menu
search
Policiales Narcotráfico | Brasil |

Marcola, el narco que se cree profeta y con un smartphone transformó a su banda en una multinacional del tráfico de drogas

Es el creador y líder de Primer Comando Capital (PCC), la organización criminal más grande de América latina, que nació a partir de reclamar mejores condiciones de detención en las prisiones brasileñas. Hoy, desde Brasil, maneja el narcotráfico en la hidrovía Paraná-Paraguay, donde la falta de controles favorece que los cargamentos lleguen a Europa.

El nombre completo de Marcola es Marcos Willians Herbas Camacho. Tiene 55 años y está preso desde 1999. Es uno de los fundadores en Brasil de Primer Comando Capital, una “hermandad criminal”, según define el escritor y sociólogo Gabriel Feltran en su libro Irmaos, que se ramificó por varios países de Sudamérica.

Marcola, condenado a más de 300 años de prisión por robo, tráfico de drogas y sobre todo impulsar recurrentes revueltas de presos en las penitenciarias, logró construir una organización criminal “moderna”, en redes, que moldeó con la ayuda de las nuevas tecnologías.

LEER MÁS ► El jefe narco que huyó a las islas de Paraguay, pero volvió por un amor que lo dejó al descubierto

Este líder narcocriminal revolucionó el crimen organizado al crear una estructura eficiente y para ello se sirvió de la tecnología que hace más de 15 años empezaba a imponerse: el smartphone. “Playboy”, como también llaman a este criminal, logró estar en contacto con miles de “hermanos” –reclusos- en las cárceles a partir del uso de aplicaciones de mensajería encriptada.

Así logró crear una red narcocriminal gigantesca, con un liderazgo fuerte en las prisiones de Brasil y otros países de la región, como Paraguay, Bolivia, Uruguay y también de manera incipiente en la Argentina. PCC es hoy la organización criminal más grande de Sudamérica, y en parte, se debe, en parte, a los teléfonos celulares.

Marcola narco rosario.jpg
PCC es hoy la organización criminal más grande de Sudamérica.

PCC es hoy la organización criminal más grande de Sudamérica.

Marcola se vende aún hoy como una especie de profeta. Se jacta de ser culto. “Yo leo mucho, leí 3.000 libros, entre ellos al Dante”, dijo en una de las últimas entrevistas que dio, antes de ser enviado a otra cárcel con mayor seguridad en 2019, la prisión de Porto Velho, en el estado de Rondonia, cerca del Amazonas.

Quién es Marcola y cómo fue su vínculo con Rosario

Hijo de padre boliviano y madre brasileña, Marcola nació en Osasco, en el Gran San Pablo, pero se crió en la región de Glicério, en el centro de la capital paulista. En su adolescencia comenzó a cometer pequeños hurtos que evolucionaron hacia el robos más pesados, como una de sus especialidades, el atraco a bancos, que le sirvió para financiar el tráfico de drogas a gran escala.

LEER MÁS ► Delfín Zacarías, el adicto del póker que producía cocaína con su familia y ahora es juzgado por lavado de dinero

Vanidoso y coqueto, ganó un segundo apodo cuando se unió al PCC –cuenta el periodista y escritor Allan de Abreu-, probablemente a fines de la década de 1990: Playboy.

Después de varios pasos breves por el sistema penitenciario de San Pablo, Marcola fue protagonista del robo millonario a una empresa de transporte en San Pablo, en julio de 1998. Fue enviado a la cárcel, pero allí duró poco. Se fugó el 12 de enero de 1999 en compañía de otro amigo de su juventud en Glicério: Gilberto Aparecido dos Santos, conocido como Fuminho, un criminal que estuvo prófugo en Buenos Aires, donde entabló relaciones con gente de Rosario.

hidrovía paraná paraguay
PCC domina hoy la logística del tráfico de cocaína desde la hidrovía Paraná-Paraguay.

PCC domina hoy la logística del tráfico de cocaína desde la hidrovía Paraná-Paraguay.

El amigo de Marcola era socio del boliviano Jorge Adalid Granier Ruíz, detenido hace tres semanas en Brasil, quien alojó al brasileño en su departamento en barrio Norte, ubicado en Rodríguez Peña 1057. Fuminho fue detenido por la DEA y la Policía Federal de Brasil en Mozambique al inicio de la pandemia.

Marcola desde la cárcel y Fumhino desde afuera, expandieron PCC por casi toda Sudamérica. Pero Playboy fue el que ideó esta multinacional del crimen sobre la base de una necesidad: la pertenencia.

PCC le dio sentido a muchos criminales, porque no es una banda, sino una hermandad, como reseña Feltran en el libro Irmaos. Para muchos, esto es lo más peligroso. PCC domina hoy la logística del tráfico de cocaína desde la hidrovía Paraná-Paraguay, donde la falta de controles favorece que los cargamentos lleguen a Europa, donde el precio de la cocaína es 20 veces mayor.

LEER MÁS ► La increíble vida del narco más buscado de Sudamérica que está conectado con la avioneta cargada de cocaína que apareció en Chaco

“Mis soldados son extrañas anomalías del desarrollo torcido de este país. No hay más proletarios, o infelices, o explotados. Hay una tercera cosa creciendo allí afuera, cultivada en el barro, educándose en el más absoluto analfabetismo, diplomándose en las cárceles, como un monstruo Alien escondido en los rincones de la ciudad. Ya surgió un nuevo lenguaje", planteó Marcola, con el tono de un predicador apocalíptico, en una entrevista en O Globo.

