lunes 27 de septiembre de 2021
Ocio

Razones por las que no deberías preocuparte si subiste de peso de un día para el otro

El peso es el resultado de una suma de factores de las que no siempre se tiene control. Hay razones que pueden influir y por las que no tenes que preocuparte.

El peso es uno de los factores más importantes para estar al pendiente de nuestra salud física, pues la falta o el exceso de este puede representar una alarma del organismo. El peso es el resultado de una suma de factores de las que no siempre se tiene control, por lo que hay ocasiones en las que podemos subir repentinamente de peso y parece una situación preocupante.

No te olvides de seguirnos en Google Noticias para mantenerte informado

Sin título.png
El peso es el resultado de una suma de factores de las que no siempre se tiene control.

El peso es el resultado de una suma de factores de las que no siempre se tiene control.

Leer más► Consejos de Aristóteles para elegir tus amistades sabiamente

Si te pesaste de manera consecutiva y la cifra subió considerablemente de un día a otro, hay algunas razones que podrían influir y por las que no debes preocuparte. De hecho, es normal que el peso fluctúe entre 2.5 y 3 kilogramos por día.

No haber ido al baño

Aunque parece broma popular, en realidad la orina, las heces y el sudor sí pueden influir al momento de subirse a una báscula. El cuerpo absorbe lo necesario de los alimentos y líquidos, pero después necesita expulsarlos. Pesarse antes de haber ido al baño podría ser una de las razones por las que la báscula marcó algunos gramos más que el día anterior.

El sodio y los carbohidratos

Sin título.png
El sodio y los carbohidratos

El sodio y los carbohidratos

El sodio y los carbohidratos favorecen a la retención de líquidos en el cuerpo; por lo tanto, el cuerpo lo puede manifestar con una hinchazón y aumento de peso momentáneo. Dependiendo del resto de alimentos del día y los hábitos de cada persona, el cuerpo puede expulsar el exceso de sodio después de algunas horas y el peso disminuye.

Toda la comida influye

Algunos médicos sugieren que las pesan más de lo normal los domingos por la noche, después de un fin de semana de comer y beber sin cuidar las calorías. Sin embargo, todos los alimentos tienen un gramaje, incluso el agua; por lo tanto, una persona puede pesar más después del desayuno o la hora de la comida, aunque haya comido una ensalada de verduras sin grasa ni carbohidratos.

Medicamentos

Sin título.png
Medicamentos o tratamientos

Medicamentos o tratamientos

Existen tratamientos médicos que ocasionan retención de agua, aumento del apetito o cambios en el metabolismo; especialmente los medicamentos controlados. La insulina, los antidepresivos, o el litio son algunos medicamentos que pueden afectar al peso.

Ciclo Menstrual

Algunas mujeres tienden a retener más líquidos durante el ciclo menstrual, lo cual puede ocasionar un ligero aumento de peso. Es normal que durante el primer día del periodo el peso sea mayor al habitual y regrese a la normalidad después de algunos días.

Consumo de alcohol

Sin título.png
Consumo de alcohol

Consumo de alcohol

El cuerpo no procesa las bebidas alcohólicas tan rápido como otros líquidos, por lo que tarda en irse el organismo, puede ocasionar retención de agua e influye en la digestión de algunas sustancias. Además, el alcohol añade calorías a la ingesta diaria que, probablemente, no están consideradas en el menú habitual. Así que no es raro pesar más después de algunas bebidas.

Leer más► 5 plantas medicinales que no pueden faltar en un botiquín básico

La fluctuación de peso en el organismo es normal, pero no hay que dejar de consultar al médico para que brinde un diagnóstico adecuado.