jueves 22 de abril de 2021
Política | mujeres | Santa Fe | violencia de género

La Provincia adhiere al Día Internacional de la Mujer y desobliga al personal femenino

El gobernador de Santa Fe, Omar Perotti firmó un Decreto que establece la adhesión al día internacional de la mujer y desafectó al personal femenino de la administración provincial. La medida es para que las mujeres e identidades feminizadas puedan facilitar su participación en las actividades organizadas por el colectivo de mujeres y las organizaciones sociales.

Este viernes, el gobernador de la provincia, Omar Perotti firmó el Decreto N° 0143 que establece la adhesión al "Día Internacional de la Mujer" y a las reivindicaciones del movimiento de mujeres en todas sus manifestaciones, que se conmemora el próximo lunes 8 de marzo.

Dicho Decreto resalta que en atención a las dimensiones y trascendencia pública que han tomado las manifestaciones y acontecimientos que llevará a cabo el referido movimiento de mujeres durante ese día, las agentes mujeres e identidades feminizadas de la Administración Pública Provincial quedarán desobligadas el próximo lunes 8 de Marzo de sus tareas habituales.

La medida es para facilitar la participación de las mujeres e identidades feminizadas en las distintas actividades organizadas por el colectivo de mujeres, las organizaciones sociales, sindicales y la Secretaría de Estado de Igualdad y Género de la Provincia.

Quedan exceptuadas de la adhesión aquellas personas que se encontraren afectadas a garantizar los servicios esenciales y la seguridad pública.

Entre los considerandos del Decreto, se destaca que la Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), a través de su Resolución A/RES/321142, invitó a los Estados miembros a instituir, de acuerdo a sus tradiciones históricas y costumbres nacionales, un día del año como "Día de las Naciones Unidas para los derechos de la mujer y la paz internacional", lo que fuera hecho por la República Argentina en el año 1983.

En el mismo sentido, indica que “el Movimiento de Mujeres en el país y, en particular, en la Provincia de Santa Fe, se ha caracterizado por su fuerte crecimiento, impronta, y trabajo en pos de lograr la igualdad, y por la pluralidad democrática, la multiculturalidad, y la multigeneracionalidad que lo atraviesa” y agrega que “tal trascendente ascendencia social y política ha construido las bases que permiten, como nunca antes, construir igualdad, concientizar sobre la real igualdad de oportunidades, la erradicación de las violencias, el enfoque de la perspectiva de género para la transversalización de las políticas públicas, entre otras”.

En materia de políticas provinciales, el Decreto destaca que Santa Fe ha decidido “como política Estado, crear por la Ley N° 13920 -de Ministerios- y bajo la dependencia directa e inmediata del gobernador, la Secretaría de Estado de Igualdad y Género para jerarquizar las acciones de gobierno tendientes a dar cumplimiento y plena efectividad a los derechos de las mujeres”.

En el mismo sentido, el Decreto precisa que la provincia de Santa Fe adhirió a la Ley Nacional N° 26485 de protección integral para prevenir, sancionar y erradicar la violencia contra las mujeres en los ámbitos en que se desarrollen sus relaciones interpersonales y a la Ley N° 13891 a la Ley Nacional N° 27499 de "Capacitación Obligatoria en Género para todas las personas que integren los tres Poderes del Estado" ("ley Micaela"), adhesión reglamentada por éste Poder Ejecutivo mediante Decreto N° 192/20.

“Desde el Poder Ejecutivo, a través de su Secretaría de Estado de Igualdad y Género, y desde el movimiento de mujeres, y diversas agrupaciones sociales se realizarán actividades de concientización en la materia, por lo que es voluntad de este Poder Ejecutivo facilitar la participación de las mujeres e identidades feminizadas en las mismas”, resalta el texto de la norma.

"Paro Internacional de Mujeres"

En el marco del día internacional de la mujer, se declaró el paro de actividades fundamentado en la necesidad de expresar al conjunto de la sociedad las desigualdades históricas que atraviesan a las mujeres e identidades feminizadas que continúan vigentes en el presente. Dichas desigualdades son las condiciones laborales desfavorables en relación a los hombres y menor representación en la vida pública y la toma de decisiones, las tareas domésticas no remuneradas que recaen sobre las mujeres, generando una doble jornada laboral o impactando negativamente en las posibilidades de estudiar y trabajar haciéndolas encabezar las estadísticas en cuanto a precarización laboral y pobreza.

“Más allá de los aspectos económicos y sociales, las mujeres e identidades feminizadas son víctimas de violencias de diferentes tipos, llegándose incluso la más extrema, como son los femicidios, travesticidios y los transfemicidos”, advierte el Decreto.