martes 17 de mayo de 2022
Espectáculos Vida |

La vida y el triste final de Larry Fine de Los Tres Chiflados

Fue uno de los integrantes del trío humorístico más característico de todos los tiempos. El ídolo de multitudes y que mantenía una fama mundial, falleció un día como hoy a causa de un ACV.

Larry Fine nació un 5 de octubre de 1902 y fue uno de los que integró el trío humorístico "Los Tres Chiflados" que duró 47 años. Con su particular cabellera, encontró un lugar en el corazón de los televidentes.

Su historia con el mundo artístico, comienza trágicamente cuando tenía apenas 4 años de edad, donde se quema con ácido un brazo. Estuvo al borde de sufrir amputación pero una serie de operaciones lo impidieron. Es por eso, que los médicos le recomendaron tocar un instrumentos para para recuperar la movilidad de los músculos y tendones de la extremidad afectada. Gracias a esto se transformó en un gran violinista profesional.

image.png
Además de la actuación, en su adolescencia se convirtió en violinista profesional. 

Además de la actuación, en su adolescencia se convirtió en violinista profesional.

Más tarde empezó a practicar boxeo, siempre buscando fuerza y movilidad en ese brazo. El tiempo hizo que también se convirtiera en un boxeador profesional. Llegó a disputar algunas peleas como federado, pero su padre prefirió que se dedicara a otra cosa. Es ahí cuando el teatro llega a su vida y lo abraza para siempre, aunque sus padres estaban en desacuerdo. Trabajó en múltiples proyectos teatrales, pero sin duda alguna llegaría una que le cambiaría la vida para siempre: Los Tres Chiflados.

Este, fue un grupo de actores cómicos estadounidenses activo entre 1923 y 1970, que realizaron 190 cortometrajes para Columbia Pictures, emitidos regularmente por televisión desde 1959. Se caracterizaba por su humor absurdo y el slapstick. El trío tuvo a Moe Howard y Larry como miembros estables y una serie de actores que le daba vida al “tercer chiflado” en diferentes épocas como: Shemp Howard, Curly Howard, Shemp Howard nuevamente, Joe Besser y Joe DeRita.

Leer más ► Fabián Gianola al borde del abismo: denunciado por abuso y quebrado, no puede pagar ni el alquiler

image.png
El trío conformado por Larry, Moe y Curly tuvo un gran éxito durante más de 50 años. 

El trío conformado por Larry, Moe y Curly tuvo un gran éxito durante más de 50 años.

Detrás de cámaras, Larry llevaba una vida bastante despreocupada y desorganizada, a menudo concretando grandes festines, y llegando con retraso a reuniones importantes. Era ludópata y un pésimo administrador, ya que prestaba dinero a quienes debían pagar deudas, y despilfarraba el importe sobrante en bienes suntuarios y costosos regalos. Con su esposa e hijos y durante el éxito de la serie, vivía de hotel en hotel. Este descuidado manejo de su capital lo hundió prácticamente en la miseria cuando Columbia decidió poner fin a "Los Tres Chiflados" en 1958.

En noviembre de 1961, en un accidente de tránsito, murió Johnny, su hijo mayor. El joven tenía 24 años y eso fue un gran sacudón para su vida. Su muerte, la manera en la que se dio, no lo soportó. Seis años más tarde la vida le terminó de dar la última estocada cuando falleció su esposa. Repentinamente, de un paro cardíaco, Mabel falleció y le causó una gran angustia, sobre todo por las circunstancias. Él estaba trabajado, en plena gira con Los tres chiflados, cuando le avisaron de lo que había ocurrido y voló a California para despedirla.

Leer más ► Richard Gere no encuentra comprador para su casa de U$S 28.000.000

image.png
Larry falleció en un sanatorio en condiciones de pobreza, un 24 de enero de 1975.

Larry falleció en un sanatorio en condiciones de pobreza, un 24 de enero de 1975.

A la par, su salud se fue deteriorando progresivamente. En 1970, justo en el último año de la serie, sufrió una hemiplejia que lo obligó, con 69 años, a alejarse para siempre de los escenarios. Los últimos años los vivió en un hospital, lugar al que lo iban a visitar todos los días su hija Phyllips y su amigo y compañero en los chiflados, Moe Howard.

A la par, allí aprovechó para entretener al resto de los pacientes desde su silla de ruedas, no necesitaba más que eso, y escribir su autobiografía a la que tituló “Golpe de suerte”. Su luz de apagó el 24 de enero de 1975, en la tranquilidad del sanatorio al que llegó por su condición de actor, porque ya no tenía dinero para elegir.

Temas