martes 17 de mayo de 2022
Deportes África |

En la Copa de África, un árbitro terminó un partido dos veces antes de tiempo

En el partido entre Túnez y Mali por la Copa de África, el árbitro zambiano Janny Sikazwe terminó el partido dos veces antes de tiempo. En la segunda oportunidad, uno de los equipos no volvió a la cancha y así finalizó el encuentro.

El partido entre Túnez y Mali de la Copa de África tuvo una insólita actuación del árbitro zambiano Janny Sikazwe, quien marcó el final del partido a los 85 minutos y luego del error lo volvió a terminar a los 89.

El papelón no terminó ahí, ya que el encuentro de la primera fecha del Grupo F se intentó reanudar 40 minutos después para jugar el tiempo restante, pero Túnez se negó a salir del vestuario y finalmente Mali ganó por 1-0.

https://twitter.com/VarskySports/status/1481289955544555520

El primer partido de la jornada de miércoles del campeonato continental quedará en la historia por la pésima actuación del árbitro zambiano Sikazwe, quien es internacional de FIFA desde 2010.

El juez pitó el final del partido a los 85 minutos cuando Mali ganaba por 1-0 desde los 3 minutos de juego del segundo tiempo por el gol de Ibrahima Kone, mediante un tiro penal.

Ante el reclamo del banco de Túnez y la advertencia de sus asistentes, Sikazwe se dio cuenta del error y reanudó el partido.

Sin embargo, cuando el reloj de la transmisión oficial marcaba el minuto 89, el árbitro volvió a dar por finalizado el encuentro.

tunez mali copa africa
El cuerpo técnico de Túnez le reclama al árbitro que finalizó antes de tiempo el partido frente a Mali.

El cuerpo técnico de Túnez le reclama al árbitro que finalizó antes de tiempo el partido frente a Mali.

Además de los segundos que restaban para llegar a los 90 minutos reglamentarios, el árbitro determinó el final del partido sin adición, cuando se habían producido cinco ventanas de cambios, una atención médica y un chequeo de VAR para cobrar el penal que definió el resultado.

Unos cuarenta minutos después del final, el equipo arbitral y los jugadores de Mali volvieron a salir del campo de juego del estadio de Limbé, en Camerún, para jugar los minutos que restaban, pero el plantel de Túnez decidió no volver.

El partido finalmente acabó 1-0 a favor de Mali con un gol de penal de Ibrahima Koné, aunque no se descarta que el combinado tunecino haga un reclamo ante las autoridades del torneo. Las Águilas saludaron a sus fanáticos que aún estaban presente en las gradas, mientras sus rivales se rehusaron a salir del vestuario. Por todo este incidente, el otro encuentro del Grupo F previsto entre Gambia y Mauritania se aplazó 45 minutos.

“Fue un malentendido entre los dos equipos. No nos entendimos demasiado bien. Volvimos al vestuario pensando que se acabó aunque habíamos sentido en el campo un ambiente extraño. Entendí una vez en el vestuario que el árbitro se había equivocado dos veces. Ahora lo están tratando de arreglar, pero es un poco raro. Volvimos porque nos dijeron que volviéramos al campo. Ganamos pero es triste tener eventos asi. La victoria no la robamos pero queríamos una victoria clara”, lamentó Massadio Haidara, jugador de Mali, en diálogo con Canal +.

Temas