jueves 16 de julio de 2020
Policiales | Santa Fe | Homicidios | robo

Por qué se demora el inicio del juicio por el homicidio del albañil Julio Martínez

El viernes se desarrolló la audiencia de apelación a la resolución que elevaba a juicio el crimen del hombre atacado cuando esperaba el colectivo para ir a trabajar. Una pareja lo apuñaló y le robó el bolso con los elementos de trabajo.

El 22 de enero de 2018, un obrero de la construcción fue apuñalado por dos personas que le robaron el bolso mientras esperaba el colectivo para ir a la obra donde estaba trabajando. Julio Martínez murió y por el hecho fueron imputados Sofía Pasquier y Mario Valberdi.

En el mes de mayo de este año se realizó la audiencia preliminar de juicio, donde la fiscal de homicidios Cristina Ferraro y los abogados querellantes Federico Lombardi y Agustín Roubineau -del Centro de Asistencia Judicial a la Víctima-, formularon la acusación por homicidio criminis causae y anticiparon un pedido de pena a prisión perpetua.

fiscal cristina ferraro

El defensor de Valberdi, Sebastián Moleón, del Servicio Público de la Defensa Penal, y los querellantes apelaron la resolución del juez José Luis García Troiano y el auto de apertura a juicio será revisado por el camarista Oscar Burtnik, quien presidió la audiencia.

Leer más ► Homicidio de Julio Martínez: robos y muerte en el raid delictivo de los imputados

Apelaciones

El primero en expresar los agravios fue Moleón, quien se opuso a la admisión de García Troiano de la acusación principal y secundaria formulada por la Fiscalía. Valberdi y Pasquier fueron acusados como coautores de homicidio calificado criminis causae y de manera subsidiaria como coautores de homicidio en ocasión de robo.

Para Moleón se trata de dos figuras penales incompatibles, que no pueden ser utilizadas para encuadrar un mismo hecho. Mientras el homicidio criminis causae se trata de atentar contra la vida para asegurar la comisión de otro delito, en este caso el robo, el homicidio en ocasión de robo es dar muerte a la víctima al cometer el ilícito.

Embed

Juan Díaz de Solís al 1500, el lugar donde fue asesinado el albañil

El defensor expresó que se atenta contra el derecho de defensa en juicio y que se debe avalar sólo la acusación menos gravosa contra los imputados, en este caso la acusación subsidiaria de homicidio en ocasión de robo. En este sentido, también se manifestó en contra de la pretensión punitiva de la Fiscalía, de 40 años de prisión, por considerar que excede el máximo previsto por el CP.

Por su parte el querellante Roubineau insistió que sea admitido el testimonio de la hermana de la víctima, que fue rechazado por García Troiano. Para el letrado es una testigo fundamental, ya que fue quien primero le brindó asistencia a Martínez y puede demostrar las circunstancias en las que se dieron los hechos.

Raid delictivo

Sofía Pasquier y Mario Valberdi se encuentran en prisión preventiva desde el 1 de febrero del 2018 e imputados por varios delitos, entre ellos el homicidio criminis causae de Martínez.

La fiscal Ferraro les había atribuido varios hechos cometidos durante la madrugada del 22 de enero del año pasado, que culminó con el crimen del albañil, cuando éste esperaba el colectivo para ir a trabajar.

julio martínez y familia
Julio Alberto Martínez tenía 48 años al momento de su muerte. Conocido como "Gordo" o "Pelado" en su círculo íntimo, convivía con su pareja y su hijo de 10 años en una modesta vivienda del barrio San Lorenzo, en el sur de la ciudad.

Julio Alberto Martínez tenía 48 años al momento de su muerte. Conocido como "Gordo" o "Pelado" en su círculo íntimo, convivía con su pareja y su hijo de 10 años en una modesta vivienda del barrio San Lorenzo, en el sur de la ciudad.

Según la hipótesis fiscal, los imputados atacaron a Martínez a las 6:40 de la mañana, cuando el hombre salía de su casa para ir a trabajar, como cada día, en Juan Díaz de Solís al 1500. Lo abordaron en la puerta de su vivienda, intentó resistirse y fue asesinado. Le robaron un bolso con ropa de trabajo.

Casi a esa misma hora, una cámara ubicada en Roque Saenz Peña y Monseñor Zaspe, a la vuelta de la vivienda de Martínez, registra a dos personas caminando: Valberdi y Pasquier. El hombre lleva un cuchillo en la mano y la mujer carga un bolso negro, presuntamente el de Martínez.

Un registro de vídeo desde otro ángulo registra a los dos imputados en la garita del colectivo. Allí se logra un claro reconocimiento de los rostros, a los que luego las Tropas de Operaciones Especiales les pusieron nombre y apellido.

Se ve también que la joven tiene una pequeña toalla en sus manos, que utiliza para limpiarse los zapatos, y el hombre tiene un cuchillo que se guarda entre sus prendas.

Allí se da el segundo de los robos: otro trabajador que llega a esperar el colectivo y le sustraen las zapatillas, la billetera y un teléfono celular.

Por último, a las 6:54 ocurre el tercer robo, en Mosconi y Moreno. Un joven se dirigía a trabajar en su motocicleta y es interceptado por los imputados. Primero le ofrecen un bolso con ropa y borcegos: el bolso de Martínez. Luego le roban la moto. Esto también fue registrado por las cámaras de seguridad.

Leer más ► La pareja que asesinó al obrero en B° San Lorenzo, intentó vender su ropa a un compañero de la víctima

Dejá tu comentario