menu
search
Policiales abuso sexual | Avellaneda |

El exsecretario del intendente de Avellaneda acusado de abuso sexual firmó un acuerdo de 6 años de prisión

Marcelo Galaz puede evitar el juicio oral tras la firma del acuerdo de procedimiento abreviado. El fiscal Aldo Gerosa había adelantado un pedido de pena de 32 años de prisión.

El exsecretario del intendente de Avellaneda que fue denunciado por una joven de su círculo familiar por abuso sexual reiterado puede evitar el juicio oral a través de la firma de un acuerdo de procedimiento abreviado que comprende una posible condena a 6 años de prisión. Fuentes del caso confirmaron a AIRE que el acuerdo ya cuenta con la firma del imputado Marcelo Galaz, su abogado defensor Andrés Ghio y el fiscal Aldo Georsa. La denunciante y víctima de los hechos también debe expresar su consentimiento para que el acuerdo prospere.

La investigación fue realizada por el fiscal Gerosa, de la Unidad de Violencia de Género, Familiar y Sexual, quien al presentar la acusación hacia Galaz había adelantado un pedido de pena de 32 años de prisión. El juicio debía comenzar en noviembre, sin embargo fue suspendido ante un planteo de la defensa; al reanudarse para evaluar la prueba, las partes manifestaron ante el juez Santiago Banegas que se encontraban en tratativas de abreviar el proceso.

juez banegas rosalia.jpg
El juez Santiago Benegas deberá resolver las incidencias planteadas en la audiencia preliminar

El juez Santiago Benegas deberá resolver las incidencias planteadas en la audiencia preliminar

Juicio oral o abreviado

El juicio a Marcelo Galaz debía comenzar el 11 de noviembre en los tribunales de Reconquista. Al comenzar la audiencia Ghio solicitó que la Junta Especial de Salud Mental realice una evaluación de la víctima; el juez Banegas dispuso que la necesidad de producir esa prueba sea discutida en otra audiencia, y suspendió el inicio del juicio.

Una semana después, el 17 de noviembre, las partes volvieron a tribunales a discutir la pertinencia de la evaluación reclamada por el defensor de Galaz, ya que la JESM se negó a evaluar a la víctima. Fue en el marco de esta audiencia que se anticipó la posibilidad de la firma de un acuerdo de procedimiento abreviado con una condena a 6 años de prisión para Marcelo Galaz.

El pedido de Ghio era determinar si la denunciante tiene tendencia a la fabulación y/o afectada la psicosexualidad. Los profesionales de la Junta respondieron el pedido y fundamentaron la negativa a evaluarla ya que «podría presentarse un proceso más de revictimización ante los sucesivos y repetidos relatos»; en este sentido, sugirieron que la consulta se realice con el profesional que la asiste.

De la audiencia participaron dos abogados de la Dirección Provincial de Salud Mental del Ministerio de Salud, quienes sostuvieron que no es función de la Junta conseguir pruebas para un juicio y que no realiza pericias psicológicas; agregaron que la negativa ante el pedido de Ghio no fue para obstruir el proceso, sino para proteger a la denunciante atento a los protocolos vigentes.

En la misma línea que lo planteado por los abogados del ministerio, Gerosa sostuvo que las profesionales que asisten a la víctima forman parte de la lista de testigos para el juicio y pueden dar detalles de su estado de salud mental.

Sin embargo, Ghio insistió con la necesidad de la intervención de la Junta, por lo que el juez Banegas resolvió que, en caso de no prosperar el abreviado y tener que resolver la causa a través de un juicio oral, la Junta deberá evaluar a la denunciante, quien participó de varias audiencias durante el proceso y además va a declarar en un eventual juicio.

aldo gerosa.jpg
Aldo Gerosa, el fiscal de Reconquista.

Aldo Gerosa, el fiscal de Reconquista.

Acusación

Galaz fue acusado como autor de abusos sexuales agravados, reiterados en el tiempo, en número indeterminado de veces y agravados a su vez por varias circunstancias, entre ellas, causar daño grave a la salud mental de la víctima, en concurso real con la promoción de la corrupción de menores agravada por la edad de la víctima. El fiscal Gerosa adelantó un pedido de pena de 32 años de prisión.

El fiscal sostuvo que la joven denunciante debe recibir asistencia psicológica y psiquiátrica desde hace años, por las secuelas en su salud mental que le ocasionaron las agresiones sexuales, asistencia que la ayudó a procesar lo ocurrido para poder recurrir a la justicia. En una entrevista brindada en AIRE, Gerosa detalló que la mujer se cruzó con su agresor en una circunstancia laboral y esa situación fue el desencadenante para que radique la denuncia.

Según la declaración de la propia víctima, los abusos comenzaron cuando ella tenía 4 años y se extendieron aproximadamente por seis años, pero recién cuando alcanzó la mayoría de edad pudo contarlos y recurrir a la justicia.