menu
search
Deportes Juan Manuel Fangio | Fórmula 1 | Ferrari

Juan Manuel Fangio: a 65 años de su proeza en Nurburgring para la Fórmula 1

Un 4 de agosto de 1957, el "Chueco" ganaba en el "Infierno Verde" de Nurburgring, y a bordo de su Maseratti y se consagraba campeón del mundo por quinta vez. A falta de dos carreras para el cierre de la temporada, Fangio dejaba la bandera argentina en lo más alto una vez más.

El 4 de agosto de 1957 no fue una fecha más en el mundo del automovilismo, como así tampoco en nuestro país. Una vez más, como en casi toda la década del 50, la bandera argentina se izó en lo más alto a nivel internacional, de la mano de Juan Manuel Fangio, uno de los mejores deportistas de todos los tiempos.

Fangio, con 46 años, desafió los límites de un auto de carreras de Fórmula 1 de la época, y tuvo su prueba más perfecta en el Infierno Verde de Nurburgring, Alemania. Con una estrategia diferente a la de las Ferrari, el "Chueco" batalló hasta la última vuelta con Mike Hawthorn, y ganó el Gran Premio, obteniendo además su quinto título mundial.

La Fórmula 1 transitaba sus primeros años como tal, y en la octava temporada desde su inicio en 1950 Juan Manuel Fangio selló su nombre y quedó por casi medio siglo como el piloto más ganador de la categoría. Recién en el 2002 ese récord fue igualado por Michael Schumacher, que dos años más tarde terminó consiguiendo siete títulos mundiales.

Embed

Fangio nació un 24 de junio de 1911, en Balcarce, provincia de Buenos Aires. Hijo de un matrimonio de inmigrantes italianos, empezó desde muy chico a relacionarse con el mundo de los autos y la mecánica. Trabajó en concesionarias, donde manejó y reparó vehículos tanto de calle como así también maquinaria agrícola, todo eso con apenas 11 años.

Ya un poco más grande, el "Chueco" empezó a correr en el Turismo Carretera, precisamente en el 38'. En 1947 viajó a Europa con apoyo del Automóvil Club Argentino para probar suerte en los viejos "Grandes Premios" o "Grand Prix", denominación previa a la creación de la Fórmula 1.

Juan-Manuel-Fangio-1.jpg
Alfa Romeo, Maseratti, Mercedes-Benz y Ferrari. En las cuatro escuderías que competió no solo que Fangio ganó grandes premios, sino que también logró títulos mundiales con ellas. Algo único que solo el

Alfa Romeo, Maseratti, Mercedes-Benz y Ferrari. En las cuatro escuderías que competió no solo que Fangio ganó grandes premios, sino que también logró títulos mundiales con ellas. Algo único que solo el "Maestro" de Balcarce pudo lograr.

Entre el 47' y el 49' demostró buenas actuaciones, donde ganó algunas carreras y así captó la mirada del equipo oficial Alfa Romeo, quien lo fichó para la primera temporada oficial de F1 de 1950. Ese año, el argentino peleó palmo a palmo el título con el italiano y compañero de equipo Giuseppe Farina, quien se quedó con el primer campeonato del mundo, dejándolo al "Chueco" a solo 3 puntos de distancia en la tabla.

Con el subcampeonato del 50' bajo el brazo, continuó con Alfa Romeo en 1951 y en su segundo año en la máxima categoría del mundo motor tomó revancha y pudo coronarse campeón. En ese año venció al piloto de Ferrari Roberto Ascari, que terminó segundo a 6 puntos.

fangio-1.jpg
A excepción de 1952, donde no pudo competir por un fuerte accidente, en el resto de las temporadas Fangio siempre peleó el título. Cinco títulos mundiales y dos subcampeonatos es el registro del

A excepción de 1952, donde no pudo competir por un fuerte accidente, en el resto de las temporadas Fangio siempre peleó el título. Cinco títulos mundiales y dos subcampeonatos es el registro del "Chueco" en la máxima categoría del mundo motor.

Un fuerte accidente en el circuito de Monza, Italia, en 1952 lo dejó afuera de las pistas por cuatro meses, perdiendo prácticamente el año entero de competencia. Se llegó a rumorear de un posible retiro de las pistas, pero el "Chueco" retornó en 1953 para obtener otro subcampeonato, detrás de uno de los rivales más duros de la época, el italiano de Ferrari Alberto Ascari.

