menu
search
Policiales Arroyo Leyes | marihuana |

El abogado detenido por el vivero con marihuana de Arroyo Leyes dice que todo era legal

Lo aseguró en su indagatoria realizada días atrás en el Juzgado Federal N°2 de Santa Fe. El letrado, junto con ocho hombres, entre ellos "Cachi" Nudel, permanecen detenidos a la espera de que el juez resuelva su situación procesal.

Según confesó en su audiencia indagatoria -realizada el pasado viernes en el Juzgado Federal N°2- ambos establecimientos, ubicados a la vera de la ruta 1 sobre el kilómetro 19 y en Santiago del Estero al 3600, se montaron por medio del Instituto Nacional de la Semilla (Inase) que, amparándose en una ley sancionada en el 2017, permitió regular la investigación médica y científica del uso medicinal de la planta cannabis y sus derivados.

Asistido por el penalista, Néstor Oroño, el letrado detenido argumentó que además se inscribió en la categoría A, de criadero o semillero, por lo que quedó habilitado a inscribir variedades de semillas en el Registro Nacional de Cultivares para luego comercializar plantines o esquejes sin que estos florezcan.

Además, aclaró que tal permiso no le imponía una cantidad determinada de plantas, tal como sí lo determina el Reprocann en donde el Estado autoriza a los consumidores de marihuana -como uso medicinal- a tener 9 plantas y poder transportar libremente 40 gramos sin infringir la ley nacional de drogas.

LEER MÁS ► Vivero narco: la defensa de "Cachi" Nudel asegura que solo es consumidor de marihuana y niega que sea barra

Ceresole recordó también que una vez que obtuvo el permiso del Inase se contactó con un centro multidisciplinario de Santa Fe que realiza gestiones sobre Reprocann como también asesoría científica del uso del cannabis medicinal.

VIVERO NARCO ARROYO LEYES FOTO AIRE 2.jpeg
En cada parcela había un código QR que lleva a un permiso estatal del Instituto Nacional de la Semilla.

En cada parcela había un código QR que lleva a un permiso estatal del Instituto Nacional de la Semilla.

El abogado ratificó que fue él quien montó (siendo inquilino de los establecimientos) los dos viveros de ruta 1, en donde fueron halladas 1600 plantas, y el de Santiago del Estero, en donde se encontraron más de 300. “Su fin no es para comercializar el producto”, dijo en sede judicial. “Que imputen un delito por una presunción de cierta comisión de delito es como si a mí me arrestan por el robo futuro de una moto, si ando con un cortacandado en la calle que ando para abrir el portón de mi casa que perdí la llave”, cuestionó.

Un asado con el “Cachi” Nudel

En su indagatoria, el abogado también desmintió tener vínculo con Gabriel “Cachi” Nudel, quien fue imputado como quien presuntamente estaría detrás del vivero para producir estupefacientes y luego comercializarlos.

“Lo conozco porque lo vi en el campo comiendo un asado y me lo presentaron como integrante de la barra de Colón”, aclaró y destacó que sabía que le decían “Cachi” por haberlo visto en los medios de prensa previo a ponerse a disposición de la Justicia. “Sé el nombre de tanto que lo repitieron en los medios en un escandaloso show político”, dijo.

No obstante, aseguró que ni siquiera tiene el teléfono de Nudel, quien además tiene una casa de grandes dimensiones en calle 18 y Santa Rosa de Arroyo Leyes.

A la espera del fallo

Tanto Ceresole como el resto de los detenidos (en total son nueve) se encuentran imputados de integrar una asociación ilícita, encabezada por Gabriel “Cachi” Nudel, que tendría por objetivo montar viveros de marihuana, con apariencia legal, a los fines de sembrar y comercializar estupefacientes.

Cachi Nudel indagatoria - copia 22.jpg
El

El "Cachi", al salir de la sede de la Policía Federal de Santa Fe.

La imputación fue realizada en el marco de una causa que instruye el fiscal federal Walter Rodríguez (a cargo de la Fiscalía N°2) y el cual le achacó a Nudel proveerle a la organización los medios necesarios (personas, armas, autos e inmuebles) para lograr la actividad clandestina.

En el caso del vivero de ruta 1, la Justicia detectó que el inmueble funcionaba con guardias apostados en garitas y que el suministro eléctrico era ilegal, ya que se encontraba colgado de la EPE. Se estima que dicho establecimiento comenzó a funcionar desde por lo menos abril del 2023 y en el cual trabajan un grupo de hombres que por semana cobraban alrededor de 50 mil pesos.

En la actualidad hay nueve personas detenidas -entre ellas Nudel y Ceresole- las cuales permanecen privadas de su libertad hasta tanto el juez Aurelio Cuello Murúa, a cargo del Juzgado Federal N°2, resuelva su situación procesal: procesamiento con o sin prisión preventiva, falta de mérito o en su defecto, el sobreseimiento.