domingo 5 de abril de 2020
Policiales | Asesinato |

Dramático testimonio: "Tiene problemas de adicción, la madre lo denunció para que pague en la cárcel y terminó muerto"

Héctor Gutiérrez tenía 22 años, agonizó una semana tras ser brutalmente golpeado dentro de una celda de la subcomisaría segunda.

Héctor Gutiérrez tenía 22 años y murió el miércoles 26 de febrero luego de agonizar 6 días en el Cullen. El jueves 20 de febrero fue brutalmente golpeado dentro de una celda de la subcomisaría segunda de la ciudad de Santa Fe. Detrás del drama: una historia de vida complicada que dos de sus tías decidieron contar en el programa Emergencia 911 por Aire de Santa Fe.

Héctor estaba detenido desde hacía dos meses en la subcomisaría segunda tras violar una condicional por violencia intrafamiliar. Su madre lo había denunciado porque tomaba drogas, se volvía agresivo con los familiares y después no se acordaba nada. Andrea y Eva, sus tías, contaron "mi sobrino tenía problemas de adicción y su madre lo había denunciado por violencia familiar para que vaya preso. Lo metieron en la cárcel para que sane, ella lo denunciaba porque pensaba que ahí dejaba de drogarse y con este hecho de inseguridad dentro de una comisaría hoy le quitaron la vida", reclamó.

Leer más►Falleció el preso que fue golpeado salvajemente en la subcomisaría 2ª

En la cárcel Héctor Gutiérrez esperaba condena porque lo habían encontrado con una moto robada y los cargos implicaban ocho meses de pena. Lo cierto es que el pasado 20 de febrero, en el interior de la celda de la subcomisaría segunda otro preso lo golpeó fuertemente con una escoba en la cabeza y lo dejó agonizante. Según los familiares, el comisario fue testigo presencial del ataque y no lo sacó del lugar. Le pidieron explicaciones y el uniformado les dijo que el joven estaba alcoholizado y que él mismo les pidió que se separen y efectivamente no lo hicieron.

La familia de Gutiérrez se enteró de lo sucedido dentro de la celda por otra persona. "Desde la comisaría no nos avisaron", dijeron y agregaron: "cuando llegamos a la comisaría nos trataron mal y se nos reían en la cara". Finalmente, los padres de Gutiérrez se reunieron con su hijo recién en el Hospital Cullen.

"En esa subcomisaría hay alrededor de 30 presos", denunciaron. Según dijeron, desde la muerte de Héctor les consta que están llevándose a los presos de superpoblada subcomisaría. Las familiares del chico fallecido remarcaron las constantes situaciones irregulares: malos tratos, superpoblación de presos, régimen irregular de visitas, gente que paga para ver a sus familiares. "cuando mi hermana le llevaba una hamburguesa a mi sobrino tenía que comprarle una al guardia también".

Por último los familiares aclararon que el padre del joven asesinado sentó la denuncia en Asuntos Internos. Este miércoles le entregarán el cuerpo a la familia que procederá a velar sus restos.

Entrevista con Andrea y Eva

Embed

Temas

Dejá tu comentario