viernes 28 de febrero de 2020
Ocio | dieta | Salud |

Recetas veganas: Cómo reemplazar el huevo en la cocina conservando sus nutrientes

Alternativas vegetales para reemplazar el uso de huevos en tus comidas dulces o saladas sin perder nutrientes

Tanto para quienes eligen llevar un estilo de vida vegano como para aquellos que deciden eliminar al huevo de sus comidas por cuestiones de salud, existen alternativas completamente vegetales para implementar en la dieta diaria. Para encontrar el sustituto ideal primero debes comprender la función que el huevo tiene en la preparación; por ejemplo, en las preparaciones dulces, otorga elasticidad y mantiene húmeda la masa.

En este camino, es importante saber remplazar el huevo, tanto a nivel nutricional como en la cocina, para poder ampliar al máximo el abanico de posibilidades.

NIVEL NUTRICIONAL

Cada huevo pesa aproximadamente cincuenta gramos, y cada cien gramos de este alimento tenemos cero gramos de hidratos de carbono, doce gramos de proteína y doce gramos de grasa. Una clara de huevo aporta 17 calorías y 7 gramos de proteína de alto valor biológico.

Es decir que el huevo es absolutamente reemplazable ya sólo hay nutrientes. Podemos optar por sumar legumbres a nuestras recetas como lentejas, porotos, garbanzos, entre otras.

En cuanto a grasas, el huevo contiene doce gramos y las legumbres contienen dos gramos aproximadamente. Además, el huevo aporta colesterol. Otras fuentes muy buenas de grasas de origen vegetal, sin colesterol (ningún alimento de origen vegetal contiene colesterol), son los frutos secos, las semillas, las aceitunas, lel aguacate, entre otros.

huevo portada.jpg

EN LA COCINA

A la hora de cocinar evitando el huevo, tenemos un sinfín de posibilidades para sustituir un elemento por otro.

Algunas opciones son:

- Una cucharada de semillas de lino molidas con 3 de agua

- Un cuarto de taza de harina de garbanzos más un cuarto de taza de agua

- Una chucharadita de té de agar agar más una cucharada sopera de agua

- Media taza de puré de banana

- Un cuarto de taza de puré de manzana.

Legumbres.jpg

Por este motivo, en nuestra alimentación deben predominar productos de origen vegetal, que incluyen frutas y verduras, legumbres, frutos secos, cereales y derivados integrales, y completarse con productos de origen animal de buena calidad (pescado blanco y azul, carnes preferiblemente magras, huevos y lácteos), aceite de oliva virgen o virgen extra y agua.

Temas