“Si no hay estabilidad en lo macro, no habrá acuerdo beneficioso con la UE”

La ministra de la Producción participó de una reunión con Sica y Faurie en la que se analizó el tratado con la UE. En el marco de la Cumbre del Mercosur dijo que la tarea por delante es enorme y que debe trascender la mirada política del marketing electoral a corto plazo. “Nos va a beneficiar si logramos un acuerdo político amplio”, afirmó.


Por Coqui Toum

El jueves de la semana pasada, los ministros de Producción y Trabajo, Dante Sica, y de Relaciones Exteriores y Culto, Jorge Faurie, se reunieron con ministros provinciales en el marco del Consejo Federal de la Producción. Allí se analizó junto a las provincias el acuerdo entre el Mercosur y la Unión Europea.

En una gacetilla de prensa, difundida por el Ejecutivo nacional, se informó al otro día del encuentro que “gracias al acuerdo Mercosur UE, las provincias aumentarán sus exportaciones al continente europeo en un 12% cuando el tratado entre en vigencia”.

Leer más ►Nación adelantó que las exportaciones a la UE subirán 12% en las provincias

En contacto con Aire Digital, Alicia Ciciliani, una de las representantes de Santa Fe en la mesa del Consejo Federal de la Producción, destacó la convocatoria de Nación, ya que estuvo encabezada por dos de las personas que participaron de la negociación del acuerdo, y afirmó que fue muy positiva por que hay un reconocimiento de las posibilidades que puede otorgar a futuro al país el trabajo conjunto con las provincias.

La ministra de la Producción de Santa Fe remarcó en varios momentos de su charla con Aire que “el acuerdo es un oportunidad para Argentina”. En ese marco, sostuvo repetidamente que sin una visión de futuro que trascienda la mirada política de corto plazo, sin un entendimiento a todo nivel que establezca como prioridad las posibilidades de desarrollo que podría implicar el tratado con la UE, difícilmente el país pueda aprovechar esa “oportunidad”.

“No es para sentarse a aplaudir y esperar que el acuerdo nos beneficie. Nos interpela a un trabajo muy fuerte que, si somos capaces de llevarlo adelante en toda la profundidad que requiere, puede ser muy beneficioso para el país y para Santa Fe, por supuesto”, planteó.

Es complejo dimensionar en sus posibilidades el acuerdo en el presente. No impactará de inmediato, de hecho recién comienza la tarea de convertirlo en algo concreto. Deberá, entre otros obstáculos, sortear la discusión en el Congreso, y durante los próximos años lograr acuerdos de competitividad, reglas, y metas con todos los sectores a los que involucra el comercio entre UE y Mercosur.


El proceso de negociación contiene más de 10.000, e incluye negociación en servicios y muchos otros temas. No es solo un acuerdo económico-comercial, apunta mucho más lejos. Medioambiente, trazabilidad e inocuidad de los alimentos, sanidad, trabajo decente, son cuestiones a mejorar y a estandarizar para poder competir. Y, la tarea recién comienza.

—Puntualmente, ¿qué les informaron respecto de las cuestiones que involucra el acuerdo?
—Nos informaron que en pocos días vamos a tener el texto del acuerdo y que no va a haber letra chica, como se dice en muchas publicaciones. Qué es un acuerdo abierto, que tiene que evaluarse en todas las dimensiones y amplitud y que va a ingresar al parlamento a fin de año, pero que mientras tanto, hay un trabajo previo con más de 45 cámaras sectoriales. Nos piden a las provincias que bajemos al territorio el acuerdo, empresa por empresa.


—¿Qué tareas previas hay que hacer?
—Es un trabajo muy arduo, donde tenemos que poner no solo los impactos económicos, sino también los sistemas sanitarios, de formación de trabajadores, de salud y trazabilidad, los sistemas de certificación. Es una tarea muy fuerte. Lo que tiene que entender la población es que esto puede llevar un debate cercano a los dos años, y que a partir de la aceptación del acuerdo, empieza un proceso que, por ejemplo, para la industria del calzado va a requerir una adaptación de diez años. Con lo cual no deberían sonar las alarmas si la Argentina emprende un proceso de desarrollo fuera de la discusión electoral de corto plazo. Si lo hace con una visión de futuro es una oportunidad.

—¿Qué piensa respecto de las críticas que se hacen desde algunos sectores industriales, sindicales y políticos y sobre el impacto negativo que tendría en la producción nacional por fuera de los productos primarios?
—Si hoy miramos medios internacionales, vemos la preocupación de algunos sectores agrícolas europeos, por la enorme competetividad argentina en esa materia. Nosotros vemos la preocupación de nuestros industriales por la enorme competetividad de los industriales europeos. Con lo cual la tarea es enorme y ayer lo dijimos todas las provincias. Pensamos que darle un marco de competitividad a la industria es prioridad. No solo no hay inversión en ciencia y tecnología suficiente, sino que nuestras pymes no tienen financiamiento adecuado. Una pyme europea tiene financiamiento a una tasa de 2% anual para sus inversiones y nuestras empresas pagan el 70%. Eso lo tenemos que tomar como país. Sin importar el sector político, esto es de sentido común, y quedó muy claro en la reunión.

