viernes 28 de enero de 2022
Policiales Santa Fe | Comando Radioeléctrico | Intento de robo

Investigan a tres policías del Comando Radioeléctrico por golpear a un hombre en plena calle

Los agentes fueron imputados y recuperaron la libertad. El abogado defensor de dos de ellos solicitó el sobreseimiento y sostuvo que actuaron con causa justificada.

Tres policías del Comando Radioeléctrico de Santa Fe fueron imputados como coautores de varios delitos cometidos en el ejercicio de sus funciones, y tras la atribución delictiva recuperaron la libertad con una serie de medidas alternativas a la prisión preventiva. La imputación se desarrolló en la sala 6 de los tribunales santafesinos, ante el juez Leandro Lazzarini.

El fiscal de Violencia Institucional Ezequiel Hernández imputó a los tres policías como coautores de los delitos de vejaciones y falsedad ideológica calificada. Los uniformados fueron asistidos por la defensora pública Andrea Alberto y por el defensor particular, Martín Risso Patrón, quien solicitó el sobreseimiento tras considerar que actuaron en legítimo ejercicio de su desempeño como policías.

El hecho

En su acusación, el fiscal Hernández relató que los delitos atribuidos a D.O.S., M.A.R. y H.L.T., sucedieron el 20 de agosto pasadas las 4 de la mañana, en inmediaciones de bulevar Pellegrini al 3900. Allí, los agentes “privaron ilegítimamente de la libertad a K.E.P”, a quien golpearon en varias partes del cuerpo. Luego, en la Comisaría Sexta redactaron un acta de procedimiento con información falsa para justificar su accionar.

Hernández agregó que esto “complicó una investigación de delitos que podrían haber sido cometidos por K.E.P”. Además, M.A.R. fue imputado como autor de otro hecho cometido en agosto de 2015, también mientras se desempeñaba como empleado del Comando Radioeléctrico.

Ezequiel hernández.jpg
Hernández, el fiscal a cargo del caso.

Hernández, el fiscal a cargo del caso.

El fiscal relató que en aquella oportunidad, el 1 de agosto de 2015 cerca de las 2 de la mañana, tras haber detenido a Marcelo Bruno (quien hoy se encuentra condenado por el crimen del taxista Fernando Rodríguez), lo trasladó a la comisaría donde, aún esposado, lo golpeó y le sustrajo el teléfono celular.

Hernández les atribuyó la coautoría de los delitos de vejaciones y falsedad ideológica calificada por ser cometida en el ejercicio de sus funciones como empleados policiales. Luego el fiscal relató las medidas alternativas de prisión acordada con los abogados defensores: prohibición de contacto y acercamiento con las víctimas, fijar domicilio, establecer un guardador y no tener ni portar armas de fuego.

Leer más ► Redujeron la pena para uno de los implicados en el homicidio de taxista Fernando Rodríguez

“Nuestra vida también vale”

Al finalizar la imputación fiscal, H.L.T., uno de los policías imputados pidió declarar y relató que en 2012 fue víctima de un hecho de robo y fue agredido con tres disparos, que le dejaron graves secuelas en su salud física y mental. “En este caso el muchacho tenía un arma y no me iba a arriesgar a que me pase otra vez lo mismo, a perder la vida”, sostuvo el policía.

“Hay delincuentes que están en la calle haciendo daño; este masculino le quiso robar a un personal policial, yo creo que actué bien. Intentó sacar el arma para atentar contra nuestra vida, aunque seamos policías, somos personas y nuestra vida también vale, remarcó.

Embed

Sobreseimiento

A continuación, el abogado defensor particular Martín Risso Patrón, quien representa a M.A.R. y H.L.T., solicitó el sobreseimiento de sus dos pupilos: “toda la secuencia está filmada por un domo. Venía un policía uniformado en su moto y fue abordado por dos delincuentes; el policía efectuó un disparo al piso y el delincuente le disparó al policía a dos o tres metros. Por suerte la bala no salió”, relató el letrado.

