menu
search
Policiales | Marianela Brondino | Crimen | Corte

Caso Brondino: rechazan que el caso del menor sea revisado por la Corte 

La Cámara de Apelaciones de Rafaela no hizo lugar al recurso de inconstitucionalidad presentado por la defensa de José "Bebe" Gimenez, coautor del crimen de Marianela Brondino.

El juez de la Cámara de Apelaciones de Rafaela, Cristian Fiz, rechazó el recurso de inconstitucionalidad presentado por el defensor de José Giménez, el coimputado en la causa por el crimen de Marianela Brondino, menor de edad al momento de los hechos.

Ricardo Ruiz Díaz había interpuesto el recurso para que la declaración de responsabilidad penal de Giménez en el homicidio de Marianela sea revisada por la Corte Suprema de Justicia de la provincia, luego de que la Cámara de Apelaciones de Santa Fe confirmara la decisión.

Leer más ► Caso Brondino: confirman fallo contra el menor de edad y la causa quedó a un paso de la condena

El recurso presentado por Ruiz Díaz reitera los planteos ya valorados en su momento por los camaristas Juan Manuel Oliva, Matías Drivet y Sergio Alvira al confirmar la resolución apelada. El letrado cuestionó que Giménez no haya sido absuelto atento al “beneficio de la duda” que debe primar en cada caso.

GRACIELABRONDINO.jpg

"Trato de aferrarme a cualquier herramienta que me sirva para seguir sobreviviendo. Pasaron diez años y me pregunto cómo hice para pasar este tiempo", manifestó Graciela Brondino.

Para Ruiz Diaz, “el pronunciamiento ha sido efectuado sólo en base a indicios y no en pruebas de cargo contundentes que no dejen lugar a dudas”, y remarca que no existen elementos de prueba directa que ubiquen a Giménez en el lugar del hecho: “Solo testimoniales de oídas, sin individualizar al emisor de esas palabras, solo escuchas a través de pared y/o a la distancia, pero sin identificar al emisor de las mismas”.

La parte acusadora solicitó que el recurso de inconstitucionalidad sea rechazado, y puntualmente la querella, a cargo de Vivian Galeano, abogada del Centro de Asistencia Judicial, en representación de Graciela Peresin, madre de la víctima Marianela, argumentó que el recurso de inconstitucionalidad impuesto no cumple con ninguno de los requisitos formales y de fondo. Sostuvo que del escrito de la defensa no se advierte una mínima vulneración a las garantías constitucionales mencionadas; sólo se hace una crítica a la valoración que el tribunal ha tenido a la hora de merituar la prueba, “circunstancia que desvía la función específica del recurso interpuesto, queriendo forzarlo a que actúe como una tercera vía de revisión de los hechos y la prueba vertida en el proceso”.

Al momento de resolver, el juez Fiz coincidió con esta apreciación de la querella: “Es un escrito que no se basta a sí mismo, por obviar hacer un breve relato de los hechos que contextualizan, en primera medida la resolución recurrida, y en segundo extremo los supuestos agravios advertidos".

Caso Marianela Brondino (6)_marca.jpg
Graciela Brondino no pudo contener el llanto el día que se condenó a uno de los asesinos de su hija.

Graciela Brondino no pudo contener el llanto el día que se condenó a uno de los asesinos de su hija.

El magistrado remarca que el escrito del defensor no expone los motivos por los que entiende que la sentencia de los jueces resulta arbitraria, y valora que al comparar el primer escrito de apelación con el pedido de inconstitucionalidad se reiteran los motivos: “Todos ellos fueron tratados y se les dio respuesta con los fundamentos (...) con los que la defensa expresa su disconformidad”.

En su resolución Fiz recuerda que para recurrir a la Corte tildando un fallo de “arbitrario”, se debe efectuar un análisis de los “defectos lógicos que justifican tan excepcionalísima conclusión”, a fin de no convertir a la Corte en un tribunal de tercera instancia ordinaria, “sino que atiende a cubrir casos de carácter excepcional”.

En este sentido, remarca que si los argumentos expuestos por los camaristas no convencieron a la defensa, “no significa ello que el decisorio merezca el reproche de alcance constitucional que se pretende”, ya que no compartir la interpretación que realizan los jueces no es motivo suficiente para que el caso sea revisado por la Corte Suprema.

Dejá tu comentario