—No parece en este contexto una tarea sencilla…
—Si no hay una estabilidad de lo macro ni un modelo de desarrollo consensuado por fuera de las contiendas electorales, no habrá acuerdo beneficioso para la Argentina, ni con el Mercosur, ni con la Unión Europea, ni con nadie. Porque nosotros estamos en un nivel de descomposición en temas de articulación desde la política muy grande. Ese es nuestro principal desafío. En esa mesa, nosotros manifestamos nuestro deseo de formar parte de una Argentina que piensa un modelo de desarrollo. Ahora Argentina lo tiene que construir y tiene que caminar. Tenemos la oportunidad de hacerlo, pero no lo estamos haciendo.

—Ahora, en virtud de lo que ha sido la política económica hacia el sector industrial, ¿puede haber un cambio que revierta el presente momento?
—El escepticismo que reina está fundado en la realidad cotidiana. Lo dijimos en la reunión. Vamos a tomar el acuerdo con los 10.000 productos, con todos los servicios, con todo lo que tenga, y nos vamos poner a trabajar con todos los sectores productivos y vamos a continuar en la provincia de Santa Fe con nuestra política de buenas prácticas agropecuarias, con nuestra política de trazabilidad ambiental, con nuestra política ganadera, con todas las industriales junto con los sectores productivos. Queremos sentarnos a trabajar en serio y ese es nuestro compromiso y más en una provincia que va a tener un cambio político de gobierno en los próximos seis meses.

—¿Van a participar a las autoridades electas?
—Nos comprometemos a trabajar con las nuevas autoridades electas para que esto sea una política de Estado. Ese es nuestro compromiso. Si nosotros logramos una mayoría con esta visión, la Argentina puede tener una oportunidad. Si seguimos tirando de la frazada corta en términos electorales y todo consumo de corto plazo y marketing político a la Argentina no la va a salvar ningún acuerdo. Ahora, la reunión de ayer me parece positiva.

—¿En qué sectores impactará positivamente el acuerdo, una vez que se encuentre operativo?
—Vamos a tener abierta la posibilidad de un mercado de 800 millones de ciudadanos que tienen alto nivel de consumo, que valoran los productos por su calidad y no por su precio, entonces nosotros tenemos casos emblema de la provincia de Santa Fe que exportan válvulas para automotores a la Unión Europea. Es un orgullo de la provincia de Santa Fe y se pueden ir ver los niveles de competitividad que tiene esa empresa. A pesar de todas las dificultades del contexto de la Argentina, hay empresas líderes. Hay más de 200 empresas y ya las vamos a contactar a todas que, comercian y venden con la UE. Ese modelo nos va a beneficiar si logramos un acuerdo político amplio y Argentina va a empezar a transitar ese camino. Entonces, vamos a ver beneficiado a todo el sector.

—¿Cómo continuará el trabajo respecto al acuerdo luego de la Cumbre?
—Vamos a ir a trabajar con el sector productivo y con las autoridades electas en la provincia para compartir esta visión y trabajarlo desde la Cámara de Diputados, desde el Senado, desde el gobierno, desde la sociedad civil y nos pidió el ministro Sica que también dialoguemos con los centros de pensamiento de políticas públicas de nuestras provincias. Si logramos un acuerdo en esto y caminamos una visión a diez años de plazo, vamos a cambiar la lógica por la que venimos a los tumbos desde hace años.

—Durante la cumbre habrá 6 presidentes sudamericanos en la ciudad y en la provincia. ¿Qué significa ser sede de un encuentro de estas dimensiones?
—Creo que es un orgullo para todos los santafesinos y evidentemente, el Canciller Faurie debe haber tenido mucho que ver en esta decisión de elegir Santa Fe. Estamos preparándonos, trabajando muy fuerte en el gobierno para dar todo el apoyo a la Cancillería en la organización y vamos a estar presentes.

—¿Cómo va a impactar el acuerdo puertas adentro del Mercosur?
—También este acuerdo, que se empieza a discutir va a servir para fortalecer el Mercosur. Eso no es un dato menor. En el Siglo XXI, una integración inteligente al mundo, tiene que ser por bloques regionales. No puede ir cada país independientemente, porque no tenemos la fortaleza, ni el volúmen necesario, para poder integrarnos con países continente. Porque Brasil lo es, Estados Unidos, China, India, y la Unión Europea, son países continente. Los argentinos no podemos pretender estar aislados y solos y tener un desarrollo inteligente. Así que la oportunidad de fortalecer el Mercosur es otra de las cuestiones positivas que vemos también en este diálogo.

—¿De qué manera va a participar de la Cumbre?
—El martes vamos a tener un encuentro de mujeres. El martes, en la Asociación de Dirigentes de Empresa, así que va a haber reuniones paralelas muy importantes. Creo que las mujeres en el Mercosur tenemos que tener una visión integradora. Creo que estamos muy preparadas para pensar en las futuras generaciones y tenemos que contribuir mucho a que esto se logre, así que lo vamos a trabajar en una jornada. Empoderamiento e igualdad de género. Acción por el medio ambiente y desarrollo sostenible. Esta agenda nos gusta mucho. La va a abrir Amalia Amato, que es la presidenta del Foro del Mercosur, y representantes de distintas instituciones empresarias y que trabajan los temas económicos y nos parece muy importante que haya una mirada de género en los temas económicos con el eje en el desarrollo sustentable.

NOTICIAS DESTACADAS