domingo 7 de marzo de 2021
Ocio | Navidad |

Por qué la comida recalentada de Navidad y Año Nuevo es muchísimo más rica

Comer la comida recalentada los días posteriores a las fiestas es un clásico en todo el mundo. Cómo conseguir que tengan un sabor muchísimo mejor que el día anterior.

Este año las fiestas fueron -y serán- más pequeñas que en ocasiones anterior por la pandemia. Incluso, algunos lo pasarán solos. Pero eso no quita que se cocine de más para que al día siguiente se puedan comer las sobras de comida.

Según la Real Academia de la Lengua Española (RAE) el término recalentar es: “volver a calentar”. Y es de lo que se trata. De calentar de nuevo las sobras de la cena de Navidad o Año Nuevo para desayunar, comer y/o cenar al día siguiente.

image.png

Tras festejar la Navidad o Año Nuevo, al otro día pensar qué comer o qué cocinar no es un buen plan. Por eso, acordarse de que algo sobró la noche anterior es encontrar oro en donde se buscaba cobre.

Expertos en cocina informaron que el recalentado muchas veces termina de cocinar o darle un sabor especial a los platos de las noches anteriores. Esto es por cuestiones químicas que le brindan al plato ya cocinado una vez que volvemos a ponerlo al fuego.

image.png

Aunque es importante saber que por más que rica que esté la cena de la noche anterior no es saludable recalentarla más de una vez. Además, hay que estar atentos al enfriamiento de los alimentos y no dejarlos expuestos a temperatura ambiente, ya que esto propicia contaminación microbiana que se puede ir a la refrigeración o congelamiento.

También te puede interesar

Florencia Rosa y Marito Altamirano te cuentan las cinco mejores películas de 2020, según Hollywood Reporter

Embed

Temas