Los increíbles detalles que reveló un especialista en el estudio del Sol y su comportamiento en la Tierra

especialista en sol

Cada eclipse solar total es una oportunidad para los científicos de avanzar en el estudio de nuestra estrella para conocerla más y prevenir una incidencia en el planeta que perturbe la vida diaria. Además, conocer el Sol nos da pistas de la formación del universo y el futuro de la humanidad. El doctor en Ciencias Físicas Alberto Vásquez, especialista en física solar y física de plasmas explica el interés del estudio solar y por qué la Luna es capaz de eclipsar a nuestra estrella más importante.


Por Astrid Galetti

Un eclipse total de Sol como el ocurrido este martes en Argentina permitió a científicos de todo el mundo avanzar en el estudio de este gigante gaseoso que permite el paso de los días luminosos en la Tierra. La protagonista fue la corona solar, que irradia vientos solares que llegan a nuestro planeta y pueden modificar por completo el funcionamiento de la vida moderna.

¿Por qué esperar a un eclipse total de Sol? ¿Por qué la Luna, 400 veces más pequeña que el Sol, puede ayudar a que esto suceda?

Leer más ►Jaime García: los eclipses de Sol y Luna son los más comunes, pero se pueden descubrir muchos más a simple vista desde la Tierra

“La órbita de la Luna en torno a la Tierra no es circular, es elíptica” comenzó explicando el físico. Y aclaró: “Esto quiere decir que por momentos la Luna está más cerca y por momentos está más lejos de la Tierra. De la misma manera, la órbita de la Tierra en torno al Sol no es circular sino que es elíptica. Son elipses poco excéntricas, es decir que son casi circulares así que la distancia no varía mucho sino lo suficiente para cambiar el tamaño aparente de la Luna y del Sol vistos desde la Tierra”.

 

Eclipse solar en Bella Vista, departamento Iglesia, San Juan.

Entonces, ¿cómo es que queda eclipsado el Sol completamente?. “Una coincidencia increíble es que el Sol es unas 400 veces más grande que la Luna pero está 400 veces más lejos, entonces por eso angularmente en nuestro cielo los dos astros lucen aproximadamente el mismo tamaño” dijo en su exposición durante las Primeras Jornadas Internacionales de Promoción de la Cultura Científica en la capital de San Juan.

Leer más ►Mirá las postales que dejó el eclipse total de sol en San Juan

El científico, que trabaja en el Instituto de Astronomía y Física del Espacio en el Conicet, explicó que tras el ocultamiento por completo del Sol por la Luna lo que puede verse es la corona solar. “Sabemos que la corona solar está a millones de grados y que tenemos un viento solar que surge del Sol a velocidades muy altas. Intentar explicar esto tiene que ver con los campos magnéticos solares, sin embargo, son dos problemas abiertos de la astrofísica actual. Es por esto que estudiamos la atmósfera solar” dijo.

Y siguió: “El interés práctico de estudiar todo esto es que el viento solar, todo el material que hay en la corona solar, termina impactando en los planetas, en particular en la Tierra en la magnetósfera terrestre y afecta la tecnología humana, la satelital y también en la tecnología eléctrica”.

Vásquez explicó que el Sol está conformado por plasma ardiente. “El Sol es una esfera gaseosa de plasma no sólida que gira a distintas velocidades. El material que conforma al Sol es plasma, son partículas cargadas y las partículas cargadas al rotar están conformando corrientes eléctricas. Eso genera un enorme campo magnético”. Además, “sobre la superficie solar ocurren explosiones” contó. Y detalló: “Se trata de tormentas solares, algunas de ellas pueden ocurrir en dirección a la Tierra. Todo ese material se inyecta en la magnetósfera terrestre y provoca auroras. Durante tormentas solares extremas podemos tener GPS’s completamente desorientados, vuelos traspolares suspendidos o desviados porque pueden tener exposición a una radiación muy fuerte”.

La magnetósfera terrestre que mencionó el especialista es la que protege a nuestro planeta de la llegada infernal de los rayos solares. “Se genera por el movimiento del núcleo cargado de la tierra y es lo que nos protege. Así, las partículas cargadas que vienen del Sol no pueden atravesar el campo terrestre. Estas son las razones prácticas por las que estudiamos la atmósfera solar” remarcó el científico.

Leer más ►Eclipse: la crónica del día en el que el Sol y la Luna danzaron hasta alinearse en una postal única

Para conocer con precisión el comportamiento de nuestra estrella se han puesto en órbita muchos satélites que la monitorean permanentemente. “El viento solar ha sido medido con muchísima precisión en particular por una nave llamada Ulises que es una de las pocas naves que salió por fuera del plano de la eclíptica y voló en forma perpendicular a la eclíptica y fue midiendo la velocidad del viento solar” explicó Vásquez. “Hoy en día sabemos que el viento solar sale de una manera muy rápida de las zonas llamadas agujeros coronales y surge de manera bastante más lenta. Sabemos que se acelera a una velocidad extraordinaria, de 400 a 800 kilómetros por segundo“, detalló.

Así se vio el eclipse en Venado Tuerto, sur de la provincia de Santa Fe. Foto: Twitter

El Sol tiene un diámetro de 1 millón y medio de kilómetros y se encuentra a 150 millones de kilómetros de la Tierra, en otras palabras, entre la Tierra y el Sol entran 100 Soles. “Todas las misiones espaciales al Sol están prácticamente del Sol a la misma distancia que la Tierra, lo hemos estudiado desde la misma distancia que la Tierra” informó Vásquez y agregó: “Soho y Stereo son las misiones que más han revolucionado nuestro estudio sobre el Sol. SDO es una misión que está dando vueltas hace unos diez años mirando al Sol desde la cercanía de la Tierra. Es la única estrella que podemos estudiar con tanto nivel de detalle, a nivel espacial, temporal y espectral” contó.

Sin embargo, el 12 de agosto del 2018, la sonda espacial Parker fue lanzada al espacio para acercarse como ninguna otra en la historia a nuestra estrella. “La sonda solar Parker va a llegar a cuatro Soles del Sol, extremadamente cerca. Lo va a hacer ayudada por la órbita del planeta Venus, que tiene una órbita muy elíptica y se acerca mucho al Sol. En cada perihelio, es decir, en cada acercamiento al Sol, es progresivamente más cercano” contó el físico.

Será un extraordinario avance en el estudio de esta estrella que tanta influencia tiene en cada amanecer de la Tierra de forma ininterrumpida. Por allá, cerca del Sol o a 100 Soles de distancia, seguirán combinándose las investigaciones de la estrella completa con el ingenio de los humanos para explorarla con detalle y contemplar su belleza.

NOTICIAS DESTACADAS