miércoles 20 de enero de 2021
Ciencia | Tierra | súper-Tierra | NASA

La Nasa descubrió una "súper-Tierra" mucho más antigua que nuestro planeta, que podría haber albergado vida en el pasado

La revista The Astronomical Journal anunció que la Nasa descubrió un planeta rocoso, muy caliente, que tiene más de diez mil millones de años de existencia. Lo catalogaron como "súper-Tierra" y afirmaron que "hace demasiado calor para albergar vida ahora, pero es posible que lo haya hecho en el pasado".

Investigadores descubrieron una "súper-Tierra" diferente a cualquier otra encontrada hasta la fecha. El planeta, conocido como TOI-561 b, orbita el sistema estelar TOI-561, según un estudio publicado en The Astronomical Journal. Es aproximadamente un 50% más grande que la Tierra , pero tarda la mitad del tiempo en orbitar su estrella dada la proximidad entre las dos.

"El planeta rocoso que orbita TOI-561 es uno de los planetas rocosos más antiguos hasta ahora descubierto", dijo la autora principal del estudio, Lauren Weiss, en un comunicado. "Su existencia muestra que el Universo ha estado formando planetas rocosos casi desde sus inicios hace 14 mil millones de años".

Dada su proximidad a TOI-561, descubierto por el Satélite de Reconocimiento de Exoplanetas en Tránsito (TESS) de la NASA, tiene una temperatura superficial promedio estimada de más de 2.000 grados Kelvin. Hace demasiado calor para albergar vida ahora, pero es posible que lo haya hecho en el pasado.

También sorprendió a los investigadores, que creen que tiene una densidad similar a la de la Tierra, a pesar de tener miles de millones de años más.

Tierra.jpg
Nuestra Tierra es aproximadamente 50% más pequeña que TOI-561 b.

Nuestra Tierra es aproximadamente 50% más pequeña que TOI-561 b.

"Esto es sorprendente porque uno esperaría que la densidad fuera mayor", dijo el astrofísico planetario de UC Riverside y coautor del estudio, Stephen Kane, en una declaración separada. "Esto es consistente con la noción de que el planeta es extremadamente antiguo".

Leer más: Las ondas gravitacionales pasan todo el tiempo por la Tierra, estirando el espacio tiempo

TOI-561, que tiene al menos otros dos planetas orbitando alrededor, es parte de un grupo de estrellas conocido como el "disco galáctico grueso", que son químicamente diferentes pero no tienen elementos pesados, como hierro o magnesio, explicaron los investigadores.

"La información sobre el interior de un planeta nos da una idea de si la superficie del planeta es habitable para la vida tal como la conocemos", explicó Kane.

A medida que los investigadores descubren más exoplanetas, continúan aprendiendo más sobre su masa y radio y si podría ser habitable.

"La información sobre el interior de un planeta nos da una idea de si la superficie del planeta es habitable para la vida tal como la conocemos", explicó Kane. "Aunque es poco probable que este planeta en particular esté habitado hoy en día, puede ser un presagio de muchos mundos rocosos aún por descubrir alrededor de las estrellas más antiguas de nuestra galaxia".

Otras "súper-Tierra" recientemente halladas

En mayo pasado, se descubrió en el espacio profundo una "súper-Tierra" descrita como "una en un millón" porque tiene un tamaño y una órbita similar a la Tierra. En junio, un equipo de astrónomos alemanes descubrió dos súper-Tierras a solo 11 años luz de distancia de la Tierra.

Leer más: Lo que casi nadie sabe sobre la primera huella que el hombre dejó en la Luna

exoplanetas 01.jpg
La Nasa halló hasta el momento más de 4.500 exoplanetas, es decir, planetas que giran en torno a otra estrella que no es el Sol.

La Nasa halló hasta el momento más de 4.500 exoplanetas, es decir, planetas que giran en torno a otra estrella que no es el Sol.

Un estudio publicado en octubre identificó 24 planetas potencialmente "superhabitables" que pueden tener condiciones más adecuadas para albergar vida.

Por separado, en octubre, los científicos descubrieron dos planetas, incluida una "súper-Tierra", que orbitaban una enana roja a 120 años luz de la Tierra.

La NASA descubrió más de 4.500 exoplanetas en total, aproximadamente 50 de los cuales se creía que eran potencialmente habitables en septiembre de 2018. Tienen el tamaño y la órbita adecuados de su estrella para soportar el agua superficial y, al menos en teoría, para soporte de vida.