lunes 10 de enero de 2022
Política | Ministerio de Seguridad | Ministerio Público de la Acusación | Jorge Baclini

El fiscal general Baclini confirmó que en el Ministerio de Seguridad se estaba destruyendo documentación

Este lunes, el fiscal general de la provincia de Santa Fe, Jorge Baclini, confirmó que el procedimiento realizado en las sedes de Santa Fe y Rosario del Ministerio de Seguridad fue a raíz de un aviso a los fiscales de la supuesta destrucción de documentación vinculada a dos causas que se investigan en el MPA: la licitación para la compra de armas y casos de espionaje ilegal.

Los allanamientos del pasado viernes a las sedes de Santa Fe y Rosario del Ministerio de Seguridad de la provincia provocaron un cimbronazo político que terminó con la renuncia de más de 10 funcionarios de la cartera. Según se informó oportunamente, los procedimientos están vinculados al avance de dos causas que se investigan en la órbita del Ministerio Público de la Acusación (MPA): la licitación de compras de armas para la policía provincial y hechos de espionaje ilegal realizados desde el ministerio bajo la gestión de Marcelo Sain.

Leer más ► Nueva inspección a Seguridad por la causa de espionaje y licitación de armas

En contacto con medios del sur provincial, el fiscal general de la provincia, confirmó que los allanamientos fueron ordenados ante la información de que se estaba destruyendo documental en las oficinas del Ministerio de Seguridad.

Según Baclini –quien este lunes mantuvo un encuentro con diputados provinciales- “los fiscales fueron informados que se estaba destruyendo documentación y eso amerita la presencia inmediata”, y agrego: “Se obtuvo mucha información incluso de la que se estaba destruyendo”. En la misma dirección, el titular del MPA advirtió que la medida se impartió con el objetivo de “custodiar y reservar la evidencia”.

Baclini reveló que, en la reunión de este lunes, los legisladores hicieron mención a la crisis por la que atraviesa la cartera de Seguridad y expresaron su respaldo a la investigación. “Hay una investigación en curso con un avance consolidado, que llevó a ejecutar los procedimientos. Cuando llegue el tiempo, los fiscales revelarán lo que se tiene”, dijo el fiscal ante la prensa.

Este lunes, agentes del Organismo de Investigaciones (OI) del MPA llevaron a cabo una nueva inspección y requisa en la sede del Ministerio de Seguridad de la capital provincial. La medida fue dispuesta por los fiscales Ezequiel Hernández y Mariela Jiménez en el marco de las causas que investigan "espionaje" y una presunta irregular "licitación de armas".

El procedimiento tuvo lugar en la oficina de Secretaría de Coordinación Técnica y Administración Financiera que hasta el viernes se encontraba a cargo de Maximiliano Novas, el cual se desempeñó como funcionario durante la gestión de Marcelo Sain y después de Jorge Lagna.

En el lugar, según fuentes consultadas, los investigadores realizaron un relevamiento del área y posteriormente revisaron documental posiblemente relacionada con las pesquisas tramitadas en la Unidad de Delitos Complejos del Ministerio Público de la Acusación (MPA).

Ministerio de Seguridad allanamiento organismo de investigaciones.jpg
Este lunes, agentes del Organismo de Investigaciones (OI) del MPA llevaron a cabo una nueva inspección y requisa en la sede del Ministerio de Seguridad de la capital provincial

Este lunes, agentes del Organismo de Investigaciones (OI) del MPA llevaron a cabo una nueva inspección y requisa en la sede del Ministerio de Seguridad de la capital provincial

La reciente inspección es la segunda que se da en las últimas 72 horas en la cartera provincial. El pasado viernes, los agentes del OI también realizaron una inspección en las sedes de Seguridad de Santa Fe y Rosario. Desde prensa del Ministerio Público de la Acusación indicaron que los procedimientos tuvieron como objetivo "solicitar documental de interés, como así también algunos teléfonos oficiales de los funcionarios que hasta el viernes prestaron servicios en Seguridad provincial".

Reunión con la oposición

Dirigentes de la oposición adelantaron que llevarán sus demandas a la reunión sobre seguridad convocada por el gobierno provincial para el próximo miércoles 1° de diciembre. Quieren explicaciones del gobierno respecto de la causa por espionaje ilegal que sacudió las estructuras del Ministerio de Seguridad. Y también pretenden precisiones sobre la verdadera importancia de los proyectos sobre seguridad que están pendientes en la Legislatura. Poco antes de los allanamientos a las sedes del Ministerio de Seguridad de Santa Fe y Rosario, el gobierno provincial convocó a los líderes legislativos de la oposición y a los integrantes de la Comisión de Seguridad de la Cámara de Diputados a una mesa de diálogo que se concretará el miércoles 1° de diciembre. La oposición va a ir a esa reunión, pero llevarán sus demandas.

Leer más ► Semana clave para la política provincial tras los allanamientos y las renuncias en el Ministerio de Seguridad

“Perdieron dos años en muchas cosas”, opinó el presidente de la Cámara de Diputados de la provincia, el socialista Pablo Farías, respecto de la convocatoria del gobierno a la oposición, después de dos años en los que hubo fuertes discusiones respecto a las políticas públicas sobre seguridad. Farías confirmó su presencia en la reunión del miércoles en representación del socialismo. “Vamos a ir porque estamos ante una grave situación de inseguridad. Pero vamos a pedir que nos den explicaciones, queremos que nos digan claramente qué les interesa de esos proyectos (las leyes de seguridad elaboradas por el exministro Marcelo Sain), porque no lo tenemos en claro”, señaló el legislador socialista en diálogo con AIRE.

“Queremos armar una mesa de gestión para discutir sobre temas de seguridad porque el gobierno fue y vino con este tema. En la última reunión con el ministro (de Seguridad Jorge) Lagna no vimos voluntad de avanzar con leyes de Sain”, reveló el legislador en referencia al encuentro que tuvieron con el actual ministro en el mes de septiembre.

Por su parte, el presidente de la Comisión de Seguridad de la Cámara de Diputados, Juan Cruz Cándido, coincidió con su colega socialista en cuanto a la necesidad de que el Ejecutivo brinde explicaciones sobre el escándalo del espionaje ilegal pero también respecto al plan de seguridad de la provincia.

“Nos convocaron el viernes a la mañana, antes de que salga a la luz este escándalo institucional (los allanamientos al Ministerio de Seguridad) que es el más grave de la provincia desde que vivimos en democracia. Vamos a ir, pero vamos a ir a pedir explicaciones porque es muy grave lo que ocurrió”, señaló Cándido en declaraciones a AIRE.