Reunion Corte Suprema en Rosario 3.jpg

Más de una vez la Justicia Federal de Santa Fe fue citada como ejemplo: “Históricamente entre el 30 y 40% de los cargos están vacantes y tuvimos picos del 50%”, apuntó el presidente de la Corte, Horacio Rosatti.

Las vacantes se dan en todos los niveles, pero en particular se resalta que la estructura de la Justicia Federal es la misma desde hace 30 años cuando “el delito ha variado y se ha incrementado notablemente”.

Además de los jueces federales y la Corte, participaron el procurador general de la Nación interino Eduardo Casal, el gobernador de Santa Fe Omar Perotti, la diputada nacional y ex intendenta de Rosario Mónica Fein, los senadores nacionales Carolina Losada y Dionisio Scarpin, entre otros. La apertura y cierre correspondieron al rector de la UNR Franco Bartolacci y al decano de Derecho Hernán Botta.

Dejá tu comentario