menu
search
Policiales Maxi Olmos | Homicidio |

Reveladora confesión en el juicio por el crimen de Maxi Olmos: "Me dijo que él y el Gringo participaron del hecho"

Así lo indicó la última testigo en declarar. Cristian "Pastelito" Martínez, junto con Jesús "Gringo" Noriega son juzgados por el homicidio de Maximiliano Olmos ocurrido en 2019 en el marco de un asalto. El próximo lunes serán los alegatos de cierre del debate.

“Él me dijo que había participado del hecho de Maxi Olmos, con el Gringo. Me dijo que él se quedó en la moto y que el Gringo se bajó a sacarle la moto al chico; me lo contó cuando ya estaba preso”, sostuvo la última testigo en declarar en el juicio a Cristian “Pastelito” Martínez y Jesús “Gringo” Noriega, quienes enfrentan una posible pena a prisión perpetua por el crimen de Olmos y el ataque a Horacio Leguizamón.

La acusación es llevada adelante por los fiscales Rosana Marcolín y Estanislao Giavedoni, y los abogados querellantes Martín Risso Patrón, en representación de Azucena, la mamá de Maxi, y Matías Pautasso, en representación de Daiana. Martínez es representado por el abogado defensor particular Luis Rittiner, mientras que Noriega es asistido por el abogado Ignacio Alfonso Garrone. El juicio se desarrolla en la sala 6 del primer piso de los tribunales santafesinos ante el tribunal conformado por los jueces Sergio Carraro (presidente), Pablo Ruiz Steiger y Sandra Valenti.

Martínez y Noriega están acusados de ser coautores de homicidio calificado criminis causa en grado de tentativa por el ataque a Leguizamón, ocurrido el 13 de septiembre de 2019, y como coautores homicidio calificado criminis causa y por alevosía, por el crimen de Olmos, ocurrido el 19 de septiembre de 2019.

maxi olmos.jpg
Maximiliano Olmos tenía 25 años al momento del asesinato.

Maximiliano Olmos tenía 25 años al momento del asesinato.

"Él me contó"

La última testigo en declarar en el juicio sostuvo que “Pastelito” le había dicho que era prestamista, y que todos los días se juntaba con Noriega para “salir a cobrar”: “después me enteré que no salían a cobrar los préstamos, salían a robar motos”, explicó.

En su declaración agregó que primero Martínez junto con otros muchachos (Dibu Muñoz, el hermano, Lautaro, todos coimputados por conformar una asociación ilícita dedicada a robar motos) “levantaban las motos de la vereda, cuando el Gringo salió de la cárcel empeoró todo y empezaron a robar con el arma”, sostuvo. La testigo explicó que fue el propio Martínez quien le contó que el arma era de Noriega, y que ellos participaron del robo a Maxi Olmos.

La joven manifestó además que “primero me dijo que el Gringo lo había matado porque tenía problemas de polleras con Maxi, pero después me reconoció que fue para robarle la moto. Me dijo que él se había quedado arriba de la moto y que el Gringo se bajó a sacarle la moto al chico”.

juicio maxi olmos noriega para web.png
Jesús Ignacio

Jesús Ignacio "Gringo" Noriega, acusado por el crimen de Maxi Olmos y por el ataque a Horacio Leguizamón

La testigo recordó qué el 19 de septiembre de 2019, el día del homicidio de Maxi Olmos, Pastelito salió de la casa cerca de las 19; agregó que ella lo llamaba por teléfono y él no la atendía, hasta que él la llamó para pedirle que vaya a buscarlo a la casa del “Viejo Lolo” porque había pinchado la moto: “No me acuerdo que hora era, pero ya era de noche. Cuando llegué Cristian me estaba esperando en la puerta y el Gringo estaba ahí también”, sostuvo.

La testigo sostuvo además que Martínez, días después del crimen, fue a la casa del Gringo a buscar la motocicleta y ellos se pelearon porque Noriega había usado la moto de Pastelito para salir a cometer atracos. Seguidamente aseguró que Martínez se movilizaba en una Honda XR300 blanca y azul, mientras que Noriega tenía una Honda Falcon 400.

Tras finalizar la declaración de la testigo el tribunal dio por concluida la etapa de producción de prueba; los alegatos de cierre serán el lunes a partir de las 8:30.

El crimen

Maxi Olmos fue asesinado minutos antes de las 21 del 19 de septiembre de 2019, en la intersección de Pasaje Pasteur y Pasaje Larramendi, mientras circulaba a bordo de su moto Honda Tornado. Olmos fue alcanzado por los imputados, que se trasladaban en una Honda XR 300. Maxi recibió un disparo en la zona inguinal, y cayó de la moto. Según los investigadores, “Pastelito” aprovechó la indefensión de Olmos, se bajó de la moto y lo remató con cuatro balazos.

Días antes, Leguizamón había sido interceptado por dos hombres en moto en inmediaciones de San Jerónimo y Padre Genesio, quienes también con un arma de fuego lo habían amenazado para sustraerle la moto. Leguizamón se negó, le efectuaron un disparo que impactó en una pierna y los perseguidores lograron llevarse la moto.