jueves 2 de abril de 2020
Ocio |

Qué vitaminas tiene el ananá que te ayudan a fortalecer tu sistema inmune

Luego de que la Organización Mundial de la Salud declarara al coronavirus como una pandemia, la alimentación es clave

El sistema inmune es primordial para enfrentar la enfermedad del COVID-19 y resistir sus efectos. El ananá trae más beneficios para la salud, en especial, por su poder para fortalecer las defensas.

El principal componente nutritivo del ananá, al igual que la mayoría de frutas, es el agua (85 %), de ahí que sea un alimento muy bajo en calorías.

Es rico en vitaminas, principalmente en vitamina C (12 mg/100 g). Asimismo contiene vitaminas A, B1 y ácido fólico, pero en porcentajes inferiores al de la vitamina C.

Respecto al contenido en minerales, cabe señalar su riqueza en potasio, y a distancia, en magnesio y hierro.

El ananá posee una enzima, la bromelina, que se halla en el tallo y en el fruto, que facilita la digestión. En concreto, tiene la virtud de fragmentar las proteínas y convertirlas en aminoácidos, lo que favorece el proceso digestivo.

¿Cómo se debe consumir ananá para fortalecer el sistema inmune?

Puede incluirse en la alimentación a través de ensaladas de frutas, jugos, batidos o simplemente, comiendo trozos de la fruta sin procesar de ninguna manera. Puede ser consumida por pequeños y adultos de diversas maneras.

Se puede conservar unos días en un lugar seco y fresco, y sobre una base blanda. Nunca lo guardes en la heladera, a no ser que esté ya pelado y cortado y cortada.

ananá.jpg

Compra y conservación

Para saber si el ananá está en su punto, ni verde ni demasiado maduro, hay que observar los siguientes aspectos:

Color: para facilitar su conservación, se suele recolectar antes de madurar. Ahora bien, si se recoge muy verde no desarrolla su sabor y fragancia.

Al madurar adquiere un bonito color dorado, pero algunas variedades tienen la corteza verde aun estando maduras. La punta de las escamas ofrece entonces un tono amarronado.

Hojas: son verdes y rígidas. Al tirar suavemente de las interiores se desprenden con facilidad.

Aroma: si el ananá está maduro su base despide un intenso y agradable aroma.

Peso: debe tener un buen peso en relación al tamaño.

Consistencia: la corteza debe ceder ligeramente bajo la presión de los dedos.