domingo 20 de septiembre de 2020
Ocio | cabello | cuarentena | miel

Cómo hidratar el cabello con miel y huevo

Te dejamos la receta de esta fantástica máscara capilar de miel y huevo para darle vitalidad al cabello reseco.

El cabello es un aspecto importante para toda mujer, destaca su feminidad, belleza, le aporta seguridad y autoestima para levantarse todas las mañanas y comerse el mundo. Entonces hay cuidarlo, mimarlo y dedicarle un tiempo extra para que siempre se vea radiante.

Si estás notando que tu cabello no está saludable, si lo vez sin vida, que el cabello no toma forma, si el frizz se hace presente y que no podes domarlo, entonces es momento de darle una dosis extra de cariño y ponerse en acción para recuperarlo y lucir perfecta, hermosa y saludable como tanto te gusta.

Gracias a los nutrientes y las propiedades astringentes y antioxidantes de la miel, conseguimos protegerlo de la secuencia, aportando brillo y nutrición . Además, ayuda en el crecimiento del cabello y en la producción de queratina , teniendo como resultado un cabello más fuerte y menos quebradizo.

El huevo actúa sobre el cabello como un acondicionador, de manera que lo deja del todo sedoso. Facilita el desenredado y luego es mucho más fácil de peinar. Como decimos, es una especie de acondicionador, por lo que si tenes el cabello seco, el huevo va muy bien para hidratarlo y humedecerlo.

Acá te presentamos una receta muy fácil para que hagas en tu casa durante la cuarentena y revitalices el cabello en pocos días.

¿Qué necesitamos?

5 cucharadas de aceite de oliva

2 yemas de huevo

3 cucharadas de miel

Paso a paso

Mezclar bien todos los ingredientes y aplicarlo en el cabello húmedo de medio a puntas. Colocarse un gorro y dejarlo actuar por 15 minutos.

Luego enjuagar la máscara capilar con abundante agua, una vez enjuagada, lavar el cabello como habitualmente lo haces.

Esta máscara capilar podes aplicarla una vez a la semana y vas a notar cómo el cabello va cobrando vida recuperando la salud. Lo vas a ver con más brillo y vitalidad.

Intentar evitar el uso de secador de pelo y plancha para no seguir dañando el cabello durante el periodo de recuperación.