miércoles 12 de agosto de 2020
Policiales | robo | Paraná | Condena

Primeras condenas para "la banda de los entrerrianos" por su raid delictivo Santa Fe

Dos hombres fueron condenados en un procedimiento abreviado por haber robado varios vehículos, entre ellos el del presidente comunal de la localidad de Candioti

El domingo de 8 de abril de 2019, cerca de las ocho de la noche, el presidente comunal de Candioti, Martín Yennevich, vivió momentos de temor cuando fue interceptado por una banda de delincuentes armados en el camino rural que une la localidad de Candioti con Arroyo Aguiar, a 400 metros de la Ruta Provincial 2.

Tres hombres identificados como Enzo Leonel Avilé, Raúl Fernando González y Juan Ignacio Vidolini, en compañía de una mujer desconocida circulaban a bordo de un Renaul Logan con el que interrumpieron el paso del Renaul Kangoo en el que transitaban Yennevich y su familia.

Avilé y González descendieron del Logan y, bajo amenazas con armas de fuego, obligaron a la familia a abandonar el vehículo. Luego, subieron a la Kangoo y obligaron a Yennevich a subir en el asiento del acompañante para retirarse del lugar por la Ruta Provincial N° 2, en dirección a la localidad de Monte Vera. En tanto, Vidolini y la mujer los seguían de cerca en el Renault Logan.

Leer más ► Quedó “pegado” por una selfie: la foto que complica a la banda de los entrerrianos

Durante el trayecto a bordo del automóvil Renault Kangoo amenazaron de muerte con sendas armas de fuego al señor Yennevich y le exigieron que le entregue sus pertenencias, apoderándose ilegítimamente de dos teléfonos celulares, calzados, una billetera con tarjetas, una chomba a colores, documentación, un par de anteojos de sol; un sillón plegable y un acolchado color rosado, entre otros efectos. Finalmente Yennevich fue liberado en la localidad de Monte Vera y su camioneta fue encontrada abandonada al día siguiente en Santa Fe, en Alvear al 8.800 por personal de la P.A.T., sin sus patentes.

kangoo para web.jpg
El personal de la P.A.T. encontró abandonada la camioneta robada al presidente comunal de Candioti, en Santa Fe

El personal de la P.A.T. encontró abandonada la camioneta robada al presidente comunal de Candioti, en Santa Fe

El raid delictivo de la banda siguió el lunes 8 de abril a las 9:30, cuando asaltaron al playero de la estación de servicio Petro Sol ubicada en Millán Medina y Blas Parera. Avilé bajó del Logan y le solicitó al playero la carga equivalente a $200 de combustible. Al momento de tener que hacer efectivo el pago, le exhibió el arma y le exigió "que le diera toda la plata". La víctima entregó una billetera que contenía cuatro mil quinientos pesos. Este hecho quedó registrado por las cámaras de seguridad de la zona.

A los quince minutos de fugarse de la estación, perpetraron el tercer hecho: en calle República de Siria 9300 se apoderaron de un automóvil Chevrolet Corsa, mediante amenazas y el uso de armas de fuego. La banda detuvo su marcha detrás del auto que se encontraba estacionado sobre la vereda de la vivienda y le obstruyeron la salida. En el interior del Corsa se encontraba el conductor junto a su nieto de tres años de edad. Vidolini descendió del Logan y, bajo amenazas con un arma de fuego, obligó al hombre a bajar del auto junto a su nieto. Acto seguido, se subió del lado del conductor y junto con la mujer se dieron a la fuga, secundados por Avilé y González en el Logan.

Leer más ► Seis robos en tres días: el raid delictivo de la banda de los entrerrianos en Santa Fe

Finalmente, Vidolini detuvo la marcha detrás de un Peugeot 408, de color blanco, estacionado frente al domicilio ubicado en calle Los Paraísos N° 2600, cerca de las 10:15. Otra vez extrajo el arma de fuego con la que apuntó a la cabeza del propietario del automóvil, quien en ese momento se encontraba cargando herramientas en el baúl, para que le entregue las llaves del vehículo.

Cuando el hombre le entregó las llaves, Vidolini lo golpeó con el arma en la cabeza. Junto con la cómplice que lo acompañaba subieron al Peugeot y se dieron a la fuga por calle Los Paraísos hacia el oeste, dejando abandonado allí el Chevrolet Corsa sustraído anteriormente.

