viernes 14 de mayo de 2021
Policiales Santa Fe | funcionaria | Corte Suprema de Justicia

Suspenden de su cargo a la funcionaria judicial detenida por las "sanaciones egipcias"

La medida fue dispuesta por la Corte Suprema de Santa Fe, que dispuso que la mujer permanezca apartada de su trabajo hasta tanto se resuelva su situación procesal en la provincia de Córdoba. Actualmente se encuentra privada de su libertad.

La Corte Suprema de Justicia de Santa Fe suspendió de su cargo a la funcionaria judicial que el pasado 16 de abril fue detenida por agentes policiales de la provincia de Córdoba, en el marco de una causa que investiga a una asociación ilícita que cometió estafas por medio de terapias medicinales, entre ellas, las “sanaciones egipcias”.

Le medida del máximo tribunal fue dispuesta mediante el acta N°14 que ordenó suspender preventivamente a L.M., actual secretaria de la Oficina de Atención de Víctimas de Violencia de Género y Doméstica de los Tribunales de Santa Fe, cargo que ocupa desde 2019.

La mujer se encuentra detenida actualmente en el Complejo Carcelario de Mujeres N°3 de Bouwer, a disposición de la Fiscalía de Instrucción de la localidad cordobesa de Villa Cura Brochero. La misma, según indicaron allegados a la causa, será indagada ante la fiscal Analía Gallarato el próximo lunes en una audiencia en donde se le informará los cargos por los que fue detenida en su casa de Francia al 2700 de la ciudad de Santa Fe.

Leer más ► Detuvieron a una funcionaria judicial de Santa Fe por estafas de "sanación egipcia" en Córdoba

La funcionaria judicial se encuentra actualmente implicada en una causa que se destapó en marzo pasado, y que investiga a una organización que mediante el engaño y la manipulación habría realizado múltiples estafas a personas que buscaban practicar la terapia de “sanación egipcia”. Tal organización tenía como jefe Álvaro Juan Aparicio Díaz, quien se hacía llamar el “maestro” o el “licenciado Ahú Sari Merek” y el cual ostentaba ser psicólogo, pero no tenía ningún título que lo acreditara.

La investigación, cuya instrucción está a cargo de la fiscal Gallarato desde el minuto cero, colocó a la funcionaria judicial como la persona encargada de realizar los trámites judiciales contra las personas que dejaban o intentaban abandonar la organización.

Ahú Sari Merek estafador sanación egipcia.jpg
Álvaro Juan Aparicio Díaz, quien se hacía llamar el “maestro” o el “licenciado Ahú Sari Merek” y el cual ostentaba ser psicólogo, pero no tenía ningún título que lo acreditara.

Álvaro Juan Aparicio Díaz, quien se hacía llamar el “maestro” o el “licenciado Ahú Sari Merek” y el cual ostentaba ser psicólogo, pero no tenía ningún título que lo acreditara.

El abogado querellante en la causa, Tomás Aramayo, habló con Aire de Santa Fe y reveló que la organización captaba a sus víctimas para realizar terapias y también cursos de ese tipo de sanación. Sin embargo, cuando una persona quería salir de la agrupación sufría violencia psicológica o quizás una embestida judicial. “Los aislaban del resto de los amigos, su familia y demás. Pero cuando se acaba la plata (para abonar las terapias) los amedrentaban para que no dijeran nada de donde habían estado”, explicó el letrado penalista de Córdoba.

“Cuando había un problema en particular con alguien, como en el caso de la clienta mía, lo que hacían no solo era escrachar por las redes sociales sino hostigar con denuncias penales, cuyas cartas documento eran firmadas por la funcionaria de Santa Fe ”, detalló al respecto Aramayo.

Leer más ► "Sanaciones egipcias": aguardan que la funcionaria judicial de Santa Fe sea indagada

“Ella (por la funcionaria local) era la encargada de eso: las cartas documento; las denuncias y de qué manera se iba a amedrentar a las personas que se querían ir de la organización”, agregó el abogado querellante que representa a una de las víctimas.

Aramayo denunció además que la mujer santafesina decía (según contaron damnificadas) que era amiga del exministro de Justicia de la Nación, Germán Garavano, para demostrar poder sobre las víctimas de la organización. “Estaba involucrando figuras de peso para generar eso, precisamente, un amedrentamiento de las personas lo cual genera temor”, destacó.

Actualmente, la causa tiene a un total de 11 personas imputadas y detenidas con prisión preventiva. “Todos cumplían distintos roles. Los principales fueron Aparicio y su esposa, que es la que comandaba la parte logística de la organización y después se encuentran los otros que eran como una especie de reclutadores", detalló el letrado cordobés.

Audio - Tomás Aramayo en Será Justicia