menu
search
Policiales Ciudad de Santa Fe |

Le robaron la moto a un repartidor, le avisaron dónde estaba pero la policía no fue a recuperarla

Este miércoles, pasadas las 23.30, dos delincuentes le robaron la moto a un repartidor –a punta de pistola- en la puerta de un kiosco de barrio Yapeyú. Uno de ellos fue detenido, pero lo liberaron a las horas. La familia del joven informó a la policía que le habían avisado dónde estaba pero denuncian "inacción" y que no lo acompañan a buscarla.

Este miércoles, pasadas las 23.30, dos delincuentes armados le robaron la moto a un repartidor en la puerta de un kiosco ubicado en la esquina de Hugo Wast y Reinares de barrio Yapeyú de la ciudad de Santa Fe. El joven de 22 años, llamó al 911 y radicó la denuncia en la Comisaría 17°. La policía encontró a uno de los ladrones, lo detuvo, pero a las pocas horas fue liberado. Este jueves, la familia de repartidor le informó a la policía que le habían avisado dónde estaba la moto, pero denuncian que hasta el momento no fueron a recuperarla.

En diálogo con AIRE, el joven relató lo sucedido: “Me bajé a comprar algo al kiosco y cuando me subí a la moto que uso para trabajar ya tenía dos delincuentes encima. Uno me apuntaba y el otro me empujaba para llevarse moto. Enseguida llamé al 911 y enviaron un patrullero al poco tiempo. Lo fueron a buscar, no lo encontraron y me llevaron a la comisaría para que haga la denuncia y tomarme los datos”.

“Al rato –continuó- encontraron a uno de ellos, me hicieron identificarlo y me dijeron que no lo iban a largar. Pero después me enteré que lo liberaron. Cuando puse en mis redes sociales que me habían robado me empezaron a llegar mensajes con la ubicación de la moto, por lo que le avisé a la policía que lo vayan a buscar”.

Sin embargo, tras acercarse nuevamente a la comisaría y al Destacamento Regional Norte, no obtuvo respuesta. En este sentido, la pareja del joven indicó que se comunicó con Asuntos Internos para informar sobre la situación, pero no le dieron respuesta.

“Sabemos que esta persona está en el barrio, exhibiendo la moto y nadie hace nada. No se están moviendo y estamos desesperados, no sabemos más que hacer. De la moto depende el nuestro trabajo y nos cortaron las piernas. Somos trabajadores y queremos trabajar”, concluyó.