menu
search
Policiales juicio | secuestro extorsivo | Ciudad de Santa Fe

Empieza el juicio por el secuestro extorsivo en barrio 7 Jefes con cuatro acusados

El debate comenzará este jueves en el Tribunal Oral Federal de Santa Fe y declararán más de 60 testigos. Cuatro hombres se encuentran en prisión preventiva por el hecho ocurrido en febrero de 2022.

Este jueves comenzarán a ser juzgados cuatro miembros de la banda de secuestradores en el Tribunal Oral Federal de Santa Fe: Hugo Edgardo Soto, Rodolfo Ariel Quiroga, Eugenio “Jeji” Cáceres y Facundo Paredes; el quinto involucrado, Yosemir “Yose” Sergio Godoy, murió en agosto en su celda de la cárcel de Coronda.

El tribunal será presidido por el juez José María Escobar Cello; la acusación es sostenida por el fiscal General Martín Suarez Faisal, que expondrá la evidencia recabada en la investigación comandada por el fiscal federal Walter Rodríguez.

LEER MÁS ► La víctima del secuestro extorsivo en barrio 7 Jefes dijo: "Fueron tres horas que no se las deseo nadie"

Se espera que unos 67 testigos se presenten a declarar en los estrados del TOF, entre ellos la víctima del secuestro, Gastón Cabrera; en tanto, los cuatro sospechosos llegan al juicio en prisión preventiva, procesados como coautores de secuestro extorsivo agravado por la cantidad de intervinientes –más de tres personas–.

Gaston Cabrera DSC01106_MTH.jpg
Gastón Cabrera, la víctima del secuestro.

Gastón Cabrera, la víctima del secuestro.

Secuestro extorsivo

La justicia le atribuye a los sospechosos “haber participado en la sustracción, retención y ocultamiento” de Cabrera, desde las 6.50 del 22 de febrero de 2022 hasta pasadas las 11 de la mañana del mismo día. En ese lapso de tiempo, los secuestradores exigieron a la esposa de Cabrera la entrega de 200 mil dólares para liberarlo.

La víctima fue interceptada en inmediaciones de Maipú y Laprida, cuando se encontraba a bordo de su automóvil esperando a su esposa para ir a trabajar. Horas después fue liberado en inmediaciones del Puente Negro, en calle Naciones Unidas: los secuestradores huyeron y dejaron a Cabrera amordazado en el interior del vehículo.

Durante el tiempo que Cabrera estuvo secuestrado, uno de los integrantes de la banda se comunicó con la esposa y le exigió la entrega de 200 mil dólares a cambio de liberarlo sano y salvo.

La mujer debía dejar el dinero sobre un árbol ubicado en la Estación Belgrano y su intersección con calle Chacabuco y se retiró del lugar. La maniobra se vio frustrada por la intervención de los policías de la Agencia de Investigación Criminal (AIC), custodiaron el lugar e interceptaron a Hugo Edgardo Soto cuando se presentó a buscar el rescate.

gastón Cabrera 1.jpg
Personal de la AIC custodiaron la zona donde debía realizarse el pago del rescate e interceptaron a Soto cuando se presentó a retirar el dinero

Personal de la AIC custodiaron la zona donde debía realizarse el pago del rescate e interceptaron a Soto cuando se presentó a retirar el dinero

Evidencias

Las cámaras de seguridad ubicadas en diferentes puntos de la ciudad fueron fundamentales para reconstruir minuto a minuto lo ocurrido: a las 06.49 del martes 22 de febrero de 2022, una furgoneta Fiorino blanca, "con faro izquierdo quemado o de casi nula intensidad y guardabarros delantero chocado", conducida por Quiroga, se detuvo momentáneamente en la intersección de Chacabuco y Laprida; de allí descendieron tres personas, todas con barbijos y capuchas o gorras.

A las 06.52, el grupo se dirigió a pie hasta Maipú y Laprida–, y encontraron a Gastón Cabrera en el interior de su vehículo, un Peugeot 307 negro, estacionado en la puerta de su vivienda familiar.

Entonces, lo redujeron a punta de pistola y lo obligaron a trasladarse al asiento trasero de su automóvil; luego, huyeron del lugar. La esposa de Cabrera llamó inmediatamente al 911, y se dio intervención al personal de la AIC, bajo las órdenes iniciales del fiscal en turno Roberto Apullán.

Desde las 7 de la mañana, la esposa de Cabrera comenzó a recibir en su teléfono celular varias llamadas de diferentes líneas telefónicas: los secuestradores le exigían de manera amenazante e intimidatoria, una suma de dinero establecida en la moneda de dólares estadounidenses para liberar con vida a su pareja.

“Para mí es más fácil matarlo y tirarlo adentro de una bolsa que seguir con esto”, amenazaron.

Pericias auto secuestro Cabrera_MG_1072_MTH_1200.jpg
Cabrera fue abandonado en el interior de su vehículo, en calle Naciones Unidas

Cabrera fue abandonado en el interior de su vehículo, en calle Naciones Unidas

Cerca de las 9.30, desde un número oculto, le dieron las indicaciones para llevar el dinero hasta un lugar en cercanías de la Ex Estación Belgrano de Santa Fe. La entrega del dinero fue controlada por agentes del Departamento Operativo de Investigaciones Región I de la Agencia de Investigación Criminal.

“Llamaste a la cana, está la cana por todos lados; me agarraron no lo encontrás más”, le dijeron a la esposa de Cabrera una vez que dejó la mochila con el dinero.

Finalmente, cerca de las 10.21, Cabrera llamó por teléfono a su esposa y le dijo que los secuestradores lo habían abandonado en inmediaciones de Naciones Unidas y Pasaje Mitre, a bordo de su automóvil. Dos mujeres que se encontraban en el lugar lo asistieron y con su ayuda pudo dar detalles de donde se encontraba.

Cabrera estuvo secuestrado durante casi tres horas y media, retenido y oculto en el interior de su automóvil, maniatado y amordazado, con una bolsa negra en la cabeza y amenazado constantemente: “tu mujer se está haciendo la pelotuda, culpa de ella te voy a llevar a un descampado te voy a cagar a piña, y te voy a meter un tiro”.

secuestro cabrera 7 jefes allanamiento.jpg
Grupos de asalto e investigadores en la casa en donde vivía Quiroga.

Grupos de asalto e investigadores en la casa en donde vivía Quiroga.

Vecino y amigo

El secuestro de Cabrera fue orquestado y comandado por el acusado Quiroga, quien conocía a la víctima “de toda la vida”. Quiroga pudo planificar el hecho, además de aportar la logística y monitorear las negociaciones.

Los testimonios dieron cuenta de que Quiroga era vecino de la casa paterna de Cabrera, por lo que se conocían desde chicos e iban al mismo gimnasio, junto con un hermano de la víctima.

Con el avance de la investigación se produjo el allanamiento de la vivienda del sospechoso, ubicada en Necochea al 2700, donde se logró la detención de Quiroga y el secuestro de la camioneta utilizada en el hecho.