domingo 7 de junio de 2020
Paraná | Paraguay | Argentina

El humedal del Paraná, una autopista natural para las aves migratorias

Los ríos Paraguay y Paraná conforman en Argentina un corredor único para la migración de centenares de especies.

La llegada del otoño activa el ritmo migratorio de las aves, que empiezan a abandonar las tierras del sur del continente americano rumbo a otras regiones más al norte donde el clima es más benigno y la comida más abundante. Uno de los “caminos” elegidos para este viaje es el corredor del sistema de humedales de la cuenca Paraguay-Paraná, conocido por tener una muy elevada concentración de aves acuáticas.

Leer más ► Humedales: aliados silenciosos y efectivos para combatir el cambio climático

Según se especifica en un trabajo reciente publicado por la Fundación Humedales/Wetlands International alrededor de 223 especies de aves realizan algún tipo de desplazamiento hacia el norte en el otoño e invierno austral atravesando los humedales del este de Argentina, este de Paraguay, Uruguay y suroeste de Brasil.

Los sistemas de humedales, pastizales y bosques en galería a lo largo del corredor son esenciales para la supervivencia de muchas especies de aves migratorias que los utilizan como lugar de parada o concentración no reproductiva, dice la investigación de esa organización ambientalista.

Una cuenca gigante

La cuenca del Plata es la segunda más grande de Sudamérica después de la del Amazonas y la quinta a nivel mundial. Las ciudades más pobladas (entre las que hay varias de Argentina) se encuentran sobre las márgenes de los grandes ríos de llanura y la agricultura y la ganadería son la marca productiva de la región.

La gran planicie de inundación del río Paraguay y su continuación en el río Paraná medio e inferior, constituyen el valle principal de la cuenca del Plata conformando uno de los sistemas de humedales más extensos del planeta.

Leer más ► Jaaukanigás: la joya en bruto de la naturaleza santafesina

Estos dos grandes ríos constituyen “corredores biogeográficos”, es decir, vías efectivas para la migración activa o pasiva de flora y fauna de linaje tropical hacia zonas templadas. En el caso particular de las aves, el corredor fluvial Paraguay-Paraná se constituye en el eje principal del corredor migratorio interior de Sudamérica.

Uno de los problemas es que la información disponible sobre la importancia del corredor para las aves acuáticas migratorias hasta el momento es escasa o muy fragmentada, lo que dificulta la toma de decisiones y la formulación de políticas de mediano y largo plazo.

Humedales de Argentina.jpg
Argentina cuenta con 16 sistemas de humedales, distribuidos en todo el territorio nacional. (Infografía: Télam)

Argentina cuenta con 16 sistemas de humedales, distribuidos en todo el territorio nacional. (Infografía: Télam)

Migración y conservación

La investigación de la Fundación Humedales señala que las aves atraviesan distintos países e incluso continentes durante su ciclo anual migratorio. “Estos viajes los hacen siguiendo rutas y por lo general parando en sitios clave para alimentarse y descansar”.

Para emprender esos largos recorridos, recurren a corredores internacionales de migración que conectan las zonas de reproducción con las de invernada.

Leer más ► Tierra, agua y aire: el planeta ante la urgencia de la crisis climática

“Cambios en uno de los sitios podrían traer aparejados efectos que irán en detrimento del éxito para completar su ciclo migratorio anual y en especial sobre su supervivencia. En este sentido, la estrategia de conservación de las aves migratorias debe apuntar a conservar todos los sitios importantes a lo largo de sus rutas migratorias” señala el trabajo difundido recientemente.

Por otro lado, se está explorando también el desarrollo de una estrategia de conservación que haga foco en las especies que migran por el interior del continente y el corredor fluvial Paraguay-Paraná va formar parte integral de esta iniciativa.

Amenazas y desafíos

Para los expertos, poder mejorar e incrementar el conocimiento existente sobre la relevancia de los ríos Paraná y Paraguay como corredor migratorio para los distintos grupos migratorios de aves “es de gran importancia ya que esto permitirá entre otras cosas optimizar el manejo y conservación de este grupo, como así también, entender mejor el funcionamiento de este sistema de humedales en los patrones migratorios de las especies involucradas”.

Hay varias amenazas en ese camino que tienen que ver con algunos proyectos que atentan contra su conservación en relación a la Hidrovía Paraguay-Paraná. “Este proyecto tiene como objetivo construir un canal navegable por ambos ríos y algunos de sus afluentes, para permitir la navegación durante todo el año de embarcaciones de gran caldo y aumentar así la capacidad de carga de las hidrovías actuales”, señalaron desde la Fundación Humedales.

Leer más ► Pescar una raya gigante no es una hazaña: es una especie única, que está amenazada

Dejá tu comentario