menu
search
Policiales Ciudad de Santa Fe | Paraguay | Inseguridad en Santa Fe

Las pistas sobre a dónde llevó el botín millonario la banda que robó el Pago Fácil de Mendoza y 9 de Julio

El atraco fue quirúrgico y de un nivel pocas veces visto en la ciudad de Santa Fe. Hay cuatro detenidos y un prófugo. Sospechan que uno de los implicados viajó a Paraguay horas después de cometer el atraco.

A tres semanas del quirúrgico robo al Pago Fácil de Mendoza y 9 de Julio de la ciudad de Santa Fe, ocurrido el 9 de octubre, las pistas e indicios sobre a dónde pudo haber ido a parar el botín con los 40 millones de pesos apuntan a un posible encuentro entre los miembros de la banda que tuvo lugar en una vivienda del barrio René Favoloro, donde posiblemente se dividieron las partes.

La sospecha surge a partir de la identificación, y posterior detención, del agente policial Maximiliano Pérez (26), quien fue acusado de haber buscado y cargado en un Suzuki Fun de color blanco el botín que los ladrones sacaron de la caja fuerte que se encontraba en el local de cobro y pago de servicios del microcentro santafesino.

Mediante el cotejo impactos de antena de los teléfonos de los imputados y registros de cámaras, los investigadores estiman que Pérez buscó el botín cerca de las 6 de la mañana y lo trasladó hasta su propiedad ubicada en calle Puerto Argentino al 4100, en el norte de la ciudad de Santa Fe. A ese domicilio, el resto de la banda habría arribado horas después para dividir el dinero cuyo destino sigue siendo incierto.

De igual manera, en las últimas semanas surgieron elementos que llevaron a los investigadores a sospechar que parte del botín podría haber sido trasladada a otra provincia o inclusive a un país limítrofe. Por ejemplo, el teléfono de Mauricio Sebastián “Avión” Gorosito impactó horas después del hecho en la ciudad de Resistencia (Chaco) y luego en Posadas (Misiones). Mientras que el 11 de octubre, las antenas lo posicionaron en la República de Paraguay, en donde aparecieron 12 impactos, según revelaron fuentes del caso a AIRE.

Robo millonario kiosco Mendoza y 9 de Julio.

Por su parte, el teléfono de otro de los implicados en el caso, sobre el cual pesa un pedido de captura, tuvo impactos en la zona donde ocurrió el robo, mientras que horas después, a las 12.47 del mediodía del 9 de octubre, impactó en la provincia de Entre Ríos.

En la causa que encabezan las fiscales Gabriela Arri y Lucila Nuzzo, los policías de la Agencia de Investigación Criminal (del área Operativa) sindicaron a Gorosito como quien, a bordo de un Toyota Corolla gris, trasladó hasta las afueras del Pago Fácil a Juan Cruz Paiva y a un hombre que se encuentra prófugo y sobre el cual pesa un pedido de captura.

Ambos, vestidos con ropa oscura y con herramientas de corte encima, treparon un tapial de una cochera de 9 de Julio al 2200 y por los techos llegaron hasta la parte superior del local de 9 de Julio y Mendoza. Una vez arriba de la zona de los baños, hicieron un silencioso corte y luego agujerearon un cielo raso.

Robo millonario boqueteros en 9 de julio y Mendoza 1.jpg

Mediante sogas descendieron hasta los sanitarios y fueron hasta la zona de la caja fuerte sin ser advertidos por el sistema de alarma, ya que desde afuera, el imputado José Mora, presuntamente cortó un cable de fibra óptica del local. Tras forzar la caja fuerte, los ladrones cargaron 40 millones de pesos, 10 mil reales, dos mil euros y 30 mil dólares en distintas bolsas, las cuales fueron sacadas por los boquetes que permitieron el ingreso.

Durante el escape, un vecino del lugar vio a los ladrones caminar por los techos por lo que llamó la policía, situación que aceleró el escape de los hampones y que además podría haber sido la causa de porqué abandonaron los 6 millones de pesos que quedaron tirados dentro del Pago Fácil.

La secuencia criminal continuó cuando al lugar arribó un Suzuki Fun blanco que cargó el botín y se marchó, presuntamente con Paiva y el otro ladrón a bordo, hacia a Primera Junta (una cuadra) en donde dobló hacia el oeste (pasando por el Ministerio de Seguridad) hasta toparse con alguna calle que los llevóe hacia el norte de la ciudad.

auto robo 1.jpg
El auto que fue secuestrado por los investigadores y que se sospecha estaría implicado en el robo al Pago Fácil.

El auto que fue secuestrado por los investigadores y que se sospecha estaría implicado en el robo al Pago Fácil.

Si bien el vehículo en un principio no pudo ser identificado, con el correr de la investigación se determinó (en base a peritajes de cámaras) que al coche le faltaba una tasa de la rueda izquierda trasera, como así también el logo de Suzuki delantero. Justamente, la misma faltante que tenía el auto de Pérez al ser hallado por los investigadores en la casa del policía, en barrio René Favaloro.

Sumado a ello, los impactos de antena del teléfono de Pérez lo posicionaron primero en la zona del local robado, a las 6.40. Mientras que después, a las 6.45, fue captado por una antena de Peñaloza y Pedro de Vega. Horas después, impactó en la antena cercana a su casa, en donde los investigadores suponen que la banda se juntó para dividir el botín millonario.