¿Es bueno hacer abdominales todos los días?

La obsesión por marcar el abdomen y lucir un vientre plano y tonificado puede hacer que pienses que debes entrenar los abdominales todos los días. Sin embargo, puedes obtener el efecto contrario y, además, supone ciertos riesgos.


Con el año nuevo llegan los buenos propósitos, y uno de los que más apuntamos en nuestra recién estrenada agenda es el de hacer deporte o, más concretamente, acudir al gimnasio con mayor regularidad. Generalmente, nuestro objetivo es mejorar de una forma integral la estética; perder peso, ganar volumen, definir la silueta y, la guinda del pastel, marcar abdominales. Surge entonces la obsesión por lucir un vientre plano y muchos nos lanzamos a trabajar sin descanso el ‘core’, ejercitando a diario el abdomen, creyendo que así conseguiremos el deseado ‘sixpack’. ¿Hacemos lo correcto?

Es cierto que esta parte central de nuestro cuerpo es una de las más resistentes y con más fuerza a la hora de realizar cualquier ejercicio, por lo que su poder de recuperación también es mayor que el de cualquier otro músculo. Pero, ¿es recomendable ejercitar los abdominales todos los días? Y, sobre todo, ¿puede ser contraproducente? Jon Ibero García, del centro deportivo Infinit Fitness, nos explica las principales razones por las que hacer abdominales todos los días puede llegar a dar resultados totalmente opuestos a los esperados.

  • Pueden sufrir sobreentrenamiento o sobrecargas.
  • Se puede llegar a deteriorar la masa muscular abdominal al someterlos a un estrés constante.
  • Se puede generar una descompensación con los lumbares y producir dolor en la parte baja de la espalda.
  • Se puede producir una mala recuperación y una disminución del rendimiento en la próxima sesión.
  • Los abdominales son un grupo muscular como cualquier otro, por lo que necesitan tiempo de descanso y recuperación para crecer.

Por tanto, al igual que pasa con el resto de los músculos, no es una buena estrategia trabajar a diario los abdominales, si lo que buscamos es mejorar el tono muscular de la zona. “Lo idóneo sería trabajarlos un día sí y otro no, dejando un margen de descanso de 24 horas o superior, y no establecer más de tres sesiones específicas a la semana”, aclara Jon Ibero.

Leer más► Así es como Julia Roberts bajó una talla de pantalón sin proponérselo

Además, es importante tener en cuenta que en la mayoría de ejercicios funcionales, como las sentadillas, el peso muerto o las flexiones, así como en ejercicios cardiovasculares, los abdominales trabajan ejerciendo como músculos estabilizadores del cuerpo. Por lo que ya se les está dando una carga que, a pesar de no ser tan intensiva como con unas planchas isométricas, los hace trabajar de forma efectiva.

Por otro lado, según indica Jon, muchos se lanzan a hacer grandes cantidades de abdominales pensando que así eliminarán de una tacada la grasa corporal de su abdomen. Grave error, ya que es imposible eliminarla de forma localizada: una dieta saludable y un déficit calórico se hacen indispensables para empezar a perder la grasa distribuida por el cuerpo.

Leer más► ¿Qué ‘apps’ utilizan las supermodelos para mantenerse en forma?

En definitiva, podemos desmentir el mito que dice que es necesario hacer abdominales a diario para poder lucir un vientre plano y perfecto, y mucho menos para perder grasa. “Sí, hay que trabajar los abdominales e incluir trabajo específico en nuestras rutinas. Pero trabajarlos todos los días, como hemos visto, puede llegar a ser contraproducente y alejarnos de los objetivos y propósitos que nos hemos marcado previamente”, concluye el experto.

Fuente: Hola.com

NOTICIAS DESTACADAS