miércoles 23 de septiembre de 2020
Ocio | Recetas | Alimentos |

Cómo hacer desayunos saludables para no tener hambre

Es la comida más importante y completa del día para estar sanos y potenciar las funciones cerebrales. Mirá estas recetas

Muchas veces habrás escuchado la frase: "Desayuná como un rey, almorzá como un príncipe y cená como un mendigo" . Esto no significa que te traigan el desayuno a la cama (aunque de vez en cuando no está nada mal) sino que debe ser la comida más importante y abundante del día en lo que respecta a nutrientes.

Si queremos desayunar sano, lo primero que debemos tener en cuenta es que hay que hacerlo con calma. Sabemos que no nos sobra el tiempo y que muchos de nosotros tomamos el café con leche mientras realizamos otras actividades al mismo tiempo antes de ir a trabajar. Lo más aconsejable es cenar temprano (así te despertás con hambre), que la noche anterior dejes la mesa preparada, las frutas lavadas y a mano todos los elementos e ingredientes que son para el desayuno .

El desayuno que puede ayudarte a perder peso

Un desayuno que ayude a adelgazar no debería ser bajo en calorías ya que, si así fuera, tendríamos hambre durante todo el día, lo cual nos haría picar alimentos que no debemos. Por el contrario, debería ser una comida equilibrada y saciante, que contenga:

  • Fibra.
  • Proteína.
  • Grasa.
  • Carbohidratos.

Lo que sí que deberíamos evitar para perder peso son las harinas refinadas y los dulces, así como los embutidos y la mantequilla. Además, para aumentar la efectividad de estos desayunos, es recomendable combinarlos siempre con una dieta saludable y hacer ejercicio regularmente.

Avena con leche vegetal

La avena es un alimento excelente para cualquier desayuno saludable. Nos aporta mucha energía, es saciante y rica en fibra, lo cual favorece el tránsito intestinal y la eliminación de desechos. Además tiene propiedades relajantes sobre el sistema nervioso que nos pueden ayudar a reducir la ansiedad.

Licuados verdes

Los licuados verdes están de moda porque son muy sanos y nos pueden ayudar a perder peso con rapidez sin tener que pasar hambre. A pesar de su color (debido a su contenido en hojas verdes: espinacas, apio, rúcula, remolacha, entre otras) su sabor es dulce y delicioso. Esto se debe a que también contienen frutas dulces (bananas, melocotones, manzanas).

Yogur con granola

Un desayuno sencillo pero muy sano es el de yogur (natural o griego) con granola. Esta es una combinación de avena con frutos secos y semillas que nos aporta numerosos minerales (sodio, fósforo, calcio, etc.) y vitaminas (C, K, etc.). Recomendamos preparar la granola casera para evitar aquellas que incluyen azúcares añadidos, ya que pueden contener un mayor número de calorías y son peligrosos para nuestra salud.