lunes 2 de mayo de 2022
Gaming | pay to win | dinero | videojuegos

Pay to win: pagar para ganar con facilidad en videojuegos

Existen juegos donde la gente puede pagar para ganar, estos se llaman Pay to win. Pero no todos los que tengan dicha posibilidad entran en esta categoría.

Infancias, videojuegos y la intolerancia a la frustración | Resumen de Notas, Aire de Santa Fe

La mayoría de la comunidad gamer llamapay to win” a los juegos que cuentan con la posibilidad de pagar con dinero real, a cambio de poder obtener mejoras. Cuando se habla esto, se refiere a aspectos estéticos como skins (nuevos trajes o ropas para los personajes), compra de cofres que traen elementos exclusivos, nuevos territorios o mapas, personajes, etc. Sin embargo, no se puede encasillar a todos los casos mencionados en el género.

Para descontento de muchos, que un videojuego sea gratuito no implica que no se tenga que invertir en él. Claramente todos, independientemente de la plataforma para la que fueron diseñados, se desarrollaron por empresas que contrataron personas, las cuales generaron un producto invirtiendo horas de trabajo. Por esta razón, siempre se busca la manera de financiarlo de alguna u otra manera.

No te olvides de seguirnos en Google Noticias para mantenerte informado

b.jpg
En la actualidad, con mayor frecuencia se encuentran este tipo de juegos es en los smartphones.

En la actualidad, con mayor frecuencia se encuentran este tipo de juegos es en los smartphones.

El dinero que acelera

Su comienzo tuvo lugar con los MMORPG, aquellos mundos abiertos donde se crean personajes únicos, los cuales siguen una historia (o no) y van subiendo de nivel a medida que se van cumpliendo misiones o simplemente se grindea (machaque). Algunos títulos conocidos son el World of Warcraft, el Black Desert Online, Lineage II, entre otros. A medida que se avanza de nivel y se obtienen mejores objetos equipables, más fuerte se vuelve. Lo que genera que los usuarios se pasen horas y horas tratando de obtener un dropeo (caída de un objeto por monstruo) que sea bueno y potencie las habilidades del pj creado.

He aquí el truco. Los títulos dan la posibilidad de comprar las monedas del juego con el pago de dinero real, y con ella el jugador puede comprar los objetos deseados en el “mercado”. De esta forma ya no deberá invertir gran cantidad de horas para, quizás, nunca obtener el ítem que necesita para progresar.

En la actualidad, con mayor frecuencia se encuentran este tipo de juegos es en los smartphones. En comparación con las versiones de los mismos títulos pero para PC, la mayoría de las apps son gratuitas. Sin embargo esto no implica que no haya un pago posterior para mejorar la experiencia de juego y no se refiere a cosas meramente estéticas. Se trata de elementos que hacen que, sin ellos, el progreso en el juego pareciera ir cuesta arriba.

pokemon-unite-pay-to-win.jpg
Estos juegos requieren de una inversión para llegar a buenos resultados.

Estos juegos requieren de una inversión para llegar a buenos resultados.

De jugador a usuario

Esta estrategia, fue el motivo de queja de muchos jugadores en el último tiempo. Ya que muchas franquicias, viendo el impacto en buenas ganancias que tiene éste método en algunos países asiáticos, lo han seguido implementado de manera abusiva. En algunos de los últimos y más populares títulos que han salido al mercado, como el Pokémon Unite por ejemplo, donde existen diferentes tipos de monedas y un marcado level up basado en el pay-to-win.

En este sentido, tanto The Pokémon Company como TiMi Studios, han ido bajando poco a poco el progreso basado en este mecanismo. Sin embargo, no se puede evitar pensar en los límites a los que puede llegar el interés económico de una industria en pleno auge. Más cuando se encuentran en conversación múltiples problemáticas en torno a la dependencia y a la toxicidad, del mismo modo que a la contemplación del jugador como persona, más que como usuario.

Leer más ► Los videojuegos como un privilegio social

El problema de la necesidad

Destacando que se trata de aquellos aparatos tecnológicos que raramente la gente despega de sus manos, es un aspecto que requiere cuidado. Claramente las desarrolladoras no viven del hype de los fanáticos de ciertos nombres que han marcado hitos en el exitoso recorrido de la industria de los videojuegos. Pero un aparente estudio de mercado llevado adelante por profesionales que destacan en los números, lo deshumaniza de alguna manera. Se supone, entonces, que de alguna manera se sabe encontrar la necesidad en un momento de aparente diversión.

Clash-Royale-comienza-banear-cuentas_1140495946_76490_1440x600.jpg
El problema está cuando se deshumaniza al usuario.

El problema está cuando se deshumaniza al usuario.

El foco de a quienes están dirigidos estos productos, así también como los efectos que pueden producir teniendo en cuenta todas las problemáticas actuales, son aspectos que no se deben perder de vista. Ya que desproteger a los principales pilares que hacen que la industria se mantenga en pie, no es una opción viable, ni para su prosperidad, ni para la esencia de los videojuegos en sí.