sábado 25 de junio de 2022
Deportes La Liga | Ministerio de Seguridad | Liga Santafesina

Botellazos, agua caliente y un revólver: las razones por las que suspenden la liga santafesina de menores en Santa Fe

Leónidas "Chino" Bonaveri, presidente de la Liga Santafesina de Fútbol, explicó que suspendieron los partidos por el nivel de agresividad que reciben los chicos. "Estamos considerando aplicar el derecho de admisión, jugar a puertas cerradas y hasta suspender canchas cuando hay incidentes", adelantó en una entrevista exclusiva con Luis Mino.

Botellazos y agua caliente arrojada a los árbitros, personas armadas en el campo de juego y enfrentamientos entre los jugadores son solo algunos de los factores que obligaron a la Liga Santafesina de Fútbol a suspender las competencias de las inferiores y menores por tiempo indeterminado. En una entrevista exclusiva con AIRE, el presidente de la Liga, Leonidas "Chino" Bonaveri, explicó que la medida se tomó por los hechos de violencia y el nivel de agresión que sufren los chicos cada fin de semana.

Embed

"La decisión es una de las más tristes que nos toca tomar desde que asumimos con esta Comisión Directiva", sostuvo el dirigente de la Liga Santafesina de fútbol, Leonidas Bonaveri en diálogo con Luis Mino en Ahora Vengo. El jueves a la 14 se llevará a cabo un encuentro en el predio de la Liga para analizar las medidas a tomar.

En la entrevista, Bonaveri resumió los incidentes que hubo este último fin de semana en la liga y que llevaron a suspender siete partidos. "Le tiraron agua caliente a un árbitro, un botellazo a otro, en un partido de quinta un hombre ingresó armado al campo de juego y hubo un gresca generalizada en otro. Además, unos cinco árbitros nos dijeron que no quieren dirigir más y tuvimos que suspender un partido a diez minutos del final por los incidentes con los padres; y eso que ya se había retirado a tres padres para evitar tener que suspender el partido", recordó.

Embed

Bonaveri adelantó que se analiza trabajar en conjunto con el Ministerio de Seguridad de Santa Fe para aplicar el derecho de admisión a las personas que generen conflictos. Otra de las opciones que se baraja es suspender a los clubes cuando hay incidentes. "Los chicos reciben cada fin de semana un nivel de agresividad desde afuera de la cancha, que no es lo que se busca", sostuvo el dirigente.

Leonidas Bonaveri Liga.jpeg
En el estudio de AIRE, Leónidas

En el estudio de AIRE, Leónidas "Chino" Bonaveri, presidente de la liga, contó que durante el último fin de semana le tiraron agua caliente a un árbitro, un botellazo a otro y un hombre mostró un revolver dentro del campo de juego.

Las medidas para frenar la violencia en la liga santafesina de fútbol

Bonaveri adelantó que se conformará una mesa de trabajo con los 54 clubes que integran la Liga y el Ministerio de Seguridad de Santa Fe. "Queremos aplicar el derecho de admisión", reiteró el entrevistado. El presidente de la Liga no descartó que se juegue a puertas cerradas y la aplicación de sanciones a los clubes en los que se registren escenas de violencia. "Esto tiene que cambiar, sino puede haber un hecho más grave", adelantó.

La suspensión de los partidos de la liga también es delicada por la función social que cumplen los clubes de fútbol. Bonaveri recordó que en la división de menores de la liga juegan entre 8.000 y 9.000 chicos, y hay más de 15.000 inscriptos. "Es una lástima que los chicos se queden sin jugar por las actitudes violentas de los mayores, pero no vemos otra manera de cambiarlo. Se llegó a un punto límite y hay que tomar una decisión", insistió el presidente de la liga.

Inferiores Liga Santafesina.jpg
Más de 8.000 chicos juegan los partidos de menores de la Liga Santafesina de Fútbol en Santa Fe.

Más de 8.000 chicos juegan los partidos de menores de la Liga Santafesina de Fútbol en Santa Fe.

El ejemplo del pibe qua paró un partido para que los padres dejen de gritar

Para ejemplificar el clima que se vive en las canchas, Bonaveri recordó lo que pasó en un partido en el Club Pucará. "Uno de los chicos frenó el encuentro para pedir que los padres dejen de gritar y advirtió que iban a dejar de jugar si continuaban gritando. Los chicos nos están dando el ejemplo", destacó Bonaveri.

Todos los fines de semana entre 120 a 130 árbitros dirigen en los partidos de la Liga y son habituales las quejas de los padres y clubes por sus decisiones en la cancha. "Queremos hacer un acuerdo para que los árbitros sean alumnos de ISEF y de la Escuela de Guardavidas y lograr un cambio de paradigma, porque la mayoría quiere hacer carrera a nivel arbitral uy profesionalizarse", aseguró Bonaveri. En el caso de los técnicos, sostuvo que estos también tienen un rol fundamental como formadores y tienen que colaborar en los cambios de conducta que se necesitan tanto dentro como fuera de la cancha.

"Es triste tener que para la pelota, pero es la única forma de que nos sentemos en una mesa todos y tomemos conciencia", concluyó el presidente de la Liga.