domingo 12 de julio de 2020
Deportes | Djokovic | Coronavirus | Adria Tour

El padre de Novak Djokovic culpó al búlgaro Dimitrov por contagios en el "Adria Tour"

Djokovic es uno de los infectados por coronavirus junto a otros tres participantes del Adria Tour, el búlgaro Dimitrov, Troiki y Coric.

El serbio Srdjan Djokovic, padre de Novak, el número uno del tenis mundial, responsabilizó hoy al búlgaro Grigor Dimitrov por haber contagiado de coronavirus a los demás participantes de la exhibición denominada "Adria Tour" organizada por su hijo en los Balcanes, que debió ser cancelada al arrojar ocho casos positivos.

"El hombre (en alusión a Dimitrov) llegó enfermo quién sabe de dónde y así es como ocurrió. Creo que no es correcto que no se haya hecho el test aquí, sino en alguna otra parte", declaró Srdjan Djokovic a la televisión croata RTL, según consignaron las agencias de noticias DPA y EFE.

Djokovic, número uno del planeta, es uno de los infectados por coronavirus junto a otros tres participantes del Adria Tour, el búlgaro Dimitrov, el serbio Viktor Troicki y el croata Borna Coric, entre el grupo de tenistas.

Además, se infectaron Marko Paniki, preparador fìsico de Djokovic, Kristiian Groh, el entrenador de Dimitrov, la esposa de Troicki, Aleksandra, embarazada y con fecha de parto para el mes próximo, y la de "Nole", Jelena Ristic.

"Mi hijo no está bien anímicamente. Dimitrov no sabe dónde se contagió y causó un gran daño a Croacia, a Serbia, a mi familia; debió ser examinado en su país", añadió Srdjan Djokovic en alusión al búlgaro, de quien trascendió llegó desde Montecarlo, donde reside, a Belgrado, con unas líneas de fiebre.

El Adria Tour tuvo su primera etapa en Belgrado (12 al 14 de junio) y la segunda en la ciudad croata de Zadar (20 y 21 de junio), que quedó trunca antes de la final que debían animar Djokovic y el ruso Andrey Rublev debido a que se supo de los primeros contagios.

El polémico torneo de exhibición debía continuar en Banja Luka (3 y 4 de julio) y Sarajevo (5 de julio), ambas ciudades de Bosnia, pero fue lógicamente cancelado, en una decisión que anteriormente había tomado Montenegro, que se adelantó a los acontecimientos e indicó hace 10 días que no albergaría el evento por temor a los contagios.

Djokovic quedó en el centro de la polémica y es blanco de críticas del ambiente del tenis y del deporte en general, debido a que organizó un torneo en el que violó todas las normas de seguridad sanitarias recomendadas para mitigar la propagación del coronavirus.

El serbio, campeón este año del abierto de Australia, organizó las exhibiciones sin atender el protocolo, el público colmó el estadio sin utilizar barbijos ni respetar el distanciamiento social recomendado, los tenistas se abrazaron y cerraron con una fiesta al final del torneo, en la que se mostraron bailando y cantando juntos.

A todo esto, el tenis está suspendido desde marzo pasado y hasta principios de agosto a raíz del coronavirus, y se presume que el Adria Tour podría generar efectos negativos para su reanudación.

Dejá tu comentario