A continuación, la víctima del intento de robo llamó a la Central de Emergencias y cuando llegó el móvil policial comenzaron a patrullar en búsqueda del ladrón. “Al advertirlo, pensaron que se había descartado del arma de fuego; lo palparon de armas, buscaron por la zona, y no la encontraron. La tenía oculta en la espalda. El muchacho intentó escaparse, por eso debieron utilizar la fuerza y reducirlo. El accionar de los policías fue con la fuerza necesaria para poder reducirlo y evitar que se escape. Fue el uso de la fuerza en el ejercicio del deber, y su conducta está justificada”, sostuvo Risso Patrón.

En relación al acta de procedimiento, el defensor sostuvo que “puede ser que haya algunos datos que no sean coincidentes”, y remarcó que el hecho no debe ser analizado desde una sala de audiencias o el despacho de un juez, sino desde “una villa, a la noche, donde se escuchan disparos”. Por último, Risso Patrón destacó que el hermano del detenido por los policías está en prisión por haber matado a un agente: se trata de “Bata” Paredes, condenado por el crimen de Damián Martinet en 2013.

Leer más ► En procedimiento abreviado condenaron a “Bata” Paredes a 11 años de prisión

para web lazarini.jpg
El juez Leandro Lazzarini sostuvo que es necesario seguir investigando

El juez Leandro Lazzarini sostuvo que es necesario seguir investigando

“Fue una golpiza”

Al responder el pedido de sobreseimiento, el fiscal Hernández sostuvo que el hecho fue cometido y que corresponde a un juez valorar la evidencia. “Entiendo que (con el defensor) tenemos diferentes apreciaciones sobre lo que se ve en el video”, y agregó que nada coincide con lo redactado en el acta de procedimiento.

“Es evidente que se trató de una golpiza; el chequeo fue tan deficiente que no encontraron el arma que tenía en la espalda. Si quería, los podría haber matado a los tres mientras buscaban el arma que nunca encontraron”, cuestionó el fiscal. En cuanto a las agresiones, Hernández sostuvo que “le propinaron un puntapié en la cabeza que lo dejó desmayado”, y que fue en el medio de la golpiza cuando al sospechoso se le cayó el arma de fuego: “en lugar de secuestrarla y llevarlo a la comisaría, le apuntaron y continuaron golpeándolo”, relató.

En relación al hecho previo, al intento de robo que tuvo como víctima a otro policía, el fiscal sostuvo que no hay evidencia para sostener que haya sido cometido por Paredes: “el arma es distinta y el aspecto físico también es distinto”. Además, Hernández sostuvo que el intento de robo se produjo casi media hora antes de la detención de Paredes: “es extraño que tras intentar asaltar a un policía se quede parado media hora en el lugar”, cuestionó.

Finalmente, el fiscal expresó que con el proceder de los tres agentes “frustraron totalmente la investigación por robo calificado que sufrió un colega de ellos. Se encargaron de que no sea investigado el hecho y pensaron que la pena que le correspondía era golpearlo por “ser el hermano de”.

Delitos acreditados

Al momento de tener que resolver sobre el pedido de sobreseimiento realizado por el defensor Risso Patrón, el juez Lazzarini remarcó que para dictar un sobreseimiento es necesario tener el mismo grado de certeza como el que se necesita para arribar a una condena. “La controversia radica en lo que se puede interpretar de los videos, si el obrar de los policías fue correcto o desmedido”, sostuvo el magistrado.

A continuación, agregó que la evidencia enumerada por el fiscal sostiene la posible existencia de una golpiza y remarcó que además se atribuyó también la falsedad ideológica del acta de procedimiento. “Si una persona está reducida y el arma está secuestrada, seguir pegándole es un uso desmesurado de la fuerza, sostuvo el juez.

“Hubo un hecho complejo y debe seguir adelante la investigación”, concluyó Lazzarini.

Dejá tu comentario