Copa Sudamericana: Argentinos Juniors puso a Colón contra las cuerdas

colon-argentinos-copa-sudamericana

El Sabalero cayó por 1-0 como local y deberá intentar revertir la serie de octavos de final del certamen en el Diego Armando Maradona, el próximo jueves a las 21.30. El gol del Bicho lo anotó Matías Romero.


Como era de esperar, enfrentar a un equipo como Argentinos Juniors significa que al partido se le planta batalla no solo en el campo de juego sino en la pizarra de los entrenadores. Diego Dabove, entrenador del Bicho, colocó a dos hombres a tapar la salida de los laterales Sabaleros y aisló a Matías Fritzler quien, todavía conociendo a Rodrigo Aliendro, no encontraba opciones para descargar y estaba obligado a jugar para atrás. Ahí, el visitante se adelantaba y asfixiaba todavía más la salida de los de Pablo Lavallén.

Leer más► Nadal-Federer: este viernes se jugará el capítulo 40 de un duelo que mantiene en vilo al tenis

Colón lograba respirar cada vez que la pelota le llegaba a Wilson Morelo y, obviamente, al Pulga Rodríguez. El delantero colombiano aguantó la posesión de espaldas en varias oportunidades y descargó con sus compañeros que encaraban en velocidad. Mientras que el Pulga daba muestras de su calidad en cada intervención, a pesar que varias veces sus compañeros no lo entienden y la jugadas que pueden llegar a ser riesgosas no terminan en nada.

Del lado de Argentinos, Santiago Silva hacía las veces de Morelo y en un par ocasiones logró desacomodar a Lucas Acevedo o a Emmanuel Olivera. El “Tanque” era el hombre en quien el Bicho respiraba, aguantaba la posesión y encontraba la solución a pelotazos. El Sabalero necesitaba que Alex Vigo y Gonzalo Escobar pudieran superar a sus marcadores y sacar al equipo. En el medio, Christian Bernardi estaba desaparecido y el visitante copaba la mitad de la cancha, por ende, el partido.

Cuando el encuentro había caído en un pozo, cuando nada pasaba, un tiro libre desde la mitad de la cancha le cayó a Silva que, como en todas las jugadas anteriores, le ganó a su marcador en la altura para bajarle la pelota a un Matías Romero que controló con el pecho y acomodó la pelota a un costado de un Leonardo Burián que solo pudo mirar como la pelota ingresó en su arco. Con solo tres toques de pelota, Argentinos se ponía en ventaja y le daba un mazazo a todos en el Brigadier López.

El desafío de Pablo Lavallén estaba ahora en intentar encontrar respuestas anímicas a un conjunto que él mismo considera que se “bloquea” en situaciones adversas.

Segundo tiempo:

En el complemento se notó una mejoría en cuanto a lo mental, no así en lo futbolístico. Aún con muchos obstáculos para poder quedar de cara al arco de Lucas Chaves, Colón creció en el encuentro con más actitud que juego. Ese “bloqueo” que el entrenador Sabalero quiere extirpar a su equipo no estuvo presente en la segunda parte.

Con Morelo haciendo el “trabajo sucio”, el local avanzaba en el campo el sector izquierdo, donde Jonathan Sandoval, marcador de punta de Argentinos, estaba amonestado y la velocidad no es su fuerte. De todas formas, el partido le era incómodo a un Colón que en cada pérdida debía volver a toda velocidad porque el Bicho dejaba que el Sabalero se acerque a su área para salir disparados a la contra. El “Tanque” Silva seguía siendo el jugador a marcar para la defensa rojinegra. El ex Gimnasia y Esgrima de La Plata era el mejor jugador en la cancha, a pesar que no fue quien marcó el gol de su equipo.

De cualquier forma, los segundos 45 minutos fueron muy distintos a la primera parte. Argentinos no jugaba a gusto y piacere y Colón, a su manera, con sus armas, fue en busca de la igualdad vital para poder ir al Diego Armando Maradona con otro panorama y con la necesidad de conseguir otro resultados.

Ya en los últimos quince minutos el cansancio se notó en las piernas de los jugadores de ambos equipos. El desgaste, que si bien no fue al mismo nivel o intensidad que se ve durante plena temporada, le pasó factura a los equipos y el partido se acható. La impresión que queda después de esta derrota, a pesar de demostrar cierta mejoría en el segundo tiempo, es que Colón aún sigue siendo un equipo lento, limitado en cuanto a variantes ofensivas y que si sufre un gol, es muy difícil que lo revierta. Todavía muchas cosas por corregir para Pablo Lavallén.

Leer más► El representante de Lautaro Martínez reconoció el interés del Barcelona por el jugador

Con este 0-1, Colón visitará La Paternal el próximo jueves con la obligación de ganar por la mínima para forzar a que la serie se defina desde el punto penal. El encuentro comenzará a las 21.30, en el Diego Armando Maradona.

NOTICIAS DESTACADAS