Y siguió: ¿Ustedes no escuchan las escuchas judiciales? Es eso. Es otra lengua. Está delante de una especie de post miseria, que genera una nueva cultura asesina, ayudada por la tecnología, satélites, celulares, Internet, armas modernas. Es la mierda con chips, con megabytes. Mis comandados son una mutación de la especie social. Son hongos de un gran error sucio”, planteó.

Cómo es el sistema ideado por Marcola

El sistema ideado por Marcola funciona a la perfección. Encuentra las grietas del sistema carcelario para funcionar, sobre todo la corrupción interna. En las prisiones de Pedro Juan Caballero y Asunción, La Nación retrató cómo está estructurada esa hermandad, que hizo pie en Argentina, donde se detectaron células en las prisiones de Chaco y Santa Fe.

A los jefes de cada cárcel los llaman "sintonías". Es aquel que tiene el contacto o la "sintonía" en las prisiones paraguayas con los jerarcas de PCC que están en Brasil, con quienes están conectados a través de un grupo de WhatsApp, con la jerarquía que encabeza Playboy. Con los smartphone informan todas las novedades diarias, y sobre todo si hay un nuevo "iniciado" y "bautizado". Ese rito incluye como requisito elemental matar a alguien.

carcel brasil.jpg
En Brasil se calcula que hay 40.000 detenidos que suscriben a PCC.

En Brasil se calcula que hay 40.000 detenidos que suscriben a PCC.

Cada nombre que el "sintonía" propone para el rito de iniciación es investigado por la cúpula de la organización a través de los contactos con la policía y la justicia, tanto en Paraguay como en Brasil. "Arman una especie de legajo", contó un investigador en Asunción.

Si el elegido obtiene la venia se hace el bautismo en la cárcel, donde el interno que va a pasar a formar parte de PCC tiene que jurar por una especie de Biblia o estatuto que se cree que escribió Marcola. En Brasil se calcula que hay 40.000 detenidos que suscriben a PCC.

El estatuto pasó de tener 13 a 18 puntos. Se sumaron cinco tras el golpe a la bóveda de Prosegur en Ciudad del Este en abril de 2017, donde robaron más de 11.000.000 de dólares en medio de un golpe cinematográfico.

Cada miembro que pasa a ser bautizado debe contribuir al "sintonía" con 1.000 dólares por mes. “Se hará una evaluación de la capacidad de cada integrante indicado por el sintonía; el que sea seleccionado y aprobado tiene como deber tributar a toda estructura financiera y afrontar los gastos cuando sea posible. Las misiones incluyen principalmente acciones de rescate y otras operaciones restringidas al Comando”, advierte el estatuto al que accedió La Nación.

Qué dice el estatuto de Marcola

Todos aquellos que vengan a ser rescatados, tendrán la obligación de rescatar a otro hermano, aquel hermano que falla en la misión por debilidad, deslealtad, será excluido y el caso será evaluado por el sintonía. Podrá ser caracterizado como traición y el cobro será la muerte”, agrega el reglamento interno de la organización.

El estatuto demarca también una serie de limitaciones, como la prohibición de consumir crack o pasta base, aunque no otras drogas como cocaína y marihuana que no solo están permitidas, sino que forman parte del negocio: el control del tráfico interno del penal.

Cada miembro de la "hermandad" tiene beneficios extra en las prisiones, como celdas con aire acondicionado, buena comida, seguridad y drogas de calidad.

Marcola narco rosario2.jpg
Marcola fue protagonista del robo millonario a una empresa de transporte en San Pablo, en julio de 1998.

Marcola fue protagonista del robo millonario a una empresa de transporte en San Pablo, en julio de 1998.

El bautismo implica también un rito sangriento, cuenta uno de los oficiales que investiga a PCC en Paraguay, donde se detectaron 360 presos paraguayos bautizados en las 12 prisiones que hay en el país.

En la cárcel de San Pedro hubo un bautismo de sangre el 16 de junio de 2021, cuando 10 miembros del clan Rotela fueron decapitados por miembros de PCC. El sangriento motín en esa penitenciaría tuvo como blanco a la banda liderada por Armando Rotela, que maneja la venta de crack en parte de Asunción y en algunas cárceles.

Uno de los investigadores contó que empezaron a ver cierto comportamiento particular en las sesiones de fotos que hacían los presos para subir a las redes sociales desde las cárceles. Las fotos tenían un patrón común. El fondo era siempre una pared que estaba escrita con decenas de inscripciones, muchas veces superpuestas. Descubrieron que en esas paredes siempre apareció el número 1533. El 15 era la P y la C el tres.

También enviaban mensajes de posibles golpes en un lenguaje cifrado. Otro gesto simbólico de comportamiento de la organización son los tatuajes, algo que distingue a los miembros de PCC del resto. Siempre se los hacen en la espalda y en la pantorrilla para distinguir a los propios miembros que ante una situación de conmoción o peligro están de espaldas y no se puede ver su cara porque la tienen tapada.

Cómo es la organización criminal según Marcola

"Somos una empresa moderna, rica. Ustedes son el Estado quebrado, dominado por incompetentes. Nosotros tenemos métodos ágiles de gestión. Ustedes son lentos, burocráticos. Nosotros luchamos en terreno propio. Ustedes, en tierra extraña. Nosotros no tememos a la muerte. Ustedes mueren de miedo. Nosotros estamos bien armados. Ustedes tienen calibre 38. Nosotros estamos en el ataque. Ustedes en la defensa. Ustedes tienen la manía del humanismo".

Y concluyó: "Nosotros somos crueles, sin piedad. Ustedes nos transformaron en superstars del crimen. Nosotros los tenemos de payasos. Nosotros somos ayudados por la población de las villas miseria, por miedo o por amor. Ustedes son odiados. Ustedes son regionales, provincianos. Nuestras armas y productos vienen de afuera, somos globales".