miércoles 28 de octubre de 2020
Noticias de Argentina | Formosa | tragedia | murió

Quiso cruzar nadando el Río Bermejo para ver a su hijita de dos años: murió ahogado

Mauro Ledesma tenía 23 años y había quedado varado en Córdoba donde estaba trabajando. Nunca le autorizaron el permiso para regresar a su casa en Formosa. La familia presentó una denuncia por la responsabilidad de las autoridades en esta tragedia.

Mauro Ledesma tenía 23 años y había quedado varado en Córdoba donde estaba trabajando. Nunca le autorizaron el permiso para regresar a su casa en Formosa. La familia presentó una denuncia por la responsabilidad de las autoridades en esta tragedia.

Las restricciones impuestas por la cuarentena pueden haber resultado útiles para evitar la circulación del virus, aunque hay mucho debate sobre si fue empleada con eficacia además de las consecuencias económicas que trajo. Pero hay algunas situaciones individuales para las que no hubo flexibilidad que devinieron en finales tan dolorosos como inaceptables. Todos recordamos el caso de Solange, la joven que tenía cáncer y que murió sin que su padre pudiera estar a su lado en sus últimos días de vida. Muy cruel.

Días atrás se conoció otra tragedia producida por la incapacidad de las autoridades a comprender alguna situación particular. Mauro Rubén Ledesma, cordobés que vivía en la localidad de San Martín, provincia de Chaco, había intentado sin éxito durante meses que le dieran el permiso para visitar a su hija de dos años que vive en la localidad de Colorado, Formosa. Desesperado por verla, habría tomado una decisión extrema: tratar de entrar a la provincia cruzando a nado el Río Bermejo. Murió ahogado. La policía chaqueña encontró su cuerpo el domingo a la vera del río y la causa de muerte fue determinada como asfixia por sumersión. Entre sus pertenencias estaba su DNI lo que facilitó su identificación, luego confirmada por sus familiares.

image.png

Mauro había viajado a Córdoba a principios de año por trabajo y allí lo sorprendieron las restricciones de la cuarentena y quedó varado. En agosto logró entrar a San Martín donde vivía su madre pero nunca pudo volver a su casa de Formosa, donde lo esperaba su hija.

"Mauro fue la primera víctima del mal administrado cerco provincial y testigo de la soberbia, desidia e irresponsabilidad de los integrantes del consejo integral de la emergencia Covid-19", puede leerse en la denuncia que la familia presentó ante el Defensor del Pueblo y la Subsecretaria de Derechos Humanos.