miércoles 20 de enero de 2021
Internacionales | Covid-19 | virus | Niños

Alarma mundial por el norovirus, el nuevo virus que afecta a los niños de China

Proviene del mismo país donde se originó el Covid-19. En casos extremos, la enfermedad podría ser mortal. También afecta gravemente a los ancianos.

Un brote de Norovirus en la provincia de Sichuan, China, infectó ya a 50 niños, con lo que despertó una enorme preocupación no sólo en el país oriental sino también en occidente.

Esta enfermedad, que suele ser especialmente activa entre los meses noviembre y abril (en el invierno del Hemisferio Norte), provoca en las personas una fuerte gastroenteritis, que no suelen ser graves pero que en niños, bebés y ancianos sí puede tener una afectación importante. Además, alguien que ya pasó la enfermedad puede volver a contraerla.

image.png
Los principales síntomas son la gastroenteritis y el dolor muscular; en casos extremos podría ser mortal

Los principales síntomas son la gastroenteritis y el dolor muscular; en casos extremos podría ser mortal

Como con el Covid-19, en los grupos de riesgo el norovirus puede llegar a ser mortal. También hay personas que son asintomáticas, el contagio podría ser inminente y expandirlo en otros series humanos.

Síntomas

El norovirus, que es un virus tipo Norwalk que destaca por ser tremendamente contagioso, provoca vómitos, diarrea, fatiga, náuseas, dolores musculares, dolores de cabeza y fiebre.

Cómo se contagia el norovirus

La forma de contagio es simple: interacción social y contacto con superficies o alimentos contaminados por norovirus. Además, es una enfermedad muy contagiosa por lo que es importante diagnosticar la enfermedad con celeridad para cortar la cadena de transmisión.

En el caso del norovirus es especialmente importante prestar atención a la higiene de los alimentos, sobre todo de frutas, verduras y marisco.

El Centro para el Control y Prevención de Enfermedades de Estados Unidos apunta a que no hay ningún medicamento que sirva para curar el norovirus por lo que se recomienda beber mucha agua para equilibrar la pérdida de líquidos que provoca la gastroenteritis y el vómito.