Aire de Santa Fe Digital Aire de Santa Fe Digital

Prisión preventiva sin plazo para la madre de Jorgito

El juez Gustavo Urdiales dictó la prisión preventiva para F. Sajur, la mujer acusada de haber dado muerte a golpes a su hijo de 3 años junto a su pareja, a pedido de los fiscales Iglesias y Gioria. 


F. Sajur fue imputada el domingo por el delito de homicidio calificado por el vínculo, alevosía y ensañamiento, y esta mañana se dispuso que continúe detenida el resto del proceso.

Durante la audiencia de este miércoles, que se extendió por alrededor de una hora y media, los fiscales de homicidios argumentaron el pedido de detención y brindaron detalles aberrantes del hecho que terminó con la vida del pequeño.

Según el repaso que realizó Andrea Viñuela desde los Tribunales santafesinos tras la audiencia, la hermana de Carlos Pérez, coimputado por el homicidio y pareja de la madre del niño, denunció el viernes por la tarde lo ocurrido en la vivienda.

Según relató el fiscal Iglesias, la mujer acudió a la seccional sub 15 de Santo Tomé para denunciar los golpes que Perez y Sajur a los dos hijos de la mujer, de 3 y 1 año.

En su declaración en sede policial, la mujer explicó que las dos personas agredían a los niños con golpes de puños, patadas, y que también utilizaban un cinto y palos para agredirlos.

“No hubo un sólo día que ese cuerpito haya descansado de los golpes. Hasta que no le dio para más” relató el fiscal al repasar la declaración de la hermana de Perez al momento de la denuncia.

La imputada pidió declarar en la audiencia, y en su versión el pequeño había sido agredido por Perez el día anterior, el jueves. Luego, el viernes el pequeño se descompensó y por eso lo llevó al hospital. Según el informe preliminar de autopsia, el cuerpo de Jorgito presentaba 59 lesiones, de las cuales 19 fueron en la cabeza, y su fallecimiento se produjo por las agresiones sufridas en el cráneo y en el tórax. 

Además, según los testimonios colectados hasta el momento en la investigación, la violencia contra los dos niños ocurría de manera cotidiana, los tenían encerrados en un dormitorio y no los dejaban salir ni siquiera para ir a hacer sus necesidades.

Los familiares le tenían miedo a Pérez. 

En la vivienda familiar vivían por lo menos nueve personas, cuatro adultos y cinco menores: la madre de Carlos Perez y sus cuatro hijos, la  madre de Jorgito y sus dos hijos, y una pequeña de cinco años.

Al momento de declarar, tanto la hermana como la madre de Perez reconocieron que no habían denunciado antes las agresiones a los niños ya que Perez era un hombre muy violento y le tenían miedo.

En la vivienda se secuestró el cinto con el que la mujer habría golpeado al pequeño, además de palos, y se encontraron rastros de sangre en el dormitorio donde se daban las agresiones.

 

Al finalizar la audiencia, el fiscal Gonzalo Iglesias dijo que “el juez dictó la prisión preventiva y dará los fundamentos por escrito”. Seguidamente agregó: “Entendemos que contamos con elementos para sostener la ocurrencia del hecho y la participación de la imputada en carácter de coautora”.

Cabe mencionar que la madre del pequeño había sostenido que el día previo a su muerte, había recibido un golpe en la cabeza que habría sido lo que lo llevó a la muerte. “No vemos sustento en el golpe del día previo, pero es una cuestión de evaluación médica. No tiene asidero esta coartada”, afirmó el fiscal. No descartan sumar elementos a la causa.

Por su parte, el defensor público Javier Casco manifestó la necesidad de brindarle asistencia psicológica y extremar medidas de seguridad en el lugar de alojamiento.


Reviví el móvil desde Tribunales►