sábado 6 de marzo de 2021
Policiales | Prestamistas | Santa Fe | Pesos

Prestamistas lo molieron a golpes y amenazaron de muerte a su hijo por 100 pesos

Jorge tiene una despensa en barrio Centenario y para subsistir junto a su familia en época de pandemia pidió dos préstamos de 10.000 pesos que devolvía en cuotas de 600. Un día no llegó a cubrir el total de la cuota y esto desencadenó la furia de los cobradores. La víctima de la golpiza relató lo sucedido a través de Aire de Santa Fe.

"Lo que viví ayer no se lo deseo a nadie, fue una locura. En ese segundo pude haber perdido a mi hijo y mi mujer", fue lo primero que atinó a decir Jorge cuando empezó a relatar el violento suceso en el que se vio inmerso el último martes en su casa de barrio Centenario. Prestamistas a los que él había acudido por dinero, llegaron hasta el lugar donde también funciona su despensa y verdulería, lo molieron a golpes, amenazaron de muerte a su familia y destruyeron toda su mercadería por una deuda de... 100 pesos.

En diálogo con "Emergencias 911", programa conducido por Nacho Laurenti en Aire de Santa Fe, el hombre víctima de la brutal golpiza relató que todo comenzó el año pasado cuando solicitó un préstamo a una conocida empresa. Empleados del negocio fueron hasta su casa y le dijeron que podían entregarle el préstamo inmediatamente. En total, pidió dos adelantos de 10.000 pesos que devolvía en cuotas de 600.

Leer más Prestamistas: empleado de Seguridad y su hijo policía, tendrán que donar miles de pesos y dólares al hospital Cullen e Iturraspe

"Me exigían que si un lunes no les pagaba, a la semana tenía que reponer ese dinero porque si no me cobraban un adicional de 7 u 8 cuotas más, entonces no terminabas de pagar nunca el crédito", contó sobre el modo de operar de la empresa.

Cuando comenzaron a decaer las ventas de su almacén, Jorge empezó a atrasarse con los pagos del préstamo y la relación con los cobradores se puso cada vez más álgida. Hasta que un día no llegó a cubrir los 600 pesos de la cuota y les entregó 500. La reacción de los prestamistas fue hostigarlo con insultos y amenazas que fueron subiendo de tono con el correr del tiempo.

Escuchá la entrevista completa en Emergencias 911:

Leer más Casi 30 prestamistas admitieron los delitos en tribunales y fueron condenados

"Los llamé por teléfono y les dije que si querían que los respeten, me tenían que respetar", señaló el hombre. Lo que siguió fue una represalia por parte de seis prestamistas que llegaron hasta su local en tres motos a primera hora de la mañana: se bajaron, lo golpearon y patearon en el piso, le pegaron con un arma en la cabeza y con una barreta destruyeron los cajones de verdura, para terminar amenazando de muerte a su hijo.

"¿Y si ahora te matamos el nene?", le dijeron a Jorge que, como pudo, se levantó y cubrió con su cuerpo al niño para que no le pase nada.

A la noche, los agresores volvieron hasta el lugar pero tanto Jorge como su familia corrieron mejor suerte porque así como llegaron, se retiraron sin mayores inconvenientes. Luego de esto, el verdulero radicó la denuncia en la Subcria. 1° de barrio Centenario, donde un médico policial constató que la golpiza le provocó fractura de tabique y mandíbula, más hematomas en los ojos y la cabeza.

"Me escribieron de la empresa diciendo que recién se enteran de lo que hicieron cobradores y que los echaron, pero sé que están trabajando todavía. La llamaron a mi señora y le dijeron que van a pasar a cobrar si o si y que nosotros les vamos a tener que pagar", concluyó Jorge. Sin plata ni mercadería que vender, pasa las horas aterrado de lo que pueda pasarle a su familia cuando estas personas vuelvan en busca de lo adeudado.