Estiman que hay 1.400 practicantes, casi el 30% de los 5.000 trabajadores de la Municipalidad de Santa Fe

sueldos

“Es una bola de nieve que va a heredar quien gobierne la ciudad”, advirtió Juan José Saleme (PJ). Cronología de cómo un programa de practicancias se convirtió en un esquema de trabajo en negro y con aprietes políticos para “militar”.


Redacción Aire Digital

La idea tenía buenas intenciones pero se convirtió en una herramienta de precarización para unas 1.400 personas que en la actualidad trabajan en el municipio. “Nosotros entendemos que hay trabajo en negro, que se los ha precarizado porque ya llevan, en algunos casos, doce años practicando. En los años electorales, además, se los aprieta y se los obliga a militar. Se les mete miedo diciéndoles que si ganan los otros se van a quedar sin trabajo. Nos lo contaron muchos practicantes”, aseguró Juan José Saleme (PJ), exconcejal y candidato para retornar al Concejo en esta elecciones.

comisiones

En el 2016, cuando Saleme era concejal, presentó un proyecto para regularizar la situación de los practicantes.

En una entrevista con Aire de Santa Fe, Saleme repasó paso por paso como se fue distorsionando el programa de practicancias que ahora se convierta “en una bola de nieve que va a heredar quien gobierne la ciudad a partir de diciembre”.

En marzo de 2008, el Concejo Municipal aprobó un programa de practicancias (en la ordenanza 11.452), con la meta de generar una alternativa para una primera experiencia laboral. Establecía un período de práctica de 6 meses, que podía renovarse hasta dos años. “Era como un programa social de primer empleo y se pagaba una ayuda económica, según la ordenanza”, recordó Saleme.

Cuando se vencieron los dos años (2010), el Concejo lo extendió por dos años más, a partir del poder que le otorgaba la mayoría automática que tenía el oficialismo (los dos tercios).

Cuando expiró ese plazo, en el 2012, directamente decidieron hacer una modificación a la ordenanza y que las practicancias se puedan renovar “in eternum”. “Era la época en la que el Concejo, decíamos nosotros, era una escribanía del ejecutivo”, recordó Saleme, quien presentó en el 2016 un proyecto para regularizar la situación de los practicantes.

En la actualidad, según los números que maneja el exconcejal, hay entre 1.200 y 1.500 precarizados en el municipio, más 700 contratos y unos 180 funcionarios políticos (antes de la gestión de Mario Barletta y José Corral era 40 los funcionarios políticos, aseguró Saleme).

Si el número de practicancias se estima en 1.400 personas, los trabajadores precarizados representan el 28% del total de trabajadores del municipio, que son unos 5.000 (lo reconoció en Aire de Santa Fe, Juan Medina, secretario general de Asoem).

“A este enorme problema hay que sumar que el próximo intendente va a asumir con los dos servicios públicos esenciales concesionados en forma precaria: la recolección de residuos y el transporte público”, advirtió Saleme.

La entrevista completa se puede escuchar aquí:

 

La situación de los practicantes, que en algunos casos llevan 12 años trabajando en negro para el municipio, se denunció en Aire de Santa Fe el 16 de mayo, cuando un grupo de empleados del Jardín Botánico habló a fondo sobre esta situación luego de dos despidos.

El secretario general de Asoem, Juan Medina, reconoció en una entrevista con Aire de Santa Fe que hay muchas figuras que esconden el trabajo en negro en el muncipio

 

NOTICIAS DESTACADAS