Banda en fuga

La búsqueda de los sospechosos comenzó con la denuncia de Martín Yennerich, a la que se agregó la del playero de la estación de servicio. Así, el personal policial buscaba a cuatro personas en un Logan.

Este vehículo fue divisado cuando circulaba por ruta 168 con destino hacia Paraná. Se inició una persecución que cruzó el túnel subfluvial y culminó cuando el conductor del Logan perdió el dominio del vehículo y termino impactando con una columna en Avenida Ramirez y Don Bosco, en Paraná. En el interior del automóvil se encontraban los elementos personales robados a Yennerich y su familia el día anterior.

Allí se logró detener a dos de los integrantes de la banda, Avilé y González, que fueron imputados por los robos perpetrados y quedaron en prisión preventiva. Luego, la fiscal Lucila Nuzzo quedó a cargo de la investigación y se avocó a identificar a los otros dos cómplices: el hombre y la mujer que se encontraban prófugos.

Las pericias practicadas en los teléfonos celulares secuestrados a los dos primeros detenidos permitieron identificar al hombre, al que todos los testigos caracterizaban como una persona con tatuajes: Juan Ignacio Vidolini. Cuando el personal policial fue a buscarlo a una vivienda a la que se arribó por la titularidad de la línea del celular, se supo que Vidolini estaba detenido en la cárcel de Concepción del Uruguay.

Leer más ► Encontraron preso en Entre Ríos a uno de los prófugos del robo al presidente comunal de Candioti

lula nuzzo entraderas para web.jpg

Primeras condenas

La investigación llevada adelante por la fiscal Nuzzo permitió juntar el cúmulo de evidencia suficiente para dar por acreditada la responsabilidad de los imputados en los delitos. Es así que Nuzzo, La defensora pública Magalí Mazza en representación del imputado Enzo Leonel Avilé, y el abogado defensor Raúl Sanchez Lecumberry por la defensa técnica del coimputado Raúl Fernando González, arribaron a un acuerdo de procedimiento abreviado por el que Avilé y González admitieron su participación en los hechos investigados.

El juez Sergio Carraro evaluó los extremos del acuerdo y dejó firme la condena para Avilé y González como coautores de los delitos de robo doblemente agravado, por ser cometido en despoblado y en banda, y por el uso de arma de fuego cuya aptitud para el disparo no puede tenerse por acreditada reiterada en tres oportunidades, todo ello en concurso real, a la pena de cinco años y once meses de prisión de cumplimiento efectivo e inhabilitación especial por el doble de tiempo de la condena.

Otra condena en camino

En tanto la fiscal solicitó a la justicia entrerriana que Vidolini sea puesto a disposición de la justicia santafesina para realizar la imputación correspondiente. A Vidolini no sólo se le atribuyeron los delitos cometidos en el raid delictivo con Gonzalez, Avila y la mujer desconocida, sino que sus andadas comenzaron los días anteriores.

Leer más ► Robaron en Santa Fe, huyeron, chocaron y los detuvieron en Paraná

El jueves 4 de abril de 2019 cerca de las diez de la noche Vidolini llego en remis a barrio El Pozo Vidolini desde la ciudad de Paraná. Allí amenazó al chofer con un arma de fuego, le apuntó a la cabeza e hizo que tome el lugar del acompañante. El imputado se sentó al volante y tomó por la calle Laureano Maradona con destino a Santa Fe. A la altura del Ceride, Vidolini arrancó la radio del auto y la arrojó por la ventanilla; entonces comenzó un forcejeo entre ambos que ocasionó el vuelco del auto.

El remisero huyó corriendo y Vidolini le robó la moto a una joven pareja que se había acercado a asistirlos porque pensaron que se habían accidentado. Minutos después se produjo el segundo de los hechos atribuidos: en calle Quintana al 1300, Vidolini interceptó a un hombre que llegaba a su casa y le robó el automóvil Chevrolet Astra y sus elementos personales: billetera y teléfono celular.

En comunicación con Ignacio Mendoza y Andrea Viñuela por Será Justicia, la fiscal explicó que la situación procesal de Vidolini también se encamina a lograr una condena a través de un procedimiento abreviado. Además, Vidolini cuenta con una sentencia a seis años de prisión por el hecho ocurrido en 2015, a la que se arribó a través de un procedimiento abreviado en el que el imputado admitió la autoría de la tentativa de homicidio en ocasión de robo.

Audio ► La palabra de la fiscal Nuzzo en Será Justicia

Dejá tu comentario