sábado 8 de agosto de 2020
Policiales | Homicidio |

Se refugió abajo de la cama y lo acribillaron a balazos delante de su familia

Dos hermanos de 38 y 21 años fueron condenados por el homicidio del adolescente de 14 años Walter Salva, asesinado en su vivienda de Villa Oculta en febrero de 2018. Dos agresores siguen prófugos.

Dos hermanos identificados como Luis Ángel Hernández y Hugo Benjamín Hernández, de 38 y 21 años respectivamente fueron condenados a 13 años y 6 meses de prisión por el homicidio de Walter Cristian Salva. La pena fue impuesta por el tribunal integrado por los jueces José Luis García Troiano, Sandra Valenti y Nicolás Falkenberg en un juicio de procedimiento abreviado, informó la oficina de prensa del MPA.

El fiscal de homicidios Martín Torres llevó adelante la investigación y precisó que “el mayor de los condenados admitió expresamente su culpabilidad como autor del homicidio, mientras que su hermano menor lo hizo como partícipe necesario”. El funcionario del MPA indicó que “el joven de 21 años también asumió la autoría de amenazas contra una mujer”. Ambos ilícitos fueron calificados por el empleo de arma de fuego y perpetrados en concurso real entre sí.

Leer más ► PDI detuvo a sospechosos por el homicidio de un menor de 14 años

torres.jpg
Martín Torres, fiscal de homicidios

Martín Torres, fiscal de homicidios

Brutal ataque

Torres señaló que “los delitos fueron cometidos el sábado 24 de febrero de 2018 minutos antes de las 7:00 en una vivienda del barrio Villa Oculta, donde estaban la víctima fatal y siete integrantes de su entorno familiar”. Según narró el fiscal, “Hugo Benjamín Hernández y tres personas más -de las cuales dos ya fueron individualizadas- irrumpieron en el domicilio de forma violenta portando armas de fuego”. En tal sentido, recalcó que llegaron al lugar con la intención de matar a Salva, quien tenía 14 años y estaba durmiendo al igual que el resto de su familia.

Torres también detalló que cuando lograron localizar a quien buscaban, el menor de los condenados le propinó golpes en la cabeza con un arma, y otro de los agresores utilizó otra arma de fuego con la que le disparó a la víctima, quien recibió un impacto en el abdomen. En tanto, Luis Ángel Hernández ingresó a la vivienda cuando Salva estaba herido y escondido debajo de una cama y, luego de verlo, "levantó el colchón que lo ocultaba y terminó con su vida disparando reiteradas veces otra arma de fuego”, relató Torres.

Asimismo, el fiscal informó que, mientras una mujer que fue testigo de los hechos intentaba avisar a la policía sobre lo ocurrido, el hombre de 38 años y el sujeto no identificado "la amenazaron con matarla si lo hacía”. Tal lo expuesto por el fiscal en la audiencia, “luego de perpetrar los delitos, los atacantes huyeron”.

Temas

Dejá tu comentario