viernes 26 de noviembre de 2021
Policiales Rosario | Los Monos | Justicia

Rosario: el nuevo ataque a balazos contra el Centro de Justicia Penal es un desafío al Estado

El atentado se produjo un día antes de que empiece un nuevo juicio contra el líder de Los Monos, "Guille" Cantero. Desde el Colegio de Magistrados del sur de Santa Fe piden que los tres poderes del Estado den "una respuesta contundente" ante el violento hecho.

La sospecha existía y finalmente se hizo realidad. Otra vez los balazos perforaron el Centro de Justicia Penal de Rosario, el lugar donde este viernes comenzará un juicio contra el líder de Los Monos, Máximo "Guille" Cantero, y otros seis imputados, por ordenar 14 atentados a balazos contra residencias de jueces y edificios judiciales. Este nuevo ataque parece una burla de esta organización criminal, a la que nadie parece poder ponerle un freno. Como se detectó en la investigación, todos los atentados fueron perpetrados desde la cárcel, un lugar que parece ingobernable.

Gustavo Salvador, presidente del Colegio de Magistrados, fue claro esta mañana: "Este ataque es un desafío al Poder Judicial y la respuesta de los tres poderes del Estado debería ser contundente".

Durante la madrugada dos hombres en una moto color roja dispararon dos tiros contra las paredes de vidrio del edificio. Los proyectiles rompieron el blindex e ingresaron dentro del Centro de Justicia Penal, que estaba vacío por ser de madrugada.

Leer más ► Otra vez atacaron a tiros el Centro de Justicia Penal de Rosario, a horas del juicio al jefe de Los Monos

Balacera Centro de Justicia Penal de Rosario 11.jpeg
Los proyectiles fueron disparados desde una moto en la que circulaban dos hombres.

Los proyectiles fueron disparados desde una moto en la que circulaban dos hombres.

A este nuevo ataque se lo relaciona con el juicio que comienza este viernes en ese lugar, donde será juzgado "Guille" Cantero, al que se le atribuye haber planeado y ordenado los atentados contra blancos judiciales, a partir del 29 de mayo de 2018, cuando el juez Ismael Manfrín que ordenó el traslado del líder de Los Monos desde la cárcel de Piñero, ubicada a 25 kilómetros de Rosario, a la Unidad Penal Nº7 en Resistencia, Chaco. Esa noche, mientras jugaba la selección nacional de fútbol, dos inmuebles en los que había vivido hasta hacía poco tiempo el magistrado fueron baleados.

Los fiscales pidieron una pena de 24 años de prisión para "Guille" Cantero, quien se encuentra alojado actualmente en el penal de Marcos Paz, por estos atentados. Si es sentenciado, el líder de Los Monos cargará sobre sus espaldas condenas por 86 años de cárcel y será el preso que más imputaciones judiciales enfrenta en la Justicia.

A partir de ese momento se inició una serie de atentados que incluyeron edificios judiciales, como la sede de la Fiscalía de Rosario, el Centro de Justicia Penal, el Concejo Municipal y las residencias de otros magistrados. Todos los ataques fueron planificados y ordenados desde la cárcel.

Leer más ► La muerte sirve para ordenar el negocio de la droga que se maneja desde las cárceles

Balacera Centro de Justicia Penal de Rosario 8.jpeg
El Centro de Justicia Penal de Rosario ya había sido atacado en otras oportunidades con la misma modalidad. El atentado más reciente puso hace crecer la preocupación sobre si es un lugar seguro para juzgar al líder de Los Monos.

El Centro de Justicia Penal de Rosario ya había sido atacado en otras oportunidades con la misma modalidad. El atentado más reciente puso hace crecer la preocupación sobre si es un lugar seguro para juzgar al líder de Los Monos.

Una saga violenta

A la saga que comenzó el 29 de mayo de 2018 con el ataque contra las propiedades del juez Manfrín le siguió un atentado que se produjo el 30 de junio de ese año contra una vivienda ubicada en Braille al 1400 que había pertenecido a Ariel Lotito, exintegrante de la Brigada Operativa de Judiciales, que investigó por asociación ilícita a la banda de Los Monos.

El 26 de julio se produjeron dos balaceras en Zeballos al 2500 y en Dorrego al 1600, en pleno centro de Rosario, que están vinculadas a la familia de la jueza Marisol Usandizaga, que integró el tribunal que juzgó a la banda de Los Monos en abril de 2018. Nueve días después fue baleado un departamento en Libertad al 300 que hasta 2001 perteneció a la familia Usandizaga. Horas más tarde se registró una balacera contra el Centro de Justicia Penal (CJP).

El 5 de agosto fue blanco de balazos una residencia de Tarragona al 700 bis. Los fiscales creen que los atacantes se equivocaron. Se presume que la casa que se pretendía balear era en Tarragona al 700, que pertenecía a la familia de la jueza de Cámara Carolina Hernández, una de las integrantes del tribunal que revisó la sentencia por asociación ilícita a Los Monos.

Cinco días después balearon una casa de la familia Usandizaga en Buenos Aires al 1700. El 13 de agosto vecinos de San Luis al 1400 denunciaron haber hallado marcas de balazos en el frente de un edificio vinculado con la jueza de Cámara Gabriela Sansó, también miembro del tribunal que revisó la sentencia.

El 14 de agosto se produjo otro atentado a la sede de la Fiscalía Regional de Rosario, en Montevideo al 1900, en pleno centro de Rosario. El 28 de agosto arrojaron una granada de gas lacrimógeno en Lamadrid al 500, donde está la sede de la Policía de Investigaciones (PDI).

Leer más ► Las cárceles de la provincia de Santa Fe se convirtieron en verdaderos "call centers" del delito

Guille cantero.jpg

"Guille" Cantero, sigue siendo el líder de Los Monos y manejando la organización criminal desde la cárcel federal de Marcos Paz.

Preocupación

El juicio está previsto que se inicie este viernes a las 10 de la mañana, cuando comenzarán a ser juzgados "Guille Cantero" y otros seis imputados, que tienen una particularidad: están todos presos, como Leandro Olivera, Daniel Chávez, Matías César y Daniel Delgado, entre otros.

Después de que se produjera este nuevo ataque este jueves a la madrugada creció la preocupación sobre si existen las condiciones de seguridad para que se realice este juicio en un edificio que es todo vidriado. Hay unos 40 testigos registrados para declarar, entre ellos, varios magistrados y funcionarios judiciales que fueron blanco de los atentados en 2018.