domingo 20 de septiembre de 2020
Ocio | Recetas | Vinagre | Receta

Un buen tip para hacer un delicioso pan sin levadura en casa

Conoce algunos tips que pueden servir para reemplazar la levadura en las recetas. ¡No dejes que la falta de un ingrediente detenga tus ganas de cocinar!

La concina se ha convertido en un lugar para expresar la creatividad culinaria que llevamos por dentro. Bizcochos, tortas y panes caseros son unas de las recetas que más se realizan en casa y todas necesitan de levadura. Pero si no se tiene este ingrediente no hay porque preocuparse, existe un buen tip que puede ayudar a hacer un delicioso pan. O cualquier otra preparación que requiera un proceso leudante.

Reemplazar este ingrediente puede ser también la solución para quienes no pueden consumirlo por alergias o problemas de salud. Y aunque es uno de los productos básicos para la elaboración del pan y algunos dulces, se pueden añadir otros que también den volumen a la mezcla.

BICARBONATO DE SODIO Y VINAGRE

El resultado de no utilizar levadura para el pan o tortas es un bizcocho menos esponjoso y con una textura rustica. La mejor alternativa es sustituir este ingrediente por bicarbonato y vinagre para conseguir una preparación de buena calidad. Una opción muy utilizada por los veganos para elaborar sus recetas.

La repostería destaca al bicarbonato de sodio como uno de los polvos leudantes más potentes, tanto como el polvo de hornear. Se incorpora a la mezcla con la finalidad de generar más aire en ella y alcance un mayor volumen.

Por su parte, el vinagre (ácido) al unirse con el bicarbonato sódico (alcalino) produce una reacción química que favorece las burbujas internas. De esta manera se logra un resultado más esponjoso y suave. Para esto se necesita agregar una cuchada a la mezcla y luego una cuchara de vinagre blanco o de sidra de manzana. En caso de que no se tenga vinagre en la dispensa, se puede incorporar limón.

OTRAS OPCIONES QUE TAMBIÉN FUNCIONAN

Clara de huevo a punto de nieve: combinar las claras de huevos con azúcar hasta alcanzar el aspecto de la nieve, puede sustituir la levadura. El secreto consiste en batir las claras por separado del resto de la elaboración, añadiendo poco a poco el azúcar. Y luego adicionarla al resto de la mezcla. La técnica ayudará a conseguir un efecto ligero y con una textura más fina, manteniendo el rico sabor de siempre.

Polvo para hornear: si ya no queda levadura fresca pero se consigue polvo para hornear, se puede reemplazar por este último sin problemas. Solo se necesita incluir a la receta 5 gramos de este ingrediente químico por cada 15 prensada.

Yogur y bicarbonato sódico: en muchas elaboraciones de postres y panes se puede emplear estos ingredientes para suplantar la levadura.

Cerveza: se puede emplear como sustitutivo ya que también posee un alto grado de acidez. Utilizado en las harinas puede generar un efecto muy parecido al de la levadura fresca. Y como un producto menos habitual se ha incorporado el sifón en algunas recetas.

FUENTE: La Bioguía