En 1954 Fangio corrió las dos primeras pruebas puntuables con Maseratti, para después pasarse a la famosa "Flecha Plateada" de Mercedes Benz. Un año donde propinó una verdadera paliza al resto de los competidores, en el que ganó seis de las ocho carreras que otorgaban puntos, aventajando por 30 puntos a su compatriota José Froilán González, que terminó como escolta en el campeonato con Ferrari.

Fangio color.jpg
Para muchos, Fangio fue el mejor corredor de todos los tiempos. Pilotos y grandes campeones que vinieron después lo tomaron como referencia e idolatría.

Para muchos, Fangio fue el mejor corredor de todos los tiempos. Pilotos y grandes campeones que vinieron después lo tomaron como referencia e idolatría.

Al año siguiente la tónica fue la misma, y otra vez lideró de punta a punta coronándose tricampeón mundial. En ese año 1955 el rival de turno fue su compañero de equipo y amigo, el británico Stirling Moss que finalizó segundo a 17 puntos de Fangio, que cosechó 40 unidades.

El desastre de Le Mans, en el que el piloto Pierre Levegh perdió la vida al chocar a más de 200 km/h en el que impactó su auto contra el público, hizo que Mercedes Benz se retire de las competencias en señal de duelo y respeto. No solo Levegh falleció en el accidente, sino también 83 espectadores, dejando a esa carrera de Le Mans 1955 como el peor incidente registrado en la historia del automovilismo.

Sin el equipo alemán, Fangio cambió de escudería, y fue Ferrari quien fichó automáticamente por él para el 56'. La temporada fue muy reñida entre el argentino, su excompañero y amigo Stirling Moss con Maseratti, y el francés Jean Behra, compañero de equipo de Moss.

Embed

La última cita del calendario se corrió en el circuito de Monza, Italia, y el "Chueco", que aventajaba por 8 puntos a sus perseguidores, abandonó por problemas en su Ferrari. El tetra campeonato parecía diluirse hasta que su compañero de equipo, el británico Peter Collins frenó en boxes para darle su auto y así Fangio culmine la prueba y pelee el campeonato del mundo.

En esa época todavía estaba permitido compartir coche y el reglamento dictaminaba que al finalizar la competencia, la cantidad de puntos obtenidos se dividía por los pilotos que condujeron el vehículo. El "Maestro" condujo la Ferrari y obtuvo el segundo lugar, y consiguió así los 3 puntos necesarios para consagrarse nuevamente campeón del mundo.

fangio campeon.jpg
El gran campeón. Juan Manuel Fangio mantuvo por casi 50 años el récord de más títulos ganados en la Fórmula 1.

El gran campeón. Juan Manuel Fangio mantuvo por casi 50 años el récord de más títulos ganados en la Fórmula 1.

En 1957, dejó Ferrari y volvió a Maseratti y una vez más no dejó chance alguna al resto de los pilotos y escuderías. El "Chueco" ganó 4 de las 7 carreras que disputó, salió segundo en dos oportunidades y solamente se retiró una vez.

El 4 de agosto de 1957, Fangio tuvo su carrera perfecta en el circuito más difícil de todos los tiempos: Nordschleife, Nurburgring. A falta de dos competencias para el cierre de la temporada, el "Chueco" desafió los límites de la pista y del propio auto y redobló a las Ferrari de Mike Hawthorn y Peter Collins que lo aventajaban por más de un minuto.

Embed

Recortó segundos vuelta tras vuelta, hasta superarlos en la última +y ganar la competencia. "Jamás había conducido de esa manera, pero también comprendí que jamás volvería a hacerlo" dijo al bajarse de la Maserati 250F. Con 46 años de edad, Fangio logró la mayor hazaña de toda la historia, donde obtuvo su última victoria en la máxima categoría y con ello su quinto y último título mundial.

Sin lugar a dudas, una proeza imposible de repetir, que solamente logró Juan Manuel Fangio y que quedó marcada a fuego para siempre. El piloto argentino por excelencia, que marcó a otras leyendas que llegaron después, entre ellos Jackie Stewart, Alain Prost, Ayrton Senna, Michael Schumacher, entre otros.

En ocho años de participación en Fórmula 1, Fangio corrió 51 grandes premios, en los que obtuvo 24 victorias, 23 vueltas rápidas, consiguió 29 poles positions, se subió 35 veces al podio, cosechó 245 puntos y fue quíntuple campeón mundial. El "Chueco" de Balcarce, para muchos, el mejor piloto de todos los tiempos.

Dejá